OPINIÓN
La Comisión Europea anuncia que establecerá “medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena de suministro de alimentos para ayudar a los agricultores a fortalecer su posición en el mercado y ayudar a protegerlos de futuras crisis” , y hace recomendaciones sobre como se puede mejorar la cadena de suministro de alimentos.

En la UE se dice que hay la intención de resolver prácticas desleales en la cadena de suministro de alimentos. En el comercio hortofrutícola continuamente aparecen desajustes en los precios. En la campaña de hortalizas tempranas de Almería 2017-18 la principal característica según el Informe Cajamar, “fué el deterioro de los precios ”

En la UE conviene resolver las prácticas desleales en la cadena de suministro de alimentos

En los últimos 15 años la tendencia de precios percibidos por los productores por kilo de hortaliza no crece, sino que disminuye, dice Cajamar.

Al comenzar este año el diario El País informaba de la “amarga campaña de la naranja española”. Durante el último mes del año citricultores valencianos dejaban una gran parte de la producción en los árboles o por los suelos, y en ACTUAL FruVeg había motivos para preguntarse dónde promover el consumo de cítricos ¿en España o China?

¿Qué falta y qué sobra en las organizaciones de productores hortofrutícolas españoles? David del Pino en el blog que lleva su nombre, opina sobre ventas a pérdidas y productos de reclamo en las tiendas organizadas, se pregunta ¿cómo es posible que la legislación europea ampare este tipo de prácticas que perjudican a los productores?

Promover el consumo de cítricos en España o en China

En el comercio hortofrutícola aún sobran intermediarios. En la cadena de suministro hortofrutícola para llegar al consumidor hay gente que no saben nada de los alimentos que venden y además tienen desconocimiento sobre los mismos, por ello no saben venderlos mejor. En el comercio actual de frutas y verduras ¿qué más sobra? Dinero. En las organizaciones de productores y en la “gran distribución organizada de alimentos sobra el dinero. Es fácil conseguir financiación, el dinero es barato. En la historia económica moderna nunca el dinero para invertir en negocios tuvo costes tan bajos como ahora. En el comercio alimentario, en la categoría de frutas y hortalizas de las tiendas están en un círculo de confort muy favorable.

¿Qué falta entre las organizaciones de productores en la cadena minorista minorista hortofrutícola europea para liderar una diversificación en formatos de comercio de las frutas y hortalizas? ¿Aparecerán innovadores modelos de negocio para integrar las relaciones -culturales, comerciales, de marca, conocimiento, …- entre los productores hortofrutícolas y consumidores.

Claudio Galmarini, un investigador del INTA en Mendoza, Argentina cree que habrá que “diferenciar entre las hortalizas para fomentar su consumo”. Puede que también sea oportuno ampliar las oportunidades de consumo. El gasto anual de los españoles de alimentación en establecimientos HoReCa es aproximadamente la mitad de las compras de alimentos para el hogar. La tendencia es que el gasto en Hostelería y la compra de comodidad y de los alimentos “listos para comer” crezca de forma sostenida en toda Europa.

Las organizaciones de productores y otras nuevas agrupaciones de empresas ¿encontrarán modelos de negocios, formatos comerciales y financieros para innovar en un comercio europeo de alimentos que quiere más vegetal y menos carne? ¿La hortofruticultura mediterránea está conformada con el actual estado del arte del guión comercial de la “gran distribución alimentaria europea-GDO”? ¿Habrá nuevos planes de negocios en la distribución minorista de alimentos hortofrutícolas y en los foodservice europeos? Las escuelas de negocios de las regiones mediterráneas ¿tienen propuestas para influir en un mercado interno -cercano- de 600 millones de consumidores?

Los españoles tenemos una dieta de más de 90 kilos de fruta y cerca de 60 kilos por persona y año de verduras. Este consumo tiene aún márgenes de crecimiento y éstos son aún mucho mayores para la mayor parte de consumidores de los demás países europeos.

En la mayor parte de los estudios de opinión europeos sobre aspectos alimentarios la gente dice preferir una alimentación con más vegetales y menos carne; ¿hacen realmente este tipo de alimentación? En el conjunto de los socios europeos en la UE, 22 países no alcanzan los 400 gramas por persona y día de ingesta de frutas y verduras, es un mercado de quinientos millones de personas.

Informaciones relacionadas

Las frutas y hortalizas siguen siendo los alimentos que más se consumen en los hogares

Ha llegado la tendencia de más vegetal y va a quedarse

Aumentar las raciones vegetales en los restaurantes es una tendencia