Rate this post
Horchata de chufa. Imagen del Día de la Horchata en València

 

OCASIONAL.  El verano es el momento por excelencia de los momentos de disfrutar al aire libre, muchas veces en una terraza. Consumer Eroski aconseja sobre “qué pedir -y cuánto- beber, e ideas para picotear sano fuera de casa con los niños”. Carlos Casabona realiza las sugerencias que figuran más abajo.

Desde Valencia agregamos la horchata de chufas, y recordamos una bebida que ahora no es fashion pero podría volver a serlo, ya que su base, los frutos secos, sí lo son: la horchata de almendras.

La industria de las bebidas es quien más azúcar consume. Y esto se nota también en las bebidas de verano. Pero, hay esperanzas! Las horchaterías principales en Valencia ya ofrecen la opción sin azúcar; Starbucks aún no tiene la opción Frappuccino® de chocolate sin azúcar, pero en su carta figura al menos el light (imaginamos en relación a las abundantes grasas de los normales).

Volviendo a las propuestas del artículo de Carlos Casabona, algunas de las sugerencias son las siguientes:
– Un agua mineral presentada en un vaso atractivo con una hojita de menta y una rodajita de limón, con una pajita de color a juego.

– Un zumo de tomate o un gazpacho bien fresquito. Muchas familias se asombran cuando se dan cuenta de que son bebidas muy bien aceptadas por los niños, y mucho más saludables que las típicas bebidas azucaradas de lata.

– Una sopa fría, como un ajoblanco, típico de Andalucía, con agua, almendra, ajo, aceite de oliva y pan, que puede acompañarse con trocitos de uva o melón. En la misma línea está el salmorejo, una crema de tomate con pan, aceite de oliva y ajo.

– Una bebida vegetal de soja, avena o almendra que no lleve azúcar añadido (o que no supere la cantidad de 3-4 g de azúcar/100 ml).

Un batido de leche, de bebida vegetal o de yogur con fruta triturada, de tal manera que no perdamos la fibra ni otros componentes valiosos de la fruta que están en las partes sólidas.

– Otra opción (menos aconsejable, ya que ni masticamos ni tenemos fibra ni fitonutrientes) es pedir zumo, jugo o licuados de fruta bien fríos.

No hay leche, tiene prtoteínas y poco azúcar. Es un vaso de Ripple. AQUÍ la historia

– Sorbetes y granizados que no contengan azúcar o, si lo aportan, que sea en poca cantidad.

Hay “gadgets” utilísimos para que en las cafeterías se hagan ellos mismos sus originales recetas de batidos, o granizados

Fruta cortada (se debe conservar la cadena de frío y el manipulador debe tener el correspondiente carné). En verano, la reina es la sandía y el rey es el melón, además de tener alternativas clásicas como el melocotón, las ciruelas, los albaricoques y las cerezas. ¿Por qué no pedir en una terraza o en un chiringuito un bol de fruta bien atractiva?

Rompamos con costumbres insanas muy arraigadas y aprovechemos el momento para refrescarnos de verdad con alimentos saludables.

El artículo completo de Consumer Nature es: Qué pedir en una terraza de verano sin pecar nutricionalmente

Informaciones relacionadas

El zumo y la naranja, la información al consumidor

Son dulces y no tienen azúcares añadidos

Ahora sí, hay indicadores que permiten decir que en fruta cortada y lista para consumir, crece la venta