Rate this post

A disfrutar de la fruta sin remordimiento

La fruta no engorda. En frutas y verduras; por su volumen, sacian antes de llegar a consumir demasiado

“A día de hoy, a toda la población (o eso esperamos) le ha llegado el mensaje de que el consumo de productos ricos en azúcares añadidos es el responsable de muchos problemas de salud que afectan desde la infancia, provocando que los niños sufran enfermedades de adultos, como la diabetes. Por todos es sabido que las cifras de sobrepeso y obesidad entre la población infantil son alarmantes, y visto lo visto, poco se hace por remediarlo.”

La industria alimentaria actual es capaz de producir alimentos con mucho encanto que suscitan emociones entre los consumidores

La entrada de la web Gastronomía & Cía a la que pertenece este párrafo llama la atención sobre la necesidad de reducir el consumo de azúcar y muchos productos procesados que no aportan nutrientes de calidad y si compuestos, que pueden ser muy ricos pero no son buenos al menos para el bienestar a largo plazo.

“La industria alimentaria se ha preocupado de producir productos alimenticios muy sabrosos y muy golosos con sus aditivos, alterando la sensibilidad de las papilas gustativas y provocando cierta dependencia hacia los productos con mucho sabor en el paladar.” Pero esto no lo sabe toda la población y el bloguista indica que la industria alimentaria debería informar mejor; puede ser difícil pensar que una industria llegue a informar desfavorablemente de su propio producto y sea obligación de la legislación el llevar a ello, un territorio en el que hay mucho camino por recorrer.

Se menciona al dietista-nutricionista Aitor Sánchez que explica que muchas veces los productos etiquetados como ‘sin azúcar’ o ‘light’ no son la solución. Unas galletas que se ponen como ejemplo que se promocionan como ‘sin azúcar’, siguen siendo un producto insano porque está fabricados con harinas refinadas, grasas de baja calidad, edulcorantes que afectan a la microbiota intestinal, etc.

Se incluye una clasificación de fuentes de hidratos de carbono:
A priorizar: las frutas, las verduras, las legumbres, las hortalizas y los tubérculos.
A evitar: dulces, la bollería, el azúcar de mesa, los refrescos, los zumos y otras bebidas azucaradas.
¿Porqué se incluyen en la categoría de los evitables los zumos, también los naturales? Porque en un vaso de zumo estamos tomando una cantidad de azúcares superior a lo que tomaríamos si comiésemos la fruta, … y sin la fibra. Pensemos en un zumo de naranja, que seguramente lleva más de una naranja.

Infografía de DKV Salud

En suma, si queremos disfrutar de algo dulce, comámos una o varias frutas. Sin remordimiento. La fruta no engorda y para que esto ocurriera, habría que consumir unas cantidades por las que sentiríamos rechazo. Es una de las ventajas de frutas y hortalizas; por su volumen, sacian antes de llegar a consumir demasiado.

Fuente principalAlgunas ideas para empezar a reducir el consumo de azúcares añadidos

Informaciones relacionadas

Obesidad infantil y juvenil, ¿la publicidad en la alimentación es engañosa?

El bienestar de niños y mayores

Discusión sobre si o no estos alimentos engordan