El 27,6%de los niños están por encima de su peso ideal

 

PUBLICACIÓN
La obesidad infantil es una epidemia mundial. En los últimos 20 años, la prevalencia de la obesidad en los niños ha aumentadobruscamente en los países desarrollados. En el primer informe de FAROS “Losproblemas de salud infantil. Tendencias en los países desarrollados” se constataba que aunque la mayoría de niños tienen un peso normal, el 18,6% de los niños  tienen sobrepeso y el 8,9% padecen obesidad. Estos datos reflejan que “el 27,6%de los niños están por encima de su peso ideal”, se cuenta en un antiguo informe “la obesidad Infantil: una epidemia mundial” de Arian Tarba, publicado en Academia.

El informe afirmaba además que en Europa hay más de 15 millones de niños y adolescentes obesos, suponiendo uno de los retos más importantes a combatir para el presente siglo.

En comparación con el resto de países de Europa, España se sitúa en una posición intermedia en el porcentaje de adultos obesos. Sin embargo, en lo que se refiere a la población infantil, nuestro país presenta una de las cifras más altas, siguiendo así con la tendencia de otros países con problemas históricos de obesidad y sobrepeso como Estados Unidos y el Reino Unido.

La tendencia alarmante de los niños españoles hacia el sobrepeso durante las dos últimas décadas han hecho que se asocie la obesidad como una “obesidad epidémica”, fenómeno que ha llegado a conocerse como “globesidad”.

obesidad infantil

Las frutas y hortalizas conviene verlas en las raciones de alimentación habituales y menos en la pastelería, dónde representan, color, frescor, … y una falsa imagen de comida saludable

La situación actual de los hábitos de alimentación
La obesidad como una enfermedad crónica, compleja y multifactorial, suele iniciarse en la infancia y la adolescencia y tiene su origen en una interacción genética y ambiental

En general lo más importante es la parte ambiental o conductual, que se establece por un desequilibrio entre los hábitos alimentarios y el gasto energético. Como consecuencia de la malnutrición aparece la excesiva acumulaciónde grasa corporal y se manifiesta por un exceso de peso y volumen corporal

La predisposición que conlleva la obesidad a padecer otras enfermedades, la obesidad implica una serie de síntomas fisiológicos entre los que destacan la dificultad para respirar, el ahogo, las interferencias en el sueño, la somnolencia, los problemas ortopédicos, los trastornos cutáneos, la transpiración excesiva, la hinchazón de los pies y los tobillos y los trastornos menstruales en las mujeres.

A todos estos trastornos físicos hay que sumarles los problemas psicológicos provocados por la discriminación social y las dificultades para relacionarse con los demás que sufre una persona cuya figura desborda los limites de la silueta saludable.

En la infancia sobretodo, el efecto de ser obeso puede convertirse en un gran problema para el niño debido a la baja autoestima, los bajos resultados en el colegio, la introversión, a menudo seguida de rechazo social, etc

La obesidad infantil es un problema grave

En el caso de los españoles, el año 2000, el estudio en Kid (norma de la fundación española Faustino Orbegozo) desvelaba que un 26,3% de los niños y niñas entre 2 y 24 años sufría un exceso de peso (prevalencia de obesidad del 13,9% y del 12,4% para el sobrepeso). Según el mismo estudio, hay más riesgo de padecer sobrepeso y obesidad en las áreas rurales que en las urbanas y también el problema es más frecuente entre la población que tiene un menor nivel socioeconómico y educativo.

Según otro estudio, el llamado Thao, 1 de cada 5 niños españoles sufre exceso de peso y sus conclusiones por sexos indican que las niñas presentan una mayor pre valencia(21,68%) que los niños (19,3%), tanto de obesidad como en sobrepeso.

De todos estos estudios se desprenden datos poco alentadores y muy preocupantes, señala Arian Tarba en su publicación y constata que la prevalencia de la obesidad está llegando a cifras alarmantes entre la población infantil y su tendencia creciente durante las dos últimas décadas han hecho que se asocie la obesidad como una “obesidad epidémica”.

En el artículo también destacan que los porcentajes de sobrepeso y obesidad crecen a medida que la edad aumenta. Esta situación conlleva que el sistema de salud pública tenga que dar cobertura a una población con exceso de peso y con un alto riesgo de padecer un mayor número de enfermedades crónicas, con todos los costes que esto supone

Alertas a la malnutrición infantil

¿Qué favorece el sobrepeso?
El Programa PERSEO
, (Programa piloto escolar de referencia para la salud y el ejercicio contra la obesidad) – impulsado por los Ministerios de Sanidad y Consumo y de Educación, Política Social y Deporte junto con las Consejerías de Sanidad y Educación de 6 Comunidades Autónomas tuvo el objetivo de promover hábitos de vida saludable entre los alumnos con una implicación por parte de los familiares.

Obesidad infantil y juvenil, ¿la publicidad en la alimentación es engañosa?

Actividad física y hábitos alimentarios. ¿Cómo actuar frente a la obesidad?
Para frenar la epidemia de obesidad infantil es necesario un compromiso político sostenido y la colaboración de muchas partes interesadas

Los gobiernos, las asociaciones internacionales, la sociedad civil, las ONGs y el sector privado tienen un papel fundamental en la creación de entornos saludables y de condiciones de asequibilidad y accesibilidad de opciones dietéticas más saludables para niños y adolescentes.  Hay que crear un mensaje y unos compromisos adecuados respecto la importancia de seguir una conducta saludable en base al fomento de dietas saludables y actividad física regular. En este sentido hay noticias para la esperanza, una agencia gubernamental española para el consumo, dirigida por Alberto Garzón ya reclama comer menos carne y realizar más de 150 minutos de ejercicio físico a la semana.

Más vegetales y menos carne reconoce AESAN

Reflexiones
Se estima que hay unos 155 millones de niños en edad escolar con exceso de peso. En algunas partes de Europa, sobre todo las del sur, existen prevalencias de sobrepeso que superan el 35%, incluso más que en países históricamente con problemas de obesidad infantil como Estados Unidos.

Debido a los cambios demográficos, culturales y sociales, muchas familias cada vez dedican menos esfuerzo y menos tiempo a fomentar una cultura de alimentación sana a sus hijos, con lo cual estos no reciben ninguna educación al respecto y como consecuencia su dieta se basa en alimentos ricos en grasas

Prevenir la obesidad infantil requiere compromisos del legislador

Para combatir la obesidad infantil, la OMS aboga por la prevención antes que la curación. Por ello, en su Estrategia Mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud para combatir la obesidad infantil propone una serie de recomendaciones, descritas en 5 puntos:

– Aumentar el consumo de frutas, hortalizas, legumbres, cereales integrales y frutos secos. Beber suficiente agua. El agua es lo mejor para nuestro cuerpo
– Reducir la ingesta total de grasas y sustituir las saturadas por las instauradas
– Reducir la ingesta de azúcares
– Mantener la actividad física: un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física de intensidad moderada o vigorosa que sea adecuada para la fase de desarrollo y conste de actividades diversas
– Para los niños hasta los 10 años de edad se recomienda que duerman 10 horas

El texto completo está AQUÍ, e incluye una bien documentada «bibliografía» recogida por Aran Tarbal.
Academia es una Biblioteca de acceso abierto

Informaciones relacionadas

Cuidarse mejor de la obesidad infantil

Comer saludable, moverse más y dormir bien