En el estado de alarma creado por el coronavirus los supermercados venden más, se crean disfuncionalidades en la logística y en el comercio de fresas hay algo de caos. Harán falta muchos trabajadores para la fruta de primavera – verano

 
La imagen es de Rob Maxwell en Unsplash

CRÓNICA
El diálogo alimentación y sociedad realizado por productores y comerciantes no mejora ni durante el estado de alarma provocado por el Covid 19. A pesar de grandes muestras de solidaridad de la sociedad con la industria agroalimentaria española el conflicto no mejora en relación al binomio entre los precios percibidos por el productor y lo que pagan los clientes en las tiendas de alimentación.

Alcampo incorpora servicios de compra por WhatsApp. Mayoristas de MercaBarna utilizan una APP desarrollada por T-Systems para llevar alimentos a colectivos necesitados. En el comercio de flores y plantas, las pérdidas son muy grandes, del 50% según Fepex, y mucho mayores según los 2 mercados de flores en Cataluña, el de Mercabarna y el Mercat de Flors y Plantes de Vilassar de Mar. Los floricultores se ven obligados a tirar al basurero las flores y las plantas en macetas para los jardines..

El site FoodRetail cree que el impacto del estado de alarma por el coronavirus en la alimentación es moderado. Según un informe del observatorio DBK en la GDO, gran distribución organizada, han percibido un aumento de la demanda en alimentos y un récord de visitas a los canales on line con grandes aumentos de ventas en los artículos de consumo habitual.

En la tienda

Los supermercados y las tiendas de proximidad -en este cuatrimestre- han aumentado sus ventas un 30%. En las 2 últimas semanas de marzo y las dos primeras de abril las ventas on line crecieron un 84% con respecto al año anterior, según un informe del MAPA

En general el consumo de frutas y verduras durante el primer cuatrimestre del coronavirus ha aumentado en ambos tipos de alimentos por encima del 23%. El aceite de oliva, también, un 25%. Según la COAG, Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos y la UPA, Unión de Pequeños agricultores la subida de la demanda no mejora los ingresos de los productores, incluso con precios inferiores a costes, es el caso del aceite de oliva; con costes de producción de 2,70 euros por kilo de aceite, según el Consejo Oleícola Internacional.

«Los supermercados y tiendas de proximidad aumentan las ventas de alimentos y en las tiendas de la periferia casi no hay clientes»

 

En los supermercados crecen también las ventas de alimentos que tradicionalmente se consumen en la hostelería, los snacks y frutos secos; y aún con los españoles “confinados” en nuestras casas nos sigo gustando el picoteo -se venden más caprichos, según la consultora Kantar-  y aumenta la demanda de “alimentos” preparados«; seguramente no debe ser verdad aquello de los españoles pasando más tiempo en la cocina. Los “nuevos cocineros” prefieren alimentos porcionados, lavados y cortados, y casi listos para …

En el super aumenta la compra de cervezas, snacks, harinas y demás ingredientes para hacer postres. Las compras de levadura han crecido un 200 por ciento, las de harina un 130 y las palomitas o chocolates un 50 por ciento cada uno. En otro tipo de tiendas, los aparatos para hacer gimnasia en casa se están agotando.

Nicolás de Lope, uno de los ejecutivos de ALDI en Alemania, cree que el estado de alarma del Covid 19 no tiene impacto sobre la disponibilidad de alimentos. Por toda Europa casi no hay consumo por fuera del hogar; por consecuencia crece la demanda en todos los tipos de alimentos habituales en la dieta familiar. Hay aumentos de costes en los procesos de logística quiere destacar este directivo de Aldi en declaraciones de prensa.

En los huertos del Mediterráneo en España informar que la pandemia generada por la COVID-19 ha encarecido la producción agraria entre un 25 y un 30 por ciento, por el aumento del absentismo, la bajada de la productividad horaria, el incremento de los costes de transporte y las inversiones en seguridad laboral, según fuentes de Proexport, Murcia

En los huertos de fresas y el empleo

Según los sindicatos agrarios en el sector de la agricultura el paro ha crecido en más de 6.000 personas mientras en regiones como Huelva, Murcia, Almería, Valencia, Aragón y Lleida creen que hay una demanda de 150.000 trabajadores temporales para recolectar fresas, hortalizas y la fruta de primavera verano, señala el diario Público. Las organizaciones de agricultores coinciden, “falta mano de obra en la horticultura”. Ha habido problemas en la fresa de Huelva y puede haberlos en la recolección del espárrago o la fruta de hueso. Algunos periódicos de la capital española se preocupan sobre la actitud de los parados y los urbanitas se preguntan si ¿la cereza de este año se quedará en el árbol? El ministro de agricultura francés, Didier Guillaume, reclama un “gran ejército” para las cosechas de fruta en Francia.

Según El Pais, la agricultura es el único sector que gana empleados durante el estado de alarma de la pandemia Covid 19. España -en Abril,  Mayo- ya ha perdido casi un millón de ocupados y en la hostelería los empresarios y autónomos están muy inquietos. El sector agrícola registra nuevas contrataciones según los datos de la Seguridad Social.

En Italia son optimistas para sus ventas de fresas en primavera. La fruta tiene mucha calidad y dulzor; por otro lado en las plantaciones para recolección a principios de primavera recogen 400 gramos por planta. En marzo había una oferta masiva de empleo en Huelva. Se apunta que esta pudiera ser una de las causas de cierta escasez de la reina de los berries en las fruterías en marzo y ahora en abril. ¿Hubo abandono de plantaciones? ¿El aumento de la demanda en las frutería de otros países provocó falta de disponibilidad en las españolas?

En Huelva, para los productores de fruta temprana de fresas, son estos meses -marzo y abril- cuando la fruta se encuentra en su momento de mayor calidad y maduración. En abril en Francia, las fresas españolas desaparecen de las fruterías para sustituirlas por la fruta y variedades de sus productores locales. Interfresa cree que ha habido disrupción en los protocolos de transporte, incluso para el traslado de empleados a los fincas. Por otro lado, la medidas restrictivas impuestas en el Reino Unido y Alemania para frenar la pandemia Covid 19 han creado disfunciones en la demanda.

¿En las fresas desde la preocupación por la mano de obra -actualmente hay un empleo de 80.000 personas- se ha pasado a un desplome de la demanda? En esta situación ¿porqué ha habido en abril falta de disponibilidad en las secciones de frutería de los supermercados españoles? Porque la cadena de distribución se ha roto, los responsables de frescos en las tiendas reducen sus pedidos por excesos de conservadurismo, y, la excepcionalidad de la situación durante la pandemia del coranavirus crea desconcierto sobre los hábitos de compra de los clientes.

Horticultura Local

En la hortofruticultura situada en los perímetros de grandes concentraciones urbanas como València o Barcelona hay interés en la llamada “horticultura local”, el kilómetro cero, o, los productores – distribuidores de alimentos BIO en distancias menores a los 200 kilómetros. Estos productores durante este estado de alarma creada peor el coronavirus temen las estrictas medidas de seguridad, tienen problemas en sus repartos y otras dificultades por las clausuras e impedimentos a los mercados locales.

En Galicia los mercados al aire libre se han cerrado, mientras en Baleares están permitidos. Según, la COAG, en InfoLibre, alrededor de 25.000 agricultores o ganaderos recurren a este tipo de mercados semanales de manera directa o indirecta.

Mientras en las tiendas de la GDO las ventas se han incremenrado considerablemente no está ocurriendo lo mismo en el “canal tradicional” resalta Franco Llobera en un artículo en El País. Las iniciativas agroecológicas, por ejemplo, pueden pasarlo mal y se ven abocadas a ofrecer sus servicios “a domicilio”. ¿Será esta una oportunidad para el inicio de una uberización organizada para la horticultura local? En las cadenas de supermercados on line hay grandes retrasos para hacer las entregas a los clientes en sus casas.

Se avecina otra crisis económica

En la crisis económica que se avecina post al estado de alarma del Covid 19 por toda Europa, ¿cómo miran los consumidores al futuro? Hay incertidumbres, a veces sorpresas, el aceite de oliva logra lo imposible, dicen en la UPA, sube el consumo durante el estado de alarma Covid 19  y bajan los precios en origen.

El Aecoc Shopperview ha realizado un barómetro sobre consumo y expone impactos negativos de los consumidores. Ahora el consumidor busca precio y ofertas, dice Rosario Pedrosa de estrategia comercial en Aecoc, y para más de la mitad en la tienda siguen interesados en la compra de proximidad.

Las 3/4 partes de los clientes antes de acudir a las tiendas hacen una lista de la compra, y, la utilizan; quizás empiezan a ir con menor asiduidad al super. Una tercera parte de los españoles dicen en las encuestas de consumo, que volverán al tupper y gastarán menos en hostelería. Las compras on line durante el confinamiento han aumentado, un 20%, y este canal de ventas, aún pequeño entre un 2-3% del gasto en productos de gran consumo, se mantendrá.

Ventas on line

Parece que son muchos a los que el confinamiento por el estado de alarma frente al Covid 19 les ha impulsado a hacer compras on line. Ya se verá si todos vulven a la tienda para todos los productos de gran consumo.

Los vendedores, es igual en toda la omnicanalidad, quieren abaratar costes, en el on line principalmente en la entrega y piden flexibilidad. ¿Cambiarán los hábitos? El incremento del consumo on line actual, ¿es tan solo una necesidad puntual?

Informaciones relacionadas