La almendra es uno de los frutos más versátiles. Puede tomarse de diferentes maneras en gran cantidad de dulces, la podemos tomar como aperitivo, frita o salada; además de formar parte del acompañamiento de variedad de platos. Por eso queremos detenernos en sus beneficios y en diversas maneras de consumirla.

Para empezar, hay que destacar que contiene fibra, proteínas, potasio, fósforo, calcio, magnesio y hierro, y vitaminas como el ácido fólico. También posee esteroles vegetales instaurados que favorecen el metabolismo del colesterol. En suma, nutrientes que podemos encontrar en cualquier época, dado que podemos comprar almendra de origen español o americano durante todo el año.

Una de las variantes más llamativas de la almendra es su presencia en postres tan clásicos como el arroz con leche, en esta ocasión, arroz con leche almendras. Receta para la cual solo hace falta 1,5 litros de leche de almendra, 200 gramos de arroz, 200 gramos de azúcar moreno, 1 rama de canela grande, cáscara de 1 limón y canela en polvo.

Leche de almendra

Es otra de las aplicaciones de almendra que más de moda está. La razón, sus múltiples beneficios para la salud. Entre otros, “ayuda a perder peso, reduce el colesterol malo, mantiene los huesos fuertes, mantiene la piel brillante, no contiene lactosa y es apta para celíacos”. Por tanto, se trata de una bebida que puede ser consumida por celíacos, veganos y gente con intolerancia a la lactosa.

Pero aún hay más motivos para optar por la leche de almendra, puesto que “es nutritiva, baja en calorías, mejora la condición cardiovascular, ideal para personas con intolerancia a la lactosa, ayuda a mejorar problemas gastrointestinales, cuida la piel, el pelo y las uñas.

Más allá de los postres, también la podemos encontrar en platos como pollo y almendras salteadas con fideos, pasta con verduras, pesto y almendras tostadas, ensaladas de pollo con almendras tostadas, etcétera.

Elijamos la opción que elijamos, podemos obtener almendras de calidad como las de Almendrina, cuyo lema se podría resumir en “cuanto más natural, mejor”. Esta empresa ofrece una amplia gama de productos a base de almendra, avellana y demás frutos secos. Su andadura empezó en 1935 y desde entonces su objetivo ha sido la salud de las personas, “por eso nos esforzamos en conseguir la mejor materia prima disponible en el mercado y aplicamos un control de calidad y control estricto en todos nuestros procesos (ISO 9001). Todo esto, sumado a una altísima concentración de materia prima, con el consiguiente elevado nivel nutricional, aseguran un nivel de calidad sin igual”.

Almendrina tuvo como principal artífice a Josep Vallverdú. En 1932, patentó la primera crema de almendras “Almendrina” -como poderoso alimento sustitutivo de la leche animal y remedio digestivo- y, en 1935, empezó su comercialización. Y fue en 1942 cuando Josep Ramón Vallverdú, hijo se hizo cargo de la dirección de la empresa y, en 1952 lanzó la crema de almendras con el nombre comercial Almendrina.

 

Fuente, www.almendrina.com