El melocotón en verano es una excelente elección si buscamos combatir el calor con alimentos refrescantes como las frutas de hueso 

 

CONSUMO
Con la primavera, aparece la gran diversidad de las frutas del verano, en unas semanas degustaremos el melocotón. En las tiendas -en mayo- aparecerán los melocotones más tempranos. Todos hemos experimentado muchas veces la sensación de quedar saciados tras comer una pieza de fruta. Su frescura y sabor nos sacian y por eso comer fruta es una de las mejores opciones de consumo durante todo el año, pero sobre todo en verano, cuando buscamos combatir el calor con alimentos refrescantes, entre ellos, las frutas de hueso.

Un claro ejemplo serían los melocotones, que al igual que las ciruelas, paraguayos, albaricoques, ciruelas y nectarinas, ofrecen muchas posibilidades de consumo. En el caso del melocotón, dos melocotones cada día copan la mitad de la cantidad de vitamina C que nuestro organismo necesita al día.

Pero además, esta fruta de origen oriental es diurética y recomendable en personas con hipertensión arterial, ya que contiene hierro, magnesio, fósforo y potasio. También contiene fibra, lo que ayuda a que los niveles de colesterol no aumenten. Hay que tener en cuenta que el melocotón es una fruta baja en grasas -casi el 90% es agua-, por lo que se trata de un alimento que contribuye a seguir una dieta equilibrada.

Como curiosidad, el melocotón es muy bueno para la salud ocular, dado que la luteína y los carotenos que posee dificultan la aparición de cataratas en los ojos.

Entre las numerosas formas en que podemos tomar melocotones encontramos el melocotón en almíbar, un clásico de los postres de invierno, pero apetecible todo el año. Desde la cooperativa Alimer proponen una receta especial para preparar melocotón en almíbar sin grandes dosis de azúcar. Para ello, tan solo se requiere 1kg de melocotones en buen estado de maduración, 1 rama de canela, 500 ml de agua, 1 limón exprimido y 100 g de miel.

Pueden seguir todos los pasos de esta receta de «melocotón en almíbar», pinchando AQUÍ, el website de la cooperativa de Alimer

Otras maneras de consumir melocotones de manera fácil y saludable serían tomarlo en forma de zumo, melocotón con vino o a modo de mermelada. Esta última opción es muy apetecible a la hora del desayuno, en tostadas que ayudan a encarar la jornada con energía, ya que esta primera comida es la más importante del día.

Elijamos la manera que elijamos para consumir esta fruta de hueso, lo cierto es que sus propiedades saludables, anteriormente citadas, resultan de gran interés para mantener una alimentación saludable.

Informaciones relacionadas