Rate this post
Lago Constanza

INFORMACIÓN. En una charla de Magda Carlas señala que con los años se tiene menos sensación de sed, «aún así, las personas mayores deben hidratarse y tomar mucha agua o líquidos a través de la la fruta, caldos, gazpacho…». Esta charla tuvo lugar en el EspacioCaixa en Murcia y sobre la misma hay una extensa información en ABC Familia.

Magda Carlas, doctora del departamento de Nutrición de la Clínica Eugin de Barcelona, explica sobre la pérdida de apetito que “cada edad tiene sus peculiaridades a la hora de comer”; no se alimenta igual una persona a los 16 o 40 años que una de 70.

En la misma jornada, Consuelo Costa, cocinera en la Peña Huertana «Las Viñas» en la región de Murcia, defendió durante la jornada que sobre todo las personas mayores deben preocuparse por preparar sus platos con comida fresca y natural para propiciar esta mayor absorción de nutrientes tan necesarios en la última etapa de la vida.

Para Joaquín Maestre, ingeniero agrónomo y ex presidente de la Asamblea de Regiones Europeas Hortofrutícolas, no se debe procurar  identificar que la comida natural es buena y la procesada mala. «si una persona pudiera cocinar diariamente sería lo mejor, no hay duda, pero en ocasiones los mayores o no saben o no pueden hacerlo y recurren a la comida preparada de manera industrial, sino totalmente de manera parcial».
Es decir, que lo perfecto según Maestre «es ingerir una hortaliza que se ha recogido de la huerta dos horas antes, pero si no es así y hay un proceso de transporte, almacenamiento, puesta en venta… y se consume a los tres días, su nivel vitamínico es más bajo que una hortaliza recolectada e inmediatamente congelada».

Sobrepeso en los niños
La obesidad infantil, según la OMS, es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. El problema es mundial y está afectando progresivamente a muchos países de bajos y medianos ingresos, sobre todo en el medio urbano. La prevalencia ha aumentado a un ritmo alarmante. Se calcula que en 2010 había 42 millones de niños con sobrepeso en todo el mundo, de los que cerca de 35 millones viven en países en desarrollo.

Sobrepeso en la infancia … obesidad en adultos

Los niños obesos y con sobrepeso tienden a seguir siendo obesos en la edad adulta y tienen más probabilidades de padecer a edades más tempranas enfermedades no transmisibles como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. El sobrepeso, la obesidad y las enfermedades conexas son en gran medida prevenibles. Por consiguiente hay que dar una gran prioridad a la prevención de la obesidad infantil.

Para ser eficaces contra la epidemia de obesidad infantil mejor tener en cuenta:

  • aumentar el consumo de frutas y hortalizas, legumbres, cereales integrales y frutos secos;
  • reducir la ingesta total de grasas y sustituir las saturadas por las insaturadas;
    disminuir los azúcares, especialmente en las bebidas y bollería, y
  • mantener la actividad física: un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física de intensidad moderada o vigorosa que sea adecuada para la fase de desarrollo y conste de actividades diversas. Para controlar el peso puede ser necesaria una mayor actividad física y beber mucha agua, en vez de bebidas azucaradas