El gran potencial nutracéutico de las manzanas avala el dicho “an apple a day keeps the doctor away”, que asevera los efectos de estas vistosas y apetitosas frutas sobre la salud

Beatriz Riverón,
Bioquímico farmacéutica

 

INFORMACIÓN
La manzana es la pseudofruta pomácea del manzano (Malus domestica familia Rosaceae). Se origina en Asia occidental, donde todavía se encuentra su ancestro salvaje Malus sieversii. Las manzanas se han cultivado durante miles de años en Asia y Europa, y los colonos europeos las llevaron a América del Norte. Las manzanas han estado presentes en la mitología y religiones de muchas culturas, incluidas las tradiciones nórdica, griega y cristiana. En 2010, se decodificó el genoma de la fruta, lo que condujo a una nueva comprensión del control de enfermedades y su reproducción selectiva.

Existen más de 7500 variedades de manzanas conocidas, lo que da como resultado una gran variedad de características deseadas.

Imagen: El infinito universo de las manzanas. ElMundo.es/VidaSana

Hasta el siglo XX, los agricultores almacenaban las manzanas en recintos total o parcialmente subterráneos durante el invierno para su propio uso o para la comercialización. Las mejoras en el transporte de las frutas frescas por tren y carretera han eliminado la necesidad de almacenamiento. En el siglo XXI, ya se utilizaron instalaciones de «atmósfera controlada» que se basan en mantener un cierto tenor de humedad, bajo contenido de oxígeno y niveles controlados de dióxido de carbono para conservar las frutas frescas durante casi todo el año.

Propiedades nutricionales y funcionales de las manzanas

El dicho “una manzana al día mantiene alejado al médico”, asevera los efectos sobre la salud de la fruta.

Para un mejor aprovechamiento de tus vitaminas, lo ideal es consumirlas natural con cáscara, ya que ella contiene la mayoría de tus vitaminas y minerales.

– El consumo regular de manzanas es excelente para mantener el nivel de colesterol en niveles aceptables. Este efecto se debe al alto contenido de pectina (fibra soluble) que se encuentra en la cáscara. También ayuda en el proceso de adelgazamiento, ya que la pectina dificulta la absorción de grasas y de glucosa.

– El alto contenido de potasio contenido en la pulpa colabora en la liberación del exceso de sodio, así como el exceso de agua retenido en el cuerpo. La acción conjunta de la riqueza en potasio y en pectina, evita el depósito de grasa en la pared arterial, previniendo la arteriosclerosis. Por todas estas razones, mejora la circulación sanguínea, reduciendo así el trabajo cardíaco y prolongando la vida del corazón.

– Es un muy buen laxante ya que ayuda a eliminar las heces. Durante su digestión, se absorbe agua que posteriormente se libera, haciendo con que las heces se hidraten y no causen problemas de estreñimiento.

– Las manzanas contienen las vitaminas: B1 (tiamina), B2 (riboflavina) y B3 (niacina), substancias que participan actuando principalmente sobre el mecanismo de respiración celular y proporcionando energía para el metabolismo (ATP), además de minerales como fósforo y hierro. En comparación con muchas otras frutas y verduras, las manzanas no contienen cantidades relativamente abundantes de vitamina C.

– Son ricas en quercetina, un flavonoide que posee propiedades farmacológicas como antiinflamatorio, anticancerígeno (ya que actúa sobre el sistema inmunológico), antiviral, influye en la inhibición deformación de cataratas en diabéticos, y mejora la visión, además de ayudar a tratar la ceguera nocturna puesto que los flavonoides reducen el impacto de los radicales libres sobre los ojos.

Estructura química de la quercitina

La quercetina es un importante antioxidante actuando como cardioprotector, lo que reduce el riesgo de muerte por enfermedad coronaria y disminuye la incidencia de infarto de miocardio. Es uno de los compuestos que ayudan a reducir la muerte celular provocada por la oxidación e inflamación de las neuronas protegiendo el sistema nervioso.
Estructura química de la quercetina

– Las manzanas tienen propiedades antihistamínicas (antialérgico). La histamina es una amina vasodilatadora involucrada en procesos bioquímicos de las respuestas inmunes, como la fuga de plasma que provoca la aparición de edemas, enrojecimiento, picazón, entre otros. Es producto de la descarboxilación de histidina, un aminoácido presente en mayores cantidades en mastocitos y basófilos (células blancas de la sangre).

La histamina es uno de los principales mediadores químicos implicados en la respuesta inflamatoria anafiláctica y la respuesta alérgica. Al estar preformado y almacenado en mastocitos, se libera tras la estimulación, como en el caso de hipersensibilidad inmediata y reacciones alérgicas debidas a la interacción del antígeno con el anticuerpo en la superficie de los mastocitos. Sustancias presentes en las manzanas como la queratina y vitaminas, bloquean la actividad de la histamina en el organismo.

Estructura química del ácido málico

– Su contenido en ácido málico (un ácido carboxílico) proporciona resistencia muscular después del ejercicio ya que combate la fatiga, la debilidad, reduce el dolor y proporciona más energía al organismo. La fibromialgia se caracteriza por mialgia (dolor muscular) y una combinación de diferentes otros síntomas que incluyen fatiga, insomnio, rigidez matutina, depresión y una reducción en el funcionamiento diario.

Su etiología no está clara, pero se ha sugerido que la deficiencia de ciertos minerales como el magnesio y el ácido málico pueden desempeñar un papel en la fisiopatología los síntomas. Este ácido también fortalece la inmunidad.

Otros compuestos polifenólicos presentes en las manzanas, también con propiedades antioxidantes son la epicatequina y procianidina, beneficiosas en algunas enfermedades como diabetes mellitus tipo 1 (se cree que los polifenoles presentes en las frutas previenen el daño a los tejidos de las células beta pancreáticas productoras de insulina), enfermedades cardíacas, infecciones virales, inflamación, enfermedades degenerativas e incluso cáncer y envejecimiento.

La investigación ha revelado que las manzanas pueden reducir el riesgo de cáncer de colon, cáncer de próstata y cáncer de pulmón.

Alivia los problemas estomacales. Las fibras de la manzana forman un gel que actúa directamente sobre la protección de la mucosa gástrica. De esta forma, alivia el malestar característico de la gastritis, que es una inflamación de la mucosa del estómago.

Y debido a que es una fuente de calcio, magnesio y potasio, el consumo de la fruta alivia los síntomas del reflujo ácido, un problema que ocurre cuando el ácido del estómago sube al esófago. Una manzana después de una comida o antes de acostarse neutraliza los ácidos, creando un ambiente alcalino en el estómago.

– Por otro lado, la pectina presente en las manzanas, actúa como prebiótico. Esto significa que nutre bacterias beneficiosas que habitan el intestino. El intestino es conocido por la ciencia como el «segundo cerebro» del cuerpo humano porque está involucrado en prácticamente todas las funciones del organismo.

Tener una microbiota intestinal saludable, puede incluso prevenir problemas de salud mental como la depresión, así como se cree que este hecho podría conducir a nuevas estrategias que elimine el riesgo de Alzheimer y Parkinson, además de controlar la obesidad.

Previene las caries ya que comer manzanas ayuda a limpiar los dientes y las encías. La fibra limpia los dientes; además, estimulan la secreción de la saliva (cuyo pH es alcalino), reduciendo la capacidad de las bacterias desarrollarse en la boca, lo que mantiene la salud bucal.

– La cáscara seca se utiliza como infusión desintoxicante y como diurético.

Observaciones

– Las semillas de manzana no deben de ingerirse pues son ligeramente venenosas debido a su contenido de una pequeña cantidad de amigdalina. Por lo general, no es lo suficientemente fuerte como para representar un peligro para los humanos, pero puede matar aves.

– El dióxido de azufre a menudo se agrega a las manzanas para preservar la humedad y el color; puede causar alergias en personas susceptibles.

Fuentes
pt.Wikipedia.org
Uol.com.br/vivabem
Ecycle.com.br
ConquisteSuaVida.com.br

Wolfe , K.; Wu, X.; Liu, R. H. (2003).
Antioxidant activity of apple peels.
J Agric Food Chem, 51(3):609-14.

Gerhauser , C. (2008).
Cancer chemopreventive potential of apples, apple juice, and apple componentes.
Planta Med, 74(13):1608-24.

Vieira , F. G. K.;, Borges, G. S. C.; Copetti, C.; Gonzaga, L. V.; Nunes, E. da C.; Fett, R. (2009).
Activity and contents of polyphenolic antioxidants in the whole fruit, flesh and peel of three apple cultivars.
Arch Latinoam Nutr, 59(1):101-6.

Zupan , A.; Mikulic-Petkovsek , M.; Stampar, F.; Veberic, R. (2016)
Sugar and phenol content in apple with or without watercore.
J Sci Food Agric, 96(8):2845-50.

Waldbauer , K.; McKinnon , R.; Kopp , B. (2017).
Apple Pomace as Potential Source of Natural Active Compounds.
Planta Med, 83(12-13):994-1010.

Yarahmadi , A.; Sarabi , M. M.; Sayahi , A.; Zal, F. (2021).
Protective effects of quercetin against hyperglycemia-induced oxidative stress in hepatic HepG2 cell line.
Avicenna J Phytomed, 11(3):269-280.

Ferreira, I.; Ortigoza , A.; Moore, P. (2019).
Magnesium and malic acid supplement for fibromyalgia.
Medwave, 19(4):e7633.

Imagen principal: El mundo, El infinito universo de las manzanas. ElMundo.es/VidaSana

Informaciones relacionadas

Las News de la Bioquímica farmaceútica Beatriz Riverón

La INTERPOMA en la Feria de Bolzano del 17 al 19 de noviembre de 2022

AQUÍ en la Biblioteca de Horticultura

La Interpoma Connects 2020 y la comunicación creativa sobre manzanas