Rate this post

El mango es una fruta tropical que, en España, se cultiva en Canarias, y en la Península, en la costa mediterránea andaluza, en las provincias de Málaga y Granada. En la “isla” tropical que es la zona de Vélez Málaga y la Axarquía coexiste con el aguacate (el principal cultivo; le sigue el mango), papaya, chirimoya, … y más especies que estudia la Estación Experimental de La Mayora, donde se prueban nuevos cultivos que seguramente veremos en los mercados próximamente. De mango existen unas 4000 hectáreas.

Existen muchos tipos de mangos que varían tanto en color como en sabor, forma e incluso en el tamaño de la semilla, aunque en el comercio internacional predominan unos pocos. En la web de Frutas Montosa explican 20 variedades, muchas de las cuales son casi desconocidas en el mercado europeo. Hay mangos verdes, rojos, amarillos o naranjas pero todos tienen en común que la parte carnosa de la fruta tiene un característico tono dorado. Gracias a su sabor dulce y cremoso, este fruto tropical es una de las frutas más consumidas en el mundo.

¿Qué virtudes tiene este delicioso fruto que ya se ha vuelto habitual en las fruterías?
Sarah Romero, en el artículo que publica en Muy interesante, menciona que contiene más de 20 vitaminas y minerales.

Los minerales principales son: Hierro, Calcio, Potasio, Yodo, Zinc, Magnesio, Sodio. Las vitaminas, vitamina A, Vitamina B1, Vitamina B2, Vitamina B3,Vitamina B5, Vitamina B6, Vitamina B9, Vitamina C,Vitamina E, Vitamina K, y Fósforo.

Es antioxidante y anticancerígeno. Se trata de un fruto rico en ácidos como el málico y mirístico. Estos ácidos, junto con las vitaminas A y C ayudan al organismo a luchar contra los radicales libres. Sus propiedades anticancerígenas se atribuyen a estas vitaminas y a los flavonoides como la quercitina.

Tiene acción beneficiosa en la piel, la vista, el cabello, las mucosas, los huesos y el sistema inmunológico. También por su contenido en vitamina C ayuda en la absorción de hierro, la formación de glóbulos rojos, colágeno, dientes y huesos.

Ambas vitaminas tienen propiedades antioxidantes. Asimismo, el mango tiene propiedades digestivas porque su alto contenido de magnesio y fibra resultan en un efecto saciante beneficioso para personas con sobrepeso y diabetes.

Es beneficioso también para personas que toman diuréticos que les hacen perder potasio y padecen bulimia, ya que el mango es muy rico en este mineral.

Entre los beneficios sobre aspectos concretos que menciona Sarah Romero en su artículo se encuentran los siguientes:
Degeneración macular asociada a la edad: El antioxidante Zeaxantina que se encuentra en el mango, filtra los rayos de luz azul dañina, y se cree que desempeña un papel protector en la salud de los ojos. Diversos estudios han demostrado que una mayor ingesta de todas las frutas en general, 3 o más porciones al día, disminuye el riesgo de la degeneración macular asociada a la edad.

Prevención del asma: Los riesgos para el desarrollo de asma son más bajos en las personas que consumen una gran cantidad de ciertos nutrientes. Uno de estos nutrientes es el beta-caroteno, que se encuentra en el mango, la papaya, los albaricoques, o el brócoli.

Cáncer: Las dietas ricas en beta-caroteno también puede desempeñar un papel protector contra el cáncer de próstata, según un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard (EEUU) y se ha demostrado que tiene una relación inversa con el desarrollo de cáncer de colon.

Salud ósea: Un bajo consumo de vitamina K ha sido asociado con un mayor riesgo de fractura ósea. Por tanto, el consumo adecuado de vitamina K, presente también en el mango, es importante para mejorar la absorción de calcio esencial para nuestros huesos.

Diabetes: Diversos estudios han demostrado que las personas con diabetes tipo 1 que siguen una dieta alta en fibra tienen niveles de glucosa más bajos, y las personas con diabetes tipo 2 mejoran sus niveles de azúcar en la sangre, los lípidos y los niveles de insulina.

Digestión: Debido a su contenido en fibra y agua, el mango ayuda a prevenir el estreñimiento y a promover la regularidad.

Enfermedades del corazón: La fibra, el potasio y el contenido de vitaminas que contienen los mangos, ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares. Muchos estudios han demostrado que un aumento en la ingesta de potasio y una disminución del sodio son la combinación perfecta para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el corazón.

Piel y pelo: Los mangos también son grandes aliados para el cabello, ya que contienen vitamina A, un nutriente necesario para la producción del sebo que mantiene el cabello hidratado. La vitamina A también es necesaria para el crecimiento de todos los tejidos corporales, incluyendo la piel y el cabello.

Para disfrutarlo al máximo
El diario dominicano El Día recomienda unas gotas de limón para acentuar el sabor del mango freso. En el mercado español se encuentran deliciosas salsas de mango con las que se pueden personalizar ensaladas y platos preparados.

Fuentes
Los beneficios del mango para la salud
Arranca la cosecha del mango, la fruta exótica que lleva el nombre de Málaga por Europa, en el diario SUR; setiembre 2017
El mango: Sus propiedades nutritivas y los beneficios para la salud, por El Día, octubre 2018
La Mayora: investigando los tropicales del futuro, por Juan Alberto Gómez, en el agromagazine, setiembre 2018

Informaciones relacionadas

En Montosa, aguacates y mango de calidad, todo el año

El mango y los componentes bioactivos