5 (100%) 1 vote

El limón está completamente integrado en la gastronomía y le caracteriza su sabor ácido y el alto contenido en vitamina C. Es ampliamente utilizado en la cocina porque acompaña bien al pescado y al marisco y es fundamental para algunas salsas, zumos, sorbetes, granizados… La piel se utiliza para aromatizar postres y cócteles por su alto contenido en aceites esenciales.

Los cítricos previenen enfermedades crónicas. El limón, la naranja, la mandarina, el pomelo o la lima son los cítricos más consumidos en España. La piel de estos frutos contienen aceites esenciales y ácido cítrico en la pulpa. Además, sus compuestos bioactivos son favorables para el organismo, y así lo expone la responsable de Salud y Nutrición de Nestlé, Laura González:

“Es importante destacar que la fibra del limón está concentrada principalmente en la parte blanca bajo la cáscara, donde también se concentran otras sustancias con potenciales beneficios para la salud, tales como los limonoides, flavonoides, piperidina, etc. Actualmente, estas sustancias se están investigando para la prevención y el tratamiento de enfermedades crónicas”

Existen muchas variedades de limón con piel, pulpa y sabor diferente. El Citrus × limon más consumido en España es el de mayor tamaño, piel gruesa, aromático y con pocas semillas. Bien que el consumidor compra mayormente fruta con un aspecto impecable, las pequeñas manchas marrones, presentes a veces en la cáscara, no afectan a su sabor ni a sus propiedades nutricionales. Este cítrico se conserva muy bien a temperatura ambiente, mientras este no sea excesivamente seco. En frío puede llegar a conservarse hasta un mes.

Los nutricionistas desmienten que tomar agua con limón en ayunas depura el organismo

Los cítricos tienen muy pocas calorías, son ricos en vitamina C y antioxidantes. Beber agua con limón en ayunas hidrata pero no adelgaza ni desintoxica nuestro organismo. Según la Drª González, “el consumo excesivo de zumos de frutas y licuados pueden potenciar el consumo de azúcares libres e incrementar el riesgo de obesidad. Además, los néctares y otras bebidas de fruta que no contienen 100% frutas, contengan o no azúcares añadidos, no entran en las recomendaciones de la asociación 5 al día“.

Masticar los alimentos hace que los nutrientes se absorban lentamente, entre ellos los azúcares, y quita el hambre. Si consumimos frutas u hortalizas en zumo, se debería consumir como máximo un vaso de 150 ml al día.

La naranja y la mandarina

España, después de China, el el mayor consumidor de estos cítricos. La temporada de la naranja de zumo es de noviembre a septiembre y la de mesa de junio a octubre. Por otra parte, la temporada de la mandarina abarca de septiembre a mayo. Estos cítricos naranjas son ricos en vitamina C, fibra y compuestos bioactivos como terpenos, carotenos y flavoides.

Según la nutricionista Laura González “se ha demostrado in vitro y mediante ensayos con animales que pueden tener propiedades preventivas en enfermedades crónicas, aunque son necesarios más estudios en humanos para establecer una relación causa-efecto.”

Fuente: Laura Martínez Tébar

Los azúcares en la fruta, una proporción moderada y acompañados de vitaminas, minerales y fibra