5 (100%) 1 vote[s]

La fruta es cada vez más escasa en el creciente mercado mundial, dice un informe del Rabobank

Holanda es un país distribuidor de fruta en Europa, no un productor. Más del 90% de sus importaciones de frutas van a parar a países vecinos de la UE. Los holandeses son buenos productores de peras Conference. Es evidente que plátanos, cítricos, los frutos rojos, frutas de hueso, las uvas, los melones, los mangos y los aguacates no se cultivan en Holanda.

¿Algunos distribuidores de fruta holandeses muestran preocupación para continuar con su liderazgo en el comercio europeo mayorista de frutas? El consumo mundial de frutas, según el Rabobank crecerá un 4% anual durante los próximos 45 años y los países productores prefieren enviar sus camiones y contenedores directamente al país consumidor.

Kenia tiene productores hortofrutícolas con infraestructuras de poscosecha modernas y a 4 millones de consumidores con ingresos parecidos a los europeos

Los grandes comerciantes hortofrutícolas holandeses están evaluando la necesidad de garantizar a sus partners proveedores y productores -de países lejanos- asegurarles un precio mínimo; incluso co-inversiones para determinar los tipos de cultivos y también co-financiar los equipamientos de almacenes de poscosecha. Informaciones recogidas en la última FruitLogística de entidades financieras internacionales, algunas muy vinculadas a un banco mundial para el desarrollo, explicaban las estrategias financiera para sus clientes en facilitarles las inversiones en producciones hortofrutícolas en Africa.

Actualmente la distribución hortofrutícola holandesa además de sus factores de eficiencia en el puerto de Rotterdam y en otros, la red logística y el conocimiento -también la cercanía- de grandes mercados, asegura a sus proveedores la fortaleza financiera de su marca país.

Según una información de la web holandesa Fresh Plaza el mercado mundial de fruta fresca tiene tres motores principales de crecimiento, los países emergentes, los grandes mercados, la UE y Estados Unidos, y por supuesto, China.

Los mercados emergentes como “consumidores de fruta” podrían ser Vietnam, Tailandia, Corea del Sur, India y los Emiratos Árabes Unidos. El cambio en estos países es que la demanda, a medida en que crece su consumo, transforma sus preferencia hacia frutas “diferentes”, más dulces, sabores y formas de fruto diversos, exóticos, fáciles de vender, llevar y consumir.

Los grupos bananeros, como Dole o Eurobanan, operan en muchos países como marcas globales

Desde 2010, el comercio de fruta fresca en todo el mundo ha crecido un 6% anualmente. Este crecimiento está siendo acelerado para mercados emergentes como Vietnam y Tailandia.

A China los italianos van a vender kiwis, los españoles quieren colocar -además de vino, aceite de oliva y jamón- nectarinas y melocotones, por ejemplo, y, Chile vende cerezas con 40 días de viaje. En los países asiáticos, las importaciones de frutas y nueces frescas han aumentado de 2,1 mil millones de dólares a 5,9 mil millones de dólares desde 2010, esto significa cuotas de crecimiento de compras de frutas del 18% anual . El mercado Chino de frutas tiene grandes mejoras en logística.

Hay tendencias de consumo en China parecidas a mercados como el de la UE y los EE.UU. En comercio electrónico, China está por delante de los mercados occidentales. Según la empresa retail de investigación, IGD, el mercado en línea para compras diarias en China crecerá de 7 mil millones de dólares en 2015 a 178 mil millones de dólares en 2020. En Alemania, se espera que este mismo mercado crezca de 3 mil millones a 6 mil millones de dólares.

El comercio mundial de frutas es una competición entre países para la exportación. ¿Competirán también para que los ciudadanos de éstos sean grandes consumidores?

El año pasado, dice Fresh Plaza, Chile superó a Tailandia como el proveedor de frutas extranjeras más importante en el mercado chino. La sólida posición de Chile se debe a la contraestación de las plantaciones de sus frutales y a su amplia gama de fruta popular de buena calidad, y, por supuesto tienen una excelente poscosecha en los almacenes de los productores. Los chilenos venden a China fruta de hueso, uvas, aguacates, kiwis y arándanos. Otros países exportadores que están avanzando en el mercado chino son Nueva Zelanda, Australia y Perú.

En la UE y Estados Unidos continuará creciendo el consumo de fruta con más valor

El mercado norteamericano es exigente en calidad
El mercado de EStados Unidos y Canadá aumentará aún más en valor porque crece la demanda de fruta cara. Por ejemplo, exóticos, frutas cortadas, nuevas variedades de uva, berries y frutas ecológicas.

Más de la mitad del volumen total de frutas y nueces frescas importadas en norteamérica proviene de México, Chile y ahora de Perú, aguacates, arándanos y uvas. Otros países de origen importantes son los grandes proveedores de banana como Ecuador y Costa Rica.

En la UE la demanda total de fruta es estable y crecen los aguacates, berries y nueces.
En la UE el comercio entre países o regiones productoras y consumidoras es plural. España e Italia son los grandes jugadores, ambos son países productores de frutas y verduras con poblaciones de grandes consumidores; para las regiones frutícolas españolas e italianas vender a sus vecinos es fácil.

Crecen los consumos por persona y año de aguacate, sandía, plátano, piña y kiwi. Los derivados lácteos y la bollería crecen más que el resto de frutas.

Italia y España podrían convertirse próximamente en un eficaz corredor verde europeo en el Mediterráno, para el conocimiento, desarrollo y comercio hortofrutícola para un gran número de alimentos de la llamada dieta mediterránea. La UE debería ser muy importante para desarrollar dietas, hábitos, logísticas y negocios  alimentarios modernos y sustentables en todas las riberas mediterráneas y en países cercanos del norte de África. ¿Hay un reto euromediterráneo?

Los 10 países mediterráneos que componen el diálogo 5+5 tienen entre ellos un comercio superior a 90.000 millones de euros. En el arco mediterráneo habría que estudiar las cadenas de valor hortícolas.

Los precios son demasiado bajos, decían los productores de fruta de hueso en Lleida en su feria de Sant Miquel, 2017, y los productores quieren arrancar melocotoneros y nectarinas que plantaron hace menos de diez años. Mientras tanto, el Rabobank, en un informe, dice que la fruta escasea para sus importadores estrella del comercio hortofrutícola europeo.

Informaciones relacionadas El sector de la fruta reclama apoyos en Lleida para la próxima campaña