La fresa y sandía como ejemplos

Son buenos o malos los azúcares de las frutas

El azúcar industrial, la sacarosa, está compuesto por glucosa y fructosa, y esta última es el azúcar típico de las frutas, a lo que hace referencia su nombre. Es frecuente la duda de si son “buenos o malos los azúcares de las frutas”.

La primera distinción es partir de la base que cuando tomamos una fruta, estamos consumiendo otros compuestos de interés como son fibras, vitaminas, minerales, … y el azúcar es sólo una proporción de la fruta.

PUBLICIDAD

La fresa y la sandía son de las que menos contienen 4.7 y 6.2 g por 100 g respectivamente. Hay frutas con contenidos intermedios, un albaricoque 9.24, y el plátano 12, 13, el más alto en fruta fresca es el higo con 16 g en cada 100 g y hay que pasar al dátil para llegar a 63 g/ 100 g, y al consumirse como fruta deshidratada, es lógico que tenga sus componentes más concentrados.

Las fresas y sandías añaden popularidad por su popularidad como fruta lista para comer, tienen características de primera gama de la IV Gama.

¿Qué pasa con otros alimentos? Un yogur de la marca Danone indica que tiene 5 g de azúcares cada 100 g, y hay diferencias según el tipo de yogur de que se trate.

Ehow dice que “los Centros para la Ciencia en los Puntos de Interés Público de Estados Unidos sostienen que, a menos que elijas un yogur natural, es imposible saber la cantidad de azúcar que proviene de la leche y cuál es el añadido por frutas y edulcorantes.” En algunos yogures bajos en grasas, que no tienen porqué serlo en azúcares, se menciona hasta 16 g de azúcar cada 100 gramos, según la ADA, Asociación Estadounidense de Dietétecca, en  muy fitness, sobre las cantidades de azúcar en los yogures. Hasta los productos salados tienen azúcar, como es el caso del pan.

Hay sorpresas según los alimentos; las “aguas mejoradas” pueden tener hasta 30 g de azúcar cada litro, explican en el artículo sobre “cinco alimentos sorprendentemente altos en azúcar”.

Y, si nos vamos a la bollería industrial, “los carbohidratos en general suponen la mitad de la composición del alimento y de ellos la sacarosa o azúcar blanco 25-40 gramos -unos 5-6 terrones de azúcar- porque se añaden para conseguir un apetecible sabor dulce y las grasas son muy importantes porque suponen entre 30 y 50 gramos/100g.”, indica Nutritelia.

¿Qué otros compuestos tienen la frutas? Tomando como ejemplo fresa y sandía, que están entre las frutas que menos azúcares contienen, la fresa se valora su contenido en fibra, vitamina C, antocianinas y ácidos orgánicos. La Fundación Española de la Nutrición, destaca su bajo contenido en calorías, además de los componentes anteriores. En la fresa, “entre los minerales, los más elevados son el hierro y el yodo, seguidos del calcio, fósforo, magnesio y potasio. Además, su bajo aporte en sodio y su alto contenido en potasio hace que estén indicadas en personas con hipertensión arterial.”

 

La sandía, dice la Fundación Española de la Nutrición, que es una buena fuente de licopenos, magnesio y vitamina C. “Lo más destacable en su composición es su contenido en carotenoides sin actividad provitamínica (luteína y licopeno), entre los que destaca el licopeno, ya que se encuentra en una elevada cantidad, siendo este alimento una de las principales fuentes dietéticas del fitoquímico.

Numerosos estudios han asociado el consumo de licopeno con un menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, ya que disminuye los niveles de colesterol sanguíneo y con la protección frente algunos tipos de cáncer. Por otro lado, su alto contenido en agua estimula los riñones para que funcionen con más eficiencia, facilitando la eliminación de sustancias de desecho y toxinas, y mejorando la función renal.”

Informaciones relacionadas  La fresa  /  La sandía

5 ideas fáciles para preparar platos con melón, una de las frutas más refrescantes del verano

Vender fruta en colegios, fábricas y oficinas, espacios públicos … el picoteo y la comodidad