El Aloe vera es una planta que desde hace unos años está «en candelera»; es ornamental y muy apreciada por sus variados efectos terapéuticos, así como en la alimentación y en la producción de bebidas

Según varios estudios preclínicos, los componentes de Aloe vera tienen un enorme potencial para prevenir y tratar una amplia gama de enfermedades

Beatriz Riverón, Bioquímico farmacéutica

 

Aloe vera, conocida simplemente como “aloe”, es una especie suculenta de la familia Asphodelaceae, ampliamente distribuido y se considera una especie invasora en muchas regiones del mundo.

Es una planta de hoja perenne; probablemente se originó en la Península Arábica, pero crece de forma silvestre en climas tropicales, semitropicales y áridos de todo el mundo.​ Se cultiva con fines medicinales, principalmente para tratamiento tópico desde hace siglos. ​ La especie es atractiva con fines decorativos y tiene éxito también en interiores.

Se utiliza en muchos productos de consumo, lociones para la piel, cosméticos, ungüentos o en forma de gel para quemaduras de bajo grado y para quemaduras solares, incluso se la utiliza para la alimentación y en algunos países, en la producción de bebidas.​ También se suele usar  para tratar alopecia (caída de cabello), infecciones bacterianas y fúngicas de la piel, heridas crónicas en las piernas, infecciones parasitarias, lupus eritematoso sistémico y artritis.

El gel de aloe se usa comercialmente como ingrediente en yogures, bebidas y algunos postres.

Propiedades farmacológicas

– El gel, es la porción mucilaginosa del parénquima tisular o mesófilo situado en el centro de las hojas. Se utiliza en los tejidos faciales donde se promociona como humectante y antiirritantes,  jabones, protectores solares, incienso, crema de afeitar y champús. ​ Su inclusión en muchos productos de higiene se debe a su efecto emoliente e hidratante.

– Desde hace mucho tiempo, la ingestión de Aloe vera ha sido ampliamente estudiada por sus diversas actividades terapéuticas, que incluyen actividad antibacteriana, antiviral, anticancerígena, así como propiedades inmunorreguladoras y hepatoprotectoras, y otras actividades farmacológicas. Estudios clínicos proponen la aplicación de esta hierba en la industria farmacéutica y alimenticia.

Estructura química de la emodina

– Las investigaciones sobre esta planta medicinal han estado encaminadas a validar sus usos tradicionales y profundizar en el mecanismo de acción, identificando los compuestos responsables de estas actividades. Los compuestos activos más investigados son aloe-emodina, es una antraquinona presente en el látex de aloe, un exudado de la planta; tiene una fuerte acción estimulante-laxante. La emodina se encuentra en el gel, la savia y las hojas de aloe.

Estructura química de la aloína

Aloína, es un compuesto amarillento y amargo. También se utiliza como estimulante y laxante. El compuesto se extrae del jugo del gel de las hojas, y es muy usado generalmente para tratar afecciones de la piel. Su estructura química incluye dos diastereoisómeros, aloína-A (barbaloína) y aloína-B (isobarbaloína), con propiedades químicas similares. La aloína es un glucósido de antraquinona.

Aloesina, forma parte de un pequeño grupo de compuestos heterocíclicos oxigenados naturales (5H-1-benzopiran-5-onas) que pueden ser de origen natural y sintético. Estos metabolitos secundarios se pueden encontrar en todo el reino vegetal y en diferentes partes de la planta, como tallo, fruto, semilla, flores, raíz y corteza.

Pueden estar formados por heterocíclicos oxigenados que les dan un carácter biológico diversificado. Utilizada para el tratamiento de enfermedades respiratorias y por su poder espasmolítico, y sus frutos son los responsables de su acción farmacológica.

Estructura química de la aloesina

Estructura química del acemannan

Acemanano. o acemannan es un mucopolisacárido abundante en las hojas de Aloe vera. Este compuesto tiene propiedades inmunoestimulantes, antivirales, antineoplásicas y gastrointestinales.

El acemanano, considerado uno de los principales polisacáridos bioactivos, posee actividades de inmunorregulación, anticancerígeno, antioxidante, cicatrizante de heridas y promoción de la proliferación ósea, además de neuroprotección y promoción de la salud intestinal, poseyendo posibles aplicaciones en odontología entre otras.

Se ha demostrado que el acemanano induce a los macrófagos a secretar interferón (IFN), factor de necrosis tumoral-α (TNF-α) e interleucinas (IL-1); por lo tanto, podría ayudar a prevenir o anular la infección viral. Se sabe que estas tres citoquinas causan inflamación y el interferón se libera en respuesta a infecciones virales. Los estudios in vitro han demostrado que el acemanano inhibe la replicación del VIH; sin embargo, los estudios in vivo no han sido concluyentes.

Acemannan se utiliza actualmente para el tratamiento y manejo clínico del fibrosarcoma en perros y gatos. Se ha demostrado que la administración de acemanano aumenta la necrosis tumoral y prolonga la supervivencia del huésped; los animales han demostrado infiltración y encapsulación linfoide.

– Muchos estudios han demostrado que los componentes bioactivos del Aloe vera tienen un efecto antiinflamatorio y favorecen el metabolismo de los lípidos y de los carbohidratos, ayudando a mantener niveles normales de azúcar y colesterol en la sangre y un peso corporal adecuado.

El aloe contiene antioxidantes, que pueden aumentar la vida útil y el valor nutricional de los alimentos; por lo tanto, es utilizado en la industria farmacéutica y alimentaria.

– Las preparaciones líquidas de gel de hojas enteras o filetes internos de A. vera mejoran la absorción intestinal y la biodisponibilidad de los compuestos coadministrados. Además, se han estudiado aplicaciones farmacéuticas importantes, como el uso del polvo de gel de A. vera seco como excipiente en formas farmacéuticas de dosificación de liberación sostenida.

– En los últimos años ha ido creciendo el uso del Aloe vera como suplemento dietético. Los estudios preclínicos de las últimas dos décadas revelan sus posibles actividades terapéuticas y sus compuestos bioactivos, especialmente contra las enfermedades neoplásicas. Tales investigaciones indican sus posibles efectos preventivos y terapéuticos contra el cáncer.

– El síndrome metabólico es un problema de salud de alta prevalencia e incidencia a nivel mundial y está asociado a diferentes factores de riesgo, entre ellos hiperglucemia, dislipidemia, hipertensión y obesidad. Esta condición aumenta el riesgo de desarrollar diabetes mellitus tipo II y problemas cardiovasculares.

Es uno de los problemas de salud más importantes en los países industrializados y resulta principalmente de un estilo de vida sedentario, altos niveles de estrés subjetivo y dietas poco saludables.

Hoy en día, la identificación de enfoques de atención de salud apropiados, como los medicamentos a base de hierbas, con menos efectos secundarios es más favorable, especialmente en lo que respecta a los efectos adversos de los medicamentos químicos. Aloe vera, es una planta útil, incluidas las hojas que contienen altas concentraciones de compuestos de antraquinona. El gel se usa como un alimento con varias propiedades beneficiosas, como características antiinflamatorias, antioxidantes, antivirales, antibacterianas y cicatrizantes.

Otros efectos de A. vera, como su impacto hipolipemiante, antihipertensivo, antidiabético, antiobesidad y cardioprotector, se han demostrado en varios estudios.

-Fue investigado uso de Aloe vera para el tratamiento de los síntomas de la enfermedad por reflujo gastroesofágico y comparados sus efectos con los del omeprazol y la ranitidina (medicamentos utilizados habitualmente).

Se demostró que A. vera fue segura y bien tolerada y redujo la frecuencia de todos los síntomas evaluados, sin eventos adversos, lo cual indica que aloe puede proporcionar un tratamiento seguro y eficaz para reducir los síntomas de esta dolencia.

– Fue evaluado en ratas el efecto protector de los probióticos fortificados con emulsión de pulpa de Aloe vera en la úlcera gástrica producida por etanol, inoculándose yogur con Streptococcus thermophilus y Lactobacillus delbreukii subsp. Bulgaricus. Se dosificaron los niveles séricos y tisulares de paraoxinasa (POX), malondialdehído (MDA), óxido nítrico (NO), catalasa (CAT) y factor nuclear kappa B (NF-κB), interleucina-1beta (IL-1β), metaloproteinasa de matriz-9 (MMP-9) y de homocisteína (Hcy). A continuación, se explica brevemente la función de estos componentes celulares.

Las paraoxonasas (POX) constituyen una familia de enzimas de mamíferos con actividad de arildialquilfosfatasa que participan en la hidrólisis de los organofosforados. También se ha observado su actividad de esterasa y lactonasa y, aunque se desconocen los sustratos fisiológicamente relevantes, es probable que las lactonas sean el sustrato. El estudio de esta familia de enzimas tiene muchas efectos potenciales en medicina preventiva y toxicología.

Se han realizado investigaciones adicionales sobre la inhibición selectiva, para arrojar algo de luz sobre las conexiones entre las disminuciones en la actividad enzimática de las personas con enfermedades cardiovasculares. Las evidencias también sugieren que esta familia de enzimas tiene algún papel en nuestro sistema inmunológico innato.

El malondialdehído (MDA) es un marcador de estrés oxidativo.

La catalasa (CAT) es una enzima que cataliza la descomposición de peróxidos (ej. H2O2).

El factor nuclear kappa B (NF-κB), es un complejo proteico que realiza funciones como factor de transcripción génica. El NF-κB se puede encontrar en casi todos los tipos de células animales y está involucrado en la respuesta celular a estímulos como el estrés, por radicales libres, la radiación ultravioleta, la oxidación de LDL (lipoproteínas de baja densidad) y antígenos virales y bacterianos. Este complejo juega un papel clave en la regulación de la respuesta inmune a la infección; de acuerdo con este papel, la mala regulación de NF-κB se ha relacionado con el cáncer, enfermedades inflamatorias y autoinmunes, shock séptico e infecciones virales. NF-κB también se ha implicado en la plasticidad sináptica y los procesos de memoria.

La interleucina-1beta (IL-1β), es un tipo de molécula proteica glicosilada o no, que envía distintas señales estimuladoras, moduladoras o incluso inhibidoras a las distintas células del sistema inmunitario.

Las metaloproteinasa de matriz-9 (MMP-9), son endopeptidasas dependientes de zinc que promueven la degradación del tejido extracelular. Todos los miembros de esta familia se secretan como proenzimas que son liberadas por neutrófilos, monocitos, macrófagos (leucocitos), fibroblastos y, además, también pueden ser secretadas por células tumorales en respuesta a diversos estímulos. Son los responsables de la degradación de macromoléculas, que es un proceso fundamental en la remodelación de tejidos en los procesos de cicatrización.
La homocisteína (Hcy) es un aminoácido sulfhidrilo formado a partir de la desmetilación de la metionina; es útil para evaluar pacientes con riesgo de enfermedad cardiovascular, puede dañar el revestimiento endotelial de las arterias y promover la formación de trombos. Los factores genéticos y una dieta baja en ácido fólico, vitamina B6 y B12 están asociados con altos niveles de homocisteína.

El etanol induce la úlcera gástrica al causar un aumento significativo en los niveles de MDA, NO, NF-κB, IL-1β, MMP-9, Hcy, junto con una disminución significativa en las actividades de POX y CAT. El pretratamiento con diferentes concentraciones de probióticos fortificados con emulsión de pulpa de aloe, reduce significativamente el estrés oxidativo y mejora la liberación de diferentes mediadores inflamatorios, lo que sugiere que es un enfoque prometedor en la protección contra la úlcera gástrica través de la eliminación de radicales superóxido y la inhibición de la activación de las cascadas de señalización inflamatoria.

Los beneficios del Aloe vera se extienden a las plantas; el grupo de investigación «Post-Recolección de Frutas y Hortalizas» de la Universidad Miguel Hernández ha realizado numerosos ensayos cuyos resultados evidencian buenos resultados en la preservación de la calidad de los frutos una vez cosechados.

Observaciones

Para las personas con alergias a Aloe vera, las reacciones en la piel pueden incluir dermatitis de contacto con enrojecimiento y picazón leves, fotosensibilidad, dificultad para respirar o hinchazón de la cara, los labios, la lengua o la garganta.

El gel de aloe no procesado usado sobre la piel lastimada, en dosis inadecuadas, puede ser contraproducente. La ingestión inmoderada de cualquier de los productos de esta especie, puede provocar problemas de salud.

 

Fuentes
https://es.wikipedia.org/wiki/Aloe_vera Acceso el 18/06/2022.
https://en.wikipedia.org/wiki/Paraoxonase Acceso el 18/06/2022.
https://en.wikipedia.org/wiki/Aloe_emodin Acceso el 18/06/2022.
https://pt.wikipedia.org/wiki/Cromonas Acceso el 20/06/2022.
https://es.wikipedia.org/wiki/Alo%C3%ADna Acceso el 20/06/2022.
https://en.wikipedia.org/wiki/Acemannan Acceso el 20/06/2022.

Gao , Y.;  Kuok , K. I.;  Jin , Y.;  Wang, R. (2019).
Biomedical applications of Aloe vera.
Crit Rev Food Sci Nutr, 59(sup1):S244-S256.

Sánchez , M.;  González-Burgos, E.;  Iglesias , I.;  Gómez-Serranillos, M. P. (2020).
Pharmacological Update Properties of Aloe Vera and its Major Active Constituents.
Molecules, 25(6):1324.

Hęś , M.;  Dziedzic , K.;  Górecka , D.;  Jędrusek-Golińska , A.;  Gujska, E. (2019).
Aloe vera (L.) Webb.: Natural Sources of Antioxidants – A Review.
Plant Foods Hum Nutr, 74(3):255-265.

Hamman, J. H. (2008).
Composition and applications of Aloe vera leaf gel.
Molecules, 13(8):1599-616.

Liu , C.;  Cui , Y.;  Pi, F.;  Cheng , Y.;  Guo , Y.;  Qian, H. (2019).
Extraction, Purification, Structural Characteristics, Biological Activities and Pharmacological Applications of Acemannan, a Polysaccharide from Aloe vera: A Review.
Molecules, 24(8):1554.

Kumar , R.;  Singh , A. K.;  Gupta , A.;  Bishayee , A.;  Pandey, A. K. (2019).
Therapeutic potential of Aloe vera-A miracle gift of nature.
Phytomedicine, 60:152996.

Shakib , Z.;  Shahraki , N.;   Razavi , B. M.;  Hosseinzadeh, H. (2019).
Aloe vera as an herbal medicine in the treatment of metabolic syndrome: A review.
Phytother Res, 33(10):2649-2660.

Panahi, Y.; Khedmat, H.; Valizadegan, G.; Mohtashami, R.; Sahebkar, A. (2015).
Efficacy and safety of Aloe vera syrup for the treatment of gastroesophageal reflux disease: a pilot randomized positive-controlled trial.
J Tradit Chin Med, 35(6):632-6.

Majumder , R.;  Das , C. K.;  Mandal, M. (2019).
Lead bioactive compounds of Aloe vera as potential anticancer agente.
Pharmacol Res, 148:104416.

Medhat, D.; Hussein, J.; Abdel-Latif, Y.; El-Naggar, M. E. El-Bana, M. A.; El-Sayed, S. M. (2021).
Prophylactic effect of probiotics fortified with Aloe vera pulp nanoemulsion against ethanol-induced gastric ulcer.
Toxicology Mechanisms and Methods , Volume 31.

Imagen
https://casavogue.globo.com/Arquitetura/Paisagismo/noticia/2020/03/como-plantar-babosa.html Acceso el 20/06/2022.