¿Cuáles son las consecuencias de la carencia de potasio en la alimentación para la salud?

Beatriz Riverón, Bioquímico farmacéutica

En cualquier organismo, vitaminas y minerales son substancias esenciales para su funcionamiento adecuado, participando de la actividad de las enzimas metabólicas, regulación de la transcripción de genes y fortalecimiento de la defensa contra el estrés oxidativo.

Los electrolitos (soluciones conductoras de la corriente eléctrica) son imprescindibles para el funcionamiento básico de la vida, como mantener la neutralidad eléctrica en las células, y generar y conducir potenciales de acción en los nervios y músculos. El sodio, el potasio y el cloruro junto con el magnesio, el calcio, el fosfato y los bicarbonatos son los electrolitos más importantes. Provienen exclusivamente de la dieta y pueden presentar un desequilibrio, dando lugar a niveles altos o bajos interrumpiendo las funciones orgánicas normales, lo que puede provocar complicaciones potencialmente mortales.

El sodio (Na+), que es un catión osmóticamente activo, es uno de los electrolitos más importantes del líquido extracelular. Es responsable de mantener el volumen de líquido extracelular y también de regular el potencial de membrana de las células.

El potencial eléctrico de membrana, o el potencial transmembrana, o el voltaje de membrana es la diferencia de potencial eléctrico entre los medios intra y extracelulares.

En relación con el exterior de la célula, los valores del potencial de membrana generalmente varían entre –30 mV y –90 mV (milivoltios). En las células animales en reposo, hay mucho potasio y proteínas aniónicas dentro de la célula y mucho sodio y cloruro fuera de la célula con canales que permiten el intercambio.

El sodio se intercambia junto con el potasio a través de las membranas celulares por transporte activo (transporte con gasto de energía). La regulación del sodio ocurre en los riñones. Entre los trastornos electrolíticos, la hiponatremia (bajo tenor de sodio) es el que con más frecuencia que puede llevar a manifestaciones neurológicas.

El contenido de potasio corporal total y la distribución adecuada de potasio a través de la membrana celular es de importancia crítica para su función normal.

El papel del potasio

La homeostasis del potasio (condición de relativa estabilidad y equilibrio que el organismo necesita para realizar sus funciones adecuadamente) se mantiene mediante varios mecanismos.

En el riñón, el contenido corporal total de potasio se logra mediante alteraciones en la excreción renal en respuesta a variaciones en la ingesta.

La insulina y el tono beta-adrenérgico (los receptores adrenérgicos son activados por sus ligandos endógenos, las catecolaminas: adrenalina y noradrenalina) juegan un papel fundamental en el mantenimiento de la distribución interna del potasio en condiciones normales. A pesar de las vías homeostáticas elaboradas para mantener los niveles de potasio dentro del rango normal, los trastornos de la homeostasis del potasio alterada son comunes.

El potasio (K+) es principalmente un catión intracelular. En los riñones, la filtración de potasio tiene lugar en el glomérulo.

Concentraciones bajas de potasio (hipocalemia) están relacionados con arritmias cardíacas, debilidad, fatiga y contracciones musculares. Este trastorno puede ser provocado por el consumo excesivo de alcohol o por pérdidas gastrointestinales y renales debido a anomalías funcionales de estos órganos, y por dietas deficientes en este mineral.

Alimentos ricos en potasio

Existen estudios que muestran una relación positiva entre una dieta rica en potasio y la salud ósea, especialmente entre las mujeres mayores, lo que sugiere que un mayor consumo de alimentos ricos en potasio puede desempeñar un papel en la prevención de la osteoporosis.

¿Dónde encuentro el potasio que necesito?

Muchos alimentos contienen potasio, incluidas todas las carnes, algunos tipos de pescado (como salmón, bacalao y lenguado), muchas frutas como plátanos, verduras y legumbres.

Los productos lácteos (primera imagen) también son buenas fuentes de potasio.

La Organización mundial de la salud hizo recomendaciones sobre la cantidad diaria necesaria de potasio para un adulto: al menos 3,51 gramos. Para los niños, la cantidad recomendada varía y depende de la edad, el peso y las necesidades calóricas de cada uno. Las medidas se aplican a los niños mayores de dos años.

Ejemplos de algunos alimentos ricos en potasio y sus contenidos aproximados expresados en mg de K+/100 g:

Aguacates 602 mg, almendras 687 mg, avellanas 442 mg, ciruelas 745 mg, germen de trigo 958 mg, guisantes 355 mg, hojas de remolacha cocidas 908 mg, levadura de cerveza 1888 mg, maníes 630 mg, mariscos 628 mg, pasas de uva 758 mg, pescado cocido 380-450 mg, plátanos 396 mg, semilla de calabaza 802 mg, semillas de girasol 320 mg.

 

Fuentes
Physiology and pathophysiology of potassium homeostasis
Biff F Palmer , Deborah J Clegg
Adv Physiol Educ 40(4):480-490, 2016

A importância do potássio para a saúde

OMS divulga novas orientações para consumo diário de sal e potássio

Imágenes
1 – Alimentos ricos em potássio, Tuasaúde

2 – A importância do potássio para a saúde