Imagen: La ciencia del color y su aplicación al desarrollo de envases y etiquetas

 

Los envases de colores cálidos y brillantes representan “recompensa”

 

Las frutas casi todas ellas tienen colores pálidos y los animales que se las comen también quieren colores de este tipo

INFORMACIÓN / 

4.3 (85%) 4 vote[s]

Es frecuente que los productos bajos en calorías estén indicados mediante colores azul claros en los envases. Pero, dicen investigaciones realizadas en la universidad holandesa de Wageningen, los consumidores prefieren colores cálidos, brillantes, como, por ejemplo, rojo o naranja. Irene Tijssen, en sus trabajos para lograr el PhD, determinó, mediante un juego de ordenador, que los participantes en su estudio contestaban que les parecía más atractivo que el envase del yogur líquido tuviera colores cálidos, brillantes, más atractivos que los de tonos de azul.

Tijssen, explica una nota en Wageningen World nr. 4 de 2018 en la página 5, también escaneó el cerebro de los participantes durante el juego. “Hemos visto más actividad en la parte del cerebro que está ligada a la recompensa cuando se les mostraba envases de colores cálidos y brillantes”.

Los estudios dirigidos por esta investigadora buscan ayudar a elegir opciones más saludables de alimentos y se realizan junto con Unilever y Friesland Campina (mencionan el correo gerry.jager@wur.nl para más información).

En frutas y hortalizas, … poco más se puede pedir. Son naturalmente bajas en calorías, con nutrientes de calidad -vitaminas, minerales, fibra, …, de consecuencias positivas en la salud y bienestar- y, además, muchas de ellas, sobre todo las que son botánicamente frutos, tienen colores cálidos y brillantes, reminiscencia de que seguramente a sus dispersores naturales, pájaros y otros animales, también prefieren colores de este tipo.

Informaciones relacionadas

La biblioteca de las revistas Wageningen World

Los niños con dietas saludables sacan mejores notas en el colegio

Vender fruta en colegios, fábricas y oficinas, espacios públicos … el picoteo y la comodidad