Rate this post

Según los más de 600 profesionales reunidos en el Congreso sectorial de AECOC, celebrado en Valencia, el comercio de las frutas y hortalizas crecerá más del 5% este año. Este congreso de Aecoc cada año hace una evaluación en la cadena de suministro de estos alimentos para conocer mejor la evolución del mercado y las tendencias y comparte, además, experiencias y casos de éxito para revalorizar el sector primario.

El 20 Congreso AECOC de Frutas y Hortalizas ha sido inaugurado por el director general de AECOC, José María Bonmatí, y en su intervención ha destacado la importancia de la industria hortícola, unas empresas que tan solo en frutas y verduras factura 18.000 millones de euros anuales. Según Bonmatí “el reto principal de estas empresas es el de adaptarse a un consumidor que ha cambiado y que hoy, gracias a la transformación digital, tiene más elementos en sus manos para ganar poder,” y poder influir entre los consumidores.

Etre los ponentes del congreso Cindy Van Rijswick, senior industry analyst de Rabobank, explicó el panorama y perspectivas globales de la hortofruticultura” destacando que el consumo de frutas y vegetales frescos crecerá también un 4,3% a nivel mundial. En opinión de Van Rijswick, la creciente preocupación por la salud y por el desarrollo sostenible benefician claramente el desarrollo de estos alimentos, también el interés por los alimentos orgánicos, si bien esta categoría de los BIO tiene un desarrollo desigual según países.

La analista desta también la popularidad de los snacks saludables y ha descrito una cadena de suministro cambiante e impactada por las nuevas tendencias de consumo, la escasez de mano de obra en algunas regiones hortícolas o la reducción del uso de pesticidas y plásticos.

Nielsen, por su parte, señala que el mercado de frescos en España cerró el 2017 con un crecimiento del 3,5% en valor. Su director de ventas, Pedro J. Domínguez, matiza, no obstante, que aunque las perspectivas eran buenas, las frutas tradicionales de invierno han tenido un comportamiento negativo en ventas en este primer cuatrimestre porque el consumo se ha decantado por las frutas cómodas, exóticas y rojas; se refiere en su lista seguramente a los berries, mejor aún a los llamados pequeños frutos carnosos. En cuanto a las verduras y hortalizas, Domínguez dice que esta categoría estaba incrementando su crecimiento de forma anual, y, en lo que va de año se mantiene estancada.

El directivo de Nielsen indica que los datos muestran un claro cambio de tendencia de consumo, ya que mientras las categorías tradicionales se estancan, las ensaladas preparadas refrigeradas crecen notablemente y también los platos preparados, las verduras mínimamente procesadas en 5ª gama distribuídas en frigoconservación y las verduras congeladas. También se confirma, según Pedro J. Domíguez, que estamos ante una lucha por los momentos de consumo y que, en ese sentido, una de las grandes competencias para el sector viene de la mano del crecimiento del consumo “on the go”.

El 20 Congreso AECOC de Frutas y Hortalizas analiza, asimismo, la innovación en agribusiness con una mesa redonda moderada por Albert Anglarill, gerente de innovación y desarrollo de proyectos en AECOC, en la que han participado directivos de Unica Group, Deloitte y startups disruptivas como ec2ce y HEMAV. Todos ellos han abordado el nacimiento de la agricultura 4.0, fruto de la transformación digital y el impacto de las nuevas tecnologías en agribusiness. En 2017, uno de cada cuatro hogares españoles, el 25,7%, compró por Internet.

AECOC es la Asociación de Empresas de Gran Consumo, una de las mayores organizaciones empresariales del país y la única en la que la industria y la distribución del gran consumo trabajan conjuntamente para desarrollar buenas prácticas y estándares tecnológicos que ayuden a las empresas a ser más eficientes y competitivas, aportando valor al consumidor. Engloba tanto a las mayores compañías como a las pequeñas y medianas empresas y representa sectores tan diversos como el de la alimentación y bebidas, textil, electro, ferretería y bricolaje, salud y hostelería, entre otros. A cierre de 2017, contaba con más de 28.000 empresas asociadas cuya facturación conjunta supone cerca del 20% del PIB.