Rate this post

CRONICA. Una clienta de un supermercado decía, “para mí es demasiado grande”, refiriéndose a una sandía que tenía en la mano. Acabó dejándola en el palot. Las sandías tradicionales tienen un peso alrededor de los 4 kilos la pieza. Si las quieres más pequeñas, desde hace algunos años hay variedades sin semilla, con frutos más pequeños, las “minis” las llaman, que tienen 2 kilos, como la Bibo, de Syngenta. La marca Bouquet, ha elegido otra variedad, de características similares; y también de Syngenta, hay una alternativa de frutos de sandía de piel negra y de 2 kilos la pieza, utilizando la variedad Dorin.

El juego varietal consiste en coordinar para la tienda, la oferta de las nuevas variedades, en este caso de melones y sandías, haciendo valer las opciones del productor y las preferencias de los compradores en las tiendas. ¿Cómo se coordinan los expertos de la mejora varietal, con los productores y los fruteros de la tienda?

En el centro José Luis Fernádez, de Villaconejos, Castilla La Mancha, productor de melones con la marca “El copón“, y, a la der. José Antonio Zafra, Key Account Melón de Semillas Fitó, en las parcelas de las novedades de los tipos de melones piel de sapo.

En el mes de Julio en el Campo de Cartagena hubo más de 10 encuentros profesionales de grandes empresas de semillas especialistas en melón y sandía mostrando a cientos de productores y distribuidores de esta fruta las mejoras de sus variedades en campos muy bien gestionados. Los participantes en estas demostraciones organizadas por Semillas Fitó, Syngenta o los de Nunhems o Intersemillas, la Clause, Seminis, Enza Zaden o Rijk Zwaan; contemplan el comportamiento de las plantas y catan las frutas.

Entre los españoles la elección de un melón “que sea bueno” es una tradición. Lo que la gente conoce poco es que en la oferta actual de las nuevas variedades es fácil acertar. Las variedades de melones actualmente utilizadas son semillas híbridas, ésto significa que si las plantas están bien cultivadas, en condiciones de clima y buenas prácticas de riego y sanidad vegetal, los frutos son casi iguales, es decir con sabores uniformes. Los melones de una misma variedad, si ésta tiene buenas características organolépticas, salen todos buenos.

Los expertos en mejora de variedades tienen dos gustos bien fijados para seleccionar variedades. En los melones tipo piel de sapo dominan el mercado español, procedentes de países de climas cálidos en invierno, y de Almería, Murcia y Castilla La Mancha en verano. En el caso de los melones tipos “piel de sapo” (también en otros tipos); una de las preferencias predominantes debe ser el dulzor, una carne blanda y el aroma. La otra de las preferencias es para frutos “crunch”, de carne crujientes, con mejoras en sus niveles de azúcares, que duren en la tienda y se conserven bien en mi nevera.

La gente que va a comprar fruta en una tienda “es una sorpresa” cuenta Francesco Trunfio, un especialista de Alcampo, interesado en las novedades de melones. En la fruta del melón tradicional español, en los tipos piel de sapo, “los clientes dicen que aprecian los valores organolépticos”.

Parece ser que sobre los avances en la calidad de los melones los productores saben mucho, y continúan interesándose por las innovaciones que ven en ensayos como los de las diferentes empresas de semillas que a principios de verano muestran a los productores sus innovaciones en el Campo de Cartagena.

¿Cómo llegan estas grandes mejoras de calidad en melones y sandías que ya tienen los horticultores a los consumidores? En el caso de los hipermercados, con sus montañas de oferta y etiquetas de colores que no se sabe lo que indican, o en las fruterías de ventas en graneles, la elección del mejor melón es igual como hace 100 años, es cuestión de “mirar” y “acertar”. Si ha habido suerte, todos contentos, sino, cabe decir sobre esta fruta – en el caso que proceda de nuestra nevera- aquello de que estaba muy fresquita, … aunque no tenga sabor a nada.

Con las sandía, David Bodas, Food Value Chain, Syngenta, atendiendo catas de variedades de sandía a “category manager” de cadenas de fruterías o supermercados. A la derecha, Francesco Trunfio, de Auchan Retail

Entre los productores de melones y sandías los hay marquistas y generalistas. En el caso de las sandías, las tiendas y clientes saben qué son las Bouquet y las Fashion. Para el comprador de fruta estas marcas les inspiran confianza.

Actualmente con el juego varietal de melones y sandías los clientes en las tiendas deberían poder acertar siempre. Hay productores que creen en un mercado basado en el dulzor, el aroma y una carne blanda, y convierten estas características en el valor de su marca de melón. Otras marcas asocian sus nombres y logotipos a melones de carne crujiente, larga vida y un sabor de azúcares suficientes.

En España hay grandes especialistas como el valenciano Peris, tienen marca gourmet como la llamada Vicentín, y, otros productores fruteros con marcas valiosas los Bruñó, Bollo, Procomel, El Abuelo, o la cooperativa Santiago Apóstol de Tomelloso, que tiene una estrategia de multimarcas, en La Mancha. Cada una de estas marcas tiene sus propios valores, y las tiendas por una parte, y los consumidores, por la otra, se fidelizan con ellas.

En el centro Mariano Mendoza y José David Abril, de la World Fresh Co, en el campo de ensayos de Semillas Fitó. En las fruterías hay interés en fijar tamaños de fruto. En la foto un nuevo melón del tipo Galia del tamaño de una ración … para “mi postre de hoy”

Las fruterías de las nuevas variedades de melones quieren cualidades en poscosecha y prefieren una larga vida en la tienda con frutos que no sobrepasen demasiado los 2,5 kilos. También necesitan estas características los productores de melones en invierno que envían frutos a Europa desde Brasil, Honduras, Ecuador o Senegal.

En el centro el especialista valenciano de Syngenta, Pepe Morella, (en la foto de la cabecera) explicando aquí las diferencias de cata en distintas variedades de melones tipo piel de sapo a un grupo de periodistas agroalimentarios

Una especialidad, la var Gwanipa, y el productor vende los melones etiquetados con una “marca varietal”; en éste caso, casi como en las buenas bodegas que elaboran marcas de vino “varietales”

El mercado español de melones es de pocas especialidades y en las fruterías aún se acuerdan de los tipos tradicionales el piel de sapo, rochet, pinyonet o el tendral, todos melones de corteza verde, ovalados y de carne blanca. En las ventas a mercados europeos hay una oferta de tipos especiales de melones como los de la marca Kernel.

A los españoles nos debieran gustar también los melones amarillos, antiguamente en las fruterías le llamaban canario. Las variedades actuales de melones amarillos son de un comer excelente son sabrosos y azucarados, tienen un color blanco muy atractivo y un aspecto de frescor y jugosidad acentuados; los melones amarillos son más olorosos que los piel de sapo y entre las nuevas variedades las hay que son algo “crunch”. Semillas Fitó es un gran especialista mundial en estos tipos de melones.

En los campos de ensayos del Campo de Cartagena las empresas de semillas muestran diversidad en tipos y formas de melones estandarizados en el consumo europeos, los amarillos, cantaloupos, el Charentais, o los Galia. Además cada año aparecen especialidades, adaptadas por la mejora varietal de los gustos de otros continentes. En el caso de Semillas Fitó tienen un grupo de variedades de melón amarillo con la carne salmón (ESM 15199), con un comer que para algún gastrónomo es mejor que las variedades de carne blanca.

Hace un tiempo fué novedad la sandía de carne amarilla, con un éxito desigual y efímero. Bayer -Nunhems- crean ahora una especialidad con un cambio visual en el aspecto externo de una sandía, un nuevo estándar de calidad para fidelizar clientes. En este segmento, la marca Nunhems ha mostrado en el Campo de Cartagena y para los invernaderos de Almería variedades de sandías blancas sin semilla como Sun Gem F1 y Moon Gem F1, con calibres entre 5 y 7 Kgs por pieza.

Melón tipo piel de sapo con la carne asalmonada

Otro mejorador de semillas dispone de un melón piel de sapo con la carne asalmonada y de excelente valor gastronómico. Por otra parte, en Syngenta tienen una variedad de sandía muy adaptada a los obradores de IV gama de fruta, la Crisp Delight la llaman, son frutos grandes de 5-7 kilos y una pulpa rojo intenso con una textura “extra-firme”.

 

Informaciones relacionadas: En la oferta de melones y sandías es hora de elegir  /  Diversidad y formas de los melones