Las avellanas son altamente nutritivas y saludables ya que protegen del riesgo de enfermedades cardiovasculares por ser excelentes antioxidantes

Su contenido en ácidos grasos monoinsaturados, ayuda a reducir las tasas de colesterol

Beatriz Riverón, Bioquímico Farmacéutica

 

La avellana es el fruto de tipo nuez del avellano (Corylus avellana familia Betulaceae). Etimológicamente proviene del latín nux abellana, «fruto seco o nuez de Avella», pueblo de la provincia italiana de Avellino.

Tiene forma esferoidal, con un diámetro aproximado de 1,0 a 1,5 cm. Está formado por una cáscara fibrosa externa que se seca durante la maduración, en la que se aloja la semilla. Ésta es comestible como fruto seco, usándose tanto en cruda como cocinada (entera o en pasta). La piel oscura que recubre la semilla tiene sabor amargo por lo que en ocasiones se retira para el consumo. También se obtiene de la avellana un aceite de sabor fuerte y característico que es de uso alimentario.

Es originaria de Asia Menor. Se tiene constancia de que ya se consumía en Mesopotamia, en el Neolítico, porque se han encontrado dibujos y restos en las cuevas. Los griegos la llevaron a Grecia y de ahí se extendió a otros países donde las características climatológicas eran propicias para el crecimiento de la planta como, por ejemplo, España.

Los principales países productores de la avellana son Turquía, Italia, EE. UU., España, Grecia, Georgia, Armenia, China y Irán.

Las avellanas se utilizan en confitería, garrapiñadas o mezcladas con chocolate. Es uno de los principales ingredientes de las cremas untables de cacao o similares.

Del avellano se aprovecha casi todo, hojas, cáscara del fruto e inclusive la madera que envuelve el fruto para hacer pequeños objetos artesanales.

Entre sus propiedades se encuentran la alta concentración de grasas además de carbohidratos y de proteínas. Al ser rico en calcio, magnesio, potasio, fósforo, cobre y vitaminas del complejo B, y vitaminas C y E, este fruto resulta especialmente eficaz contra el envejecimiento y fortalece el sistema nervioso.

Las avellanas aportan unas 550 calorías por cada 100 gramos, son altamente nutritivas. Son saludables ya que protegen del riesgo de enfermedades cardiovasculares y son excelentes antioxidantes. Por su contenido en ácidos grasos monoinsaturados, ayuda a reducir las tasas de colesterol.

Propiedades nutracéuticas

La avellana es uno de los frutos secos más populares a nivel mundial. Los principales productos son las semillas, alimento nutritivo, con un alto contenido de lípidos saludables. En los últimos años, junto con la investigación en curso llevada a cabo sobre las semillas de avellana, se ha dirigido un interés creciente a los subproductos, incluida la piel, la cáscara dura, así como la hoja del avellano.

Estos subproductos obtenidos por diferentes procesos, se han considerado como fuente de “fitoquímicos” de importante actividad biológica.

Los compuestos fenólicos son los fitoquímicos más abundantes no solo en las semillas, sino también en otros subproductos de procesamiento.

Se ha prestado atención a los compuestos aislados de hojas de C. avellana. Su rica actividad biológica, principalmente antioxidante, antiproliferativa y antimicrobiana junto con efectos farmacológicos menos comunes, contribuye a destacar esta especie como una fuente de sustancias con el potencial de ejercer importantes efectos beneficiosos sobre la salud humana.

– Las avellanas contienen azúcares, grasas, proteínas, vitamina A (retinol), vitaminas del complejo B tales como B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina), B6 (piridoxina), vitamina C, vitamina E, vitamina K, y minerales como calcio, magnesio, potasio, hierro, sodio, zinc y fósforo.

– Las avellanas combaten el estreñimiento. Contienen una gran cantidad de fibra, por lo que también ayudan a la digestión.

avellana

Estructura química de un diarilheptanoide

– Poseen grande capacidad antioxidante. Los diarilheptanoides de las hojas de avellana y dos nuevos derivados de estos compuestos, presentaron propiedades altamente antioxidantes.

Previenen enfermedades cardíacas ya que reducen los niveles de colesterol. Contienen ácidos grasos omega 3 y omega 6. Estos son considerados esenciales ya que el organismo no puede sintetizarlos, por lo que deben ser incorporados a través de los alimentos.

De esta manera, tienen un efecto protector del sistema cardiovascular, ya que disminuyen el tenor de LDL (low density lipoprotein, o lipoproteína de baja densidad) y aumentan el HDL (high density lipoprotein, o lipoproteína de alta densidad). También, reducen la agregación de las plaquetas, por lo que contribuyen a disminuir las trombosis.

Combaten el cansancio y la fatiga. Ayudan a la resistencia de los deportistas, porque funcionan a nivel neuromuscular.

– Previenen enfermedades como la artritis y la osteoporosis. Su riqueza en calcio, magnesio y vitamina K hace que se evite la descalcificación.

– Las vitaminas y minerales que contienen las avellanas previenen las enfermedades degenerativas.

– Poseen propiedades antiinflamatorias. Compuestos presentes en las frutas (glucósidos de ácido indolacético y otros) mostraron efecto inhibidor de la COX-2 (ciclooxigenasa).

La enzima prostaglandina H2 sintasa, también conocida como ciclooxigenasa (COX), es una glicoproteína de membrana dimérica integral (*) que se encuentra predominantemente en el retículo endoplásmico. Actúa como un efector secundario en la ruta metabólica de la cascada del ácido araquidónico.

Esta enzima es responsable de la formación de importantes mediadores biológicos llamados prostanoides (incluyendo prostaglandinas, prostaciclina y tromboxano) que median la inflamación, el dolor y la fiebre. La inhibición de la COX alivia estos síntomas.

Este también es el mecanismo de acción de varios medicamentos conocidos (antiinflamatorios no esteroideos) como la aspirina y el ibuprofeno. También se observó, que estos componentes podrían inhibir la proliferación de Candida albicans (hongo-levadura), responsable por las candidiasis.

– Presenta propiedades hipoglicemiantes. Los diarilheptanoides presentes en los subproductos de los frutos y en de las hojas de C. avellana, son una fuente prospectiva de compuestos bioactivos en el desarrollo de ingredientes funcionales para el tratamiento de la diabetes.

Estas sustancias inhiben la actividad de la enzima α-glucosidasa, ubicada en el intestino delgado que actúa sobre los enlaces glucosídicos α(1→4), descomponiendo el almidón y los disacáridos en glucosa.

Protegen la piel de la radiación ultravioleta. Las pieles de avellana tostadas poseen un papel potencial en la aplicación como fuente de nutrientes funcionales. Se investigaron los contenidos de fenoles totales incluidos flavonoides que mostraron una actividad antioxidante muy elevada por lo que pueden ser utilizados como agentes de protección solar.

– Poseen propiedades antimicrobianas. Se evaluó la actividad antimicrobiana del extracto metanólico de cubiertas foliares de C. avellana y de los compuestos aislados frente a las cepas Gram positivas Bacillus cereus y Staphylococcus aureus, y las cepas Gram negativas Escherichia coli y Pseudomonas aeruginosa. Los compuestos identificados como Carpinontriol B y giffonina U (derivados de diarilheptanoides) provocaron inhibición de sus desarrollos.

avellana

Estructura química de un lignano

Inhiben la multiplicación de células malignas cancerígenas. El aislamiento y la caracterización de diferentes clases de compuestos fenólicos, incluidos los neolignanos (balanofonina) y un diarilheptanoide, mostraron un efecto inhibitorio sobre el crecimiento de las líneas celulares de cáncer humano (células HeLa entre otras)

La expresión de formas escindidas de caspasa-3 (las caspasas son una familia de enzimas endoproteasas importantes para mantener la homeostasis mediante la regulación de la apoptosis y la inflamación celular) y poli(ADP-ribosa) polimerasa-1 sugirió que el extracto inducía la apoptosis (muerte celular programada) a través de la activación de caspasa-3 tanto en el melanoma maligno humano (SK-Mel-28) como en el cuello uterino humano. La actividad citotóxica se basa en un efecto proapoptótico en las líneas celulares analizadas.

 

(*) Glicoproteínas integrales diméricas son glicoproteínas (proteínas unidas a una glucosa o más, o a un otro azúcar pero generalmente glucosa) que integran las membranas celulares. El término diméricas hace referencia a que están formadas por dos cadenas polipeptídicas, cada una constituye un monómero.

Fuentes
https://es.wikipedia.org/wiki/Avellana

Bottone , A.;  Cerulli , A.;   DʼUrso , G.;  Masullo , M.;  Montoro , P.;   Napolitano , A.;  Piacente, S. (2019).
Plant Specialized Metabolites in Hazelnut (Corylus avellana) Kernel and Byproducts: An Update on Chemistry, Biological Activity, and Analytical Aspects.
Planta Med, 85(11-12):840-855.

Masullo , M.;  Lauro , G.;  Cerulli , A.;  Kontek , B.;  Olas , B.;  Bifulco , G.;   Piacente , S.;   Pizza, C. ( 2021).
Giffonins, Antioxidant Diarylheptanoids from Corylus avellana, and Their Ability to Prevent Oxidative Changes in Human Plasma Proteins.
J Nat Prod, 84(3):646-653.

Shataer , D.;  Li , J.;  Duan , X. M.;  Liu , L.;  Xin , X. L.;  Aisa, H. A. (2021).
Chemical Composition of the Hazelnut Kernel ( Corylus avellana L.) and Its Anti-inflammatory, Antimicrobial, and Antioxidant Activities
J Agric Food Chem, 69(14):4111-4119.

Masullo , M.;  Lauro , G.;   Cerulli , A.;  Bifulco , G.;   Piacente, S. (2022).
Corylus avellana: A Source of Diarylheptanoids With α-Glucosidase Inhibitory Activity Evaluated by in vitro and in silico Studies.
Front Plant Sci, 13:805660.

Ivanović , S.;  Avramović , N.;  Dojčinović , B.;  Trifunović , S.;   Novaković , M.;   Tešević , V.;  Mandić, B. (2020).
Chemical Composition, Total Phenols and Flavonoids Contents and Antioxidant Activity as Nutritive Potential of Roasted Hazelnut Skins ( Corylus avellana L.).
Foods, 9(4):430.

Esposito , T.;  Sansone , F.;   Franceschelli , S.;  Del Gaudio , P.;   Picerno , P.;  Aquino , R. P.;  Mencherini, T. (2017).
Hazelnut (Corylus avellana L.) Shells Extract: Phenolic Composition, Antioxidant Effect and Cytotoxic Activity on Human Cancer Cell Lines.
Int J Mol Sci, 18(2):392.

Rusu , M. E.;  Fizeșan , I.;  Pop A.; 3, Gheldiu , A. M.;  Mocan , A.;  Crișan , G.;   Vlase , L.;  Loghin , F.;  Popa , D. S.;  Tomuta, I. (2019).
Enhanced Recovery of Antioxidant Compounds from Hazelnut ( Corylus avellana L.) Involucre Based on Extraction Optimization: Phytochemical Profile and Biological Activities.
Antioxidants (Basel), 8(10):460.

Cerulli, A.; Lauro, G.; Masullo, M.; Cantone, V.; Olas , B.;   Kontek , B.;   Nazzaro , F.;   Bifulco, G.; Piacente, S. (2017).
Cyclic Diarylheptanoids from Corylus avellana Green Leafy Covers: Determination of Their Absolute Configurations and Evaluation of Their Antioxidant and Antimicrobial Activities.
J Nat Prod, 80(6):1703-1713.

Imágenes
https://es.wikipedia.org/wiki/Avellana Acceso el 31/07/2022.

https://es.wikipedia.org/wiki/Diarilheptanoide Acceso el 31/07/2022.

https://en.wikipedia.org/wiki/Lignan Acceso el 31/07/2022.