El informe ‘hábitos de aprovechamiento de los alimentos” y la campaña “la alimentación no tiene desperdicio’ (2)

Imagen FAO

Un informe de Aecoc-Shopperview sobre los hogares españoles’ indica que el 11,7% de los millennials creen desperdiciar con frecuencia sus alimentos debido a una mala planificación, por la caducidad de los productos o porque no saben cómo aprovechar los restos de comida

El 73% de los usuarios admite que consume productos una vez superada su fecha de caducidad, en muchos casos por desconocimiento de su verdadero significado

 

DOCUMENTO
El objetivo del estudio Hábitos de aprovechamiento de la alimentación en los españoles realizado por Marta Nolla y Xavier Cros de Aecoc-Shopperview pone al comprador en el corazón de la estrategia para reducir el desperdicio de alimentos.

Se trata de conocer los mejor posible los hábitos de aprovechamiento de la alimentación en los hogares españoles, y crear oportunidades de mejora de éstos hábitos.

Recopilación de Fuentes de Información en medios on-line sobre aspectos del desperdicio de alimentos

¿Cuáles son los motivos que llevan a la pérdidas de alimentos en los hogares? ¿Los consumidores, conocen cómo reducir la cantidad de alimentos que mandan a la basura? El estudio de Aecoc segmenta a los tipos de consumidores y explica su comportamiento para tirar alimentos a su basura doméstica.

El aprovechamiento de los alimentos se enfrenta a múltiples retos. En los países en desarrollo hay problemas para adoptar y aprovechar las tecnologías poscosecha desde el campo a la cadena de suministro. En este tránsito se producen inmensas pérdidas.

En los países más industrializados el reto actual es revalorizar la biomasa agrícola y alimentaria. En las tecnologías poscosecha modernas de lo que se trata es aplicar de forma eficiente la economía circular. Se trata de aplicar las 4 R: reutilizar, reciclar, reparar y reducir. Por ahora, tan solo el 1% de los plásticos de 2ª generación que se emplean en el comercio de alimentos -logística y packaging- pueden considerarse bio-plásticos avanzados. En la industria hortícola está pendiente la revalorización del residuo alimentario.

La distribución de alimentos

Los retailers europeos se plantean la donación de comida, con programas de “stop food waste” en los supermercados creando desafíos con sus proveedores. Tesco dice que publicará los datos de la comida que acaba desperdiciando en sus tiendas.

Phoenix es una star-up con el concepto de economía circular y creen poder redirigir comidas mediante una app para samartphones en Francia.

¿Cómo reducir el desperdicio de alimentos?

Un informe de la ONU cita algunas ideas.
– Crear y usar app’s en smartphones para ofrecer y comprar comida. Hay algunas app’s que se han hecho populares: TooGoodToGo, Tapper, NTEY -nicetoeatyou.es/- o WeSaveEat. El SoyComidaPerfecta es otra app que quiere recuperar los alimentos de las tiendas y venderlos con un 80% de descuento. Por otra parte, Olio y YoNoDesperdicio, son economía colaborativa.
– Comprar tan solo aquello que está anotado en la lista de la compra. Reflexionar antes de recaer a los impulsos en las tiendas.
– Aprender a conservar adecuadamente los alimentos. Leerse las etiquetas de los envases
– Aprovechar las sobras. Comprar tan solo fruta madura, es deliciosa y hay que comerla pronto. Se reaprovecha con zumos, cremas y salsas.
– Conocer “mis raciones”. Comprar lo preciso.
– Participar en las “neveras” solidarias, de los bancos de alimentos o de Cáritas.
– Crear compost con los desperdicios orgánicos
– Diferenciar fechas de caducidad con las de consumo preferente
– Organizar o poner orden en las neveras.

Donde más alimentos se tiran a la basura es en nuestras casas y la hostelería

Los promotores del estudio de Aecoc “Hábitos de aprovechamiento de la alimentación en los españoles” creen que hay una clara conciencia de que España es uno de los países con mayor desperdicio de alimentos por habitante; el 65% cree que estamos por encima de la media, y un 39% cree que los españoles tiran iguales cantidades de alimentos que los americanos o resto de europeos. Sea cual sea el ranking estamos entre los 10 países del mundo con más comida a la basura.

Hacer CLIKC en la imagen para descargar el documento

 

¿Qué se entiende por desperdicio? Es la comida que no se aprovecha. La mayoría de los consultados del informe entienden que con otros hábitos, el desperdicio sería casi nulo y “casi todos” los alimentos comprados en las tiendas podrían aprovecharse. Hay motivos que lo impiden.

Tan solo el 15% de los hogares nunca tira nada; son los jóvenes los que declaran tirar más alimentos, dicen los encuestados.

El olvido de alimentos en la nevera, dice el 54% de las respuestas de las encuestas, de la despensa, el 31% o en el congelador, el 14%, son los descuidos en donde están los alimentos que caducan o se estropean.

La fruta y verdura y otros alimentos sólidos o líquidos, quedan como restos en las neveras y acaban tirándose a la basura. Lo que más se tira -en Europa y EEUU- es fruta y verdura, coinciden la mayoría de estudios sobre el food waste realizados en países con mayores niveles de renta.

A las pregunta sobre ¿en qué medida crees que se tiran / desechan alimentos en tu hogar? De fruta y verdura, el 78% de los los consumidores encuestados declaran que es lo que más tiran, el pan y bollerías varias, es el segundo segmento de alimentos que van a la basura y las comidas preparadas, según un 42% de los encuestados, el tercer grupo de alimentos que se desperdician en los hogares. Les siguen carnes, lácteos y pescados.

¿Porqué se desperdicia la comida?

En la fruta se desecha por deterioro, o sobremaduración. El pan, porque está seco o sobran restos. También si “sobran” pequeñas cantidades es el motivo de que se tiren comidas preparadas, o bien creer que nadie se las comerá.

¿En qué nos fijamos al tirar un alimento? se preguntan en el estudio de Aecoc-Shopperview; en el aspecto, olor y sabor. Las fechas de caducidad o de consumo preferente son tan sólo un primer indicador, una señal de advertencia, pero no suelen ser el último factor ni el más decisivo a la hora de decidir tirar o no ese alimento

Las actitudes

Se han analizado 32 actitudes respecto a preguntas y respuestas de los encuestados sobre el desperdicio y la planificación. Las actitudes -en el informe del estudio- están clasificadas en 6 grupos de cuestiones: medioambiente y conciencia social, ahorro y planificación, cocinar y tiempo, tipos de compra según consumo y opiniones sobre causas del desperdicio.

¿Porqué tiramos la comida? Por despiste, descuido o pereza de reaprovechar, dicen la mayoría de encuestados, el 70%. Re-aprovechar requiere esfuerzo y tiempo.

Le damos poco valor a la comida. Lo que tiro tiene poco valor, dicen una cuarta parte de los encuestados. En la “moda” de bajo coste, pasa lo mismo. La democratización de la moda, que vemos en los modelos de negocios de los Zara, H&M o Primark, priman los PSD -“precios siempre bajos”- y, en estos parámetros aplicados a la agroalimentación moderna, el valor del alimento se menosprecia.

La gente no sabe medir las cantidades, y les sobra. Los graneles y la poca información de las tiendas favorecen el desperdicio. Los consumidores actuales calculan muy mal sus raciones y son poco previsores para la elaboración de sus menús. Los españoles aún tenemos una cultura con recuerdos de que somos hijos o nietos de gentes que vivieron con miedo a la escasez y recuerdan cuando les contaron que ellos pasaron hambre. Ahora, además, en la comida estamos fascinados con la abundancia.

Tipos de consumidores

¿Cuál es la segmentación de los tipos de consumidores según sus actitudes de compra y consumo de alimentos? En Aecoc-Shopperview les llama así, los re-aprovechadores, foodwaste generators, price driven, los eco-friendly y los busca caprichos.

Los consumidores somos gentes conscientes. Un 87% declaran sentirse mal cuando se les estropea un alimento en la nevera y el 77% intenta reutilizar-los. Más del 50% de los consumidores declaran comprar más alimentos de los que creían necesitar y casi uno de cada tres muestra tener la percepción de tener que acabar siempre tirando comida: sobre todo los «foodwaste generators«; la mitad de ellos declaran tener esta percepción. Cuando hay una percepción del encarecimiento de los alimentos, se propicia un mayor aprovechamiento de la comida y de búsqueda de ofertas.

Entre los españoles 7 de cada 10 del total compradores dice tener una actitud favorable a guardar las sobras para cocinar otros platos, sobre todo los del segmento “re aprovechadores”.

La mitad de los entrevistados prefieren realizar compras pequeñas y más frecuentes. Los re-aprovechadores tiran poca comida, hay un 22% de estos consumidores que no tira nada, dicen en las entrevistas.

Los re-aprovechadores siguen consumiendo todo tipo de alimentos una vez expirado el plazo recomendable; mientras que los “foodwaste generators” son los que más tiran una vez expiradas las fechas de caducidad indicadas en los envases.

Los foodwaste generators son claramente el grupo que tira más alimentos de todo tipo. Entre los foodwaste generators hay muchísimos hogares unifamiliares.

Los “price driven” vienen del grupo poblacional con mayor tasa de paro y menor formación; son gentes de hogares con menores ingresos.

Los «busca-caprichos» dicen que cuando compran alimentos, compran más de lo que esperaban» y opinan que los alimentos cada vez son más caros, y, en cambio se entretienen mirando las innovaciones y quieren darse «un capricho cada día»

Los “eco friendly” estarían dispuestos a vivir con menos. Dicen seguir una dieta mediterránea o “tradicional”. Prefieren los alimentos locales, cultivados -o preparados- cerca de dónde viven. Quieren comprometerse con los problemas de su entorno.

Los hogares en dónde comen más en casa son: los “re aprovechadores» y los Price driven.
Casi la mitad de los españoles -un 40%- declaran comer o cenar fuera del hogar como mínimo una vez por semana, excepto los “price driven ” que comen fuera con menor frecuencia.

 

AECOC ha presentado un informe sobre ‘Hábitos de aprovechamiento de los alimentos en los hogares españoles’ (1)

AECOC organizó encuentro sobre desperdicio alimentario

Informaciones relacionadas

El desperdicio alimentario y la poscosecha

Los supermercados pueden contribuir a reducir el desperdicio alimentario