Las bayas de goji son frutas con una larga tradición de uso en la medicina oriental, sobre las que actualmente se realizan múltiples estudios científicos

Existe un gran interés en la investigación sobre su composición nutricional y fitoquímica

Beatriz Riverón, Bioquímico farmacéutica

 

Lycium barbarum, también catalogado como Lycium chinense es una especie de la familia Solanaceae, originaria de China, habiendo sido introducida y cultivada ampliamente en Europa.

Es un arbusto con ramas espinosas y hojas largas, ininterrumpidas y algo rugosas. Sus flores, que pueden ser rosadas o violetas, tienen un cáliz acompañado de una corola de cinco lóbulos. Su fruto es una baya ovoide, carnosa y de color rojo o naranja. La planta en sí y sus bayas se conocen popularmente como goji, bayas de goji o cerezas de goji.

Esta planta tiene una larga tradición de uso en la medicina herbal oriental. En varios estudios científicos llevados a cabo en la actualidad, se han encontrado más de 41 especies diferentes de goji. Una de las variedades más populares por la calidad de la fruta que produce es Ningxian, cuyas bayas se venden a menudo secas.

Se cultiva comercialmente principalmente en el norte de China, en la región de Ningxia, a lo largo de las fértiles llanuras del río Amarillo. Las bayas se comercializan especialmente secas; el proceso de secado se realiza al sol o, en la actualidad, mecánicamente.

China representa casi la mitad de la producción mundial. En el sureste de España (en las provincias de Almería, Murcia y Alicante) crecen dos especies del género Lycium, L. europaeum y L. intricatum, conocidas popularmente como “cambrón”.

Entre sus sustancias nutricionales se destacan las siguientes:
Carotenoides totales, α- tocoferol y luteína.
Polifenoles, flavonoides y lignanos (macromoléculas, polímeros, cuyo esqueleto está formado por el grupo fenilpropanoico; se depositan en las paredes de las células vegetales y les aportan rigidez).
Tirosol, un antioxidante fenólico natural presente en una variedad de fuentes naturales como el aceite de oliva; es un derivado del alcohol fenetílico .
Fibra dietética.
Minerales como hierro, calcio, potasio y fósforo.
Ácido 2-O-β-d-glucopiranosil-1-ascórbico (AA-2βG), que es un derivado natural de la vitamina C (ácido ascórbico).
Proteínas.
Aminoácidos, incluidos los 8 aminoácidos esenciales, aquellos que el organismo no es capaz de sintetizar, pero son necesarios para su metabolismo. El organismo humano es incapaz de sintetizar aproximadamente la mitad de los veinte aminoácidos comunes, por lo tanto debe de obtenerlos a través de la dieta conteniendo alimentos ricos en proteínas. Ellos son: Fenilalanina, histidina, isoleucina, lisina, leucina, metionina, treonina, triptófano y valina.
– Varios oligoelementos: magnesio, zinc, hierro, cobre, níquel, cromo, manganeso, cobalto, selenio, cadmio y germanio.
Vitaminas A, B1, B2, B6, C y E.
Ácidos grasos insaturados como Omega 3 y Omega 6.
Sesquiterpenos, algunos precursores de vitaminas, presentes en muchos aceites esenciales; es un terpeno compuesto por tres unidades de isopreno:

Propiedades medicinales de las bayas de goji

Ubicado hace milenios en la parte superior de la tabla de 8000 hierbas y alimentos curativos chinos, los médicos de la antigua China ensalzan sus amplias ventajas para la salud, citando desde la renovación de la vitalidad hasta el fortalecimiento y la restauración de órganos importantes, especialmente ojos, hígado y riñones.

Polisacáridos aislados de frutos rojos del goji son los factores funcionales más importantes, que consisten en un complejo de beta-glucano con un núcleo molecular común formado por residuos (1 → 6) -betagalactosilo. Los polisacáridos son ampliamente conocidos como modificadores de la respuesta inmune contra enfermedades infecciosas. Los estudios demuestran que son particularmente capaces de inducir la maduración funcional de células dendríticas de fuerte inmunogenicidad. Las células dendríticas constituyen una población heterogénea de células presentadoras de antígeno que incorporan a éstos desde los tejidos periféricos migrando a los órganos linfoides secundarios, donde se vuelven maduros y competentes para presentarlos a los linfocitos T.

Fue verificado que una fracción inmunomoduladora de polisacáridos de goji (LBP3p) inhibió significativamente el crecimiento del sarcoma S180 trasplantable en ratones, estimulando la proliferación de linfocitos en el bazo, aumentando la actividad de células T citotóxicas y fagocitosis en macrófagos. Esta fracción LBP3p también aumentó los niveles de expresión de ARNm de IL-2, una interleucina que induce la maduración de los linfocitos. Esta sustancia es una proteína que regula las actividades de los glóbulos blancos responsables de la inmunidad; IL-2 es parte de la respuesta natural del cuerpo a las infecciones microbianas y a los factores externos, y media sus efectos uniéndolos a sus receptores, fenómenos que activan a los linfocitos con la consecuente secreción de los anticuerpos.

El mismo estudio también reveló una reducción en la peroxidación lipídica de ratones inoculados con sarcoma S180. La peroxidación lipídica es la degradación oxidativa de lípidos, proceso por el cual los radicales libres capturan electrones de los lípidos en las membranas celulares; este proceso se inicia mediante un mecanismo de reacción en cadena de radicales libres. En la mayoría de los casos afecta a los ácidos grasos poliinsaturados porque contienen múltiples dobles enlaces. De hecho, los polisacáridos pueden actuar en la protección contra la peroxidación lipídica de ácidos grasos poliinsaturados constituyentes de membranas celulares.

Se ha revelado que los polisacáridos de la baya de goji son capaces de bloquear el ciclo celular de los tumores hepáticos e interferir positivamente en los sistemas apoptóticos (muerte celular programada).

Extractos polisacáridos de goji también son capaces de inhibir dependientemente de la dosis y del tiempo, el crecimiento de la línea celular MCF-7 (carcinoma de mama humano).

Polisacáridos de goji se han mostrado eficaces en el tratamiento de la infertilidad masculina. Tales compuestos fueron capaces de proteger el tejido testicular de ratas contra la degeneración inducida por hipertermia (exposición al calor de 43 ° C).

Fuerte potencial antioxidativo: Extractos de polisacáridos crudos y fracciones de polisacáridos obtenidas de la decocción de la fruta en agua mostraron efectos hipoglucémicos e hipolipidémicos, y capacidad de absorbancia de radicales libres de oxígeno (antioxidante). Se encontró que éstos pueden reducir significativamente los niveles de glucosa en la sangre, las concentraciones de colesterol total y de triglicéridos en suero y, al mismo tiempo, aumentar notablemente los niveles de lipoproteínas de alta densidad (HDL). Los extractos brutos (crudos) son ricos en antioxidantes, como por ejemplo, carotenoides, riboflavina, ácido ascórbico, tiamina y ácido nicotínico. Los polisacáridos glicoconjugados que contienen varios monosacáridos y aminoácidos, son los principales componentes bioactivos de efecto hipoglucemiante. Tanto los polisacáridos como las vitaminas antioxidantes de los frutos de goji son posibles principios activos del efecto hipolipidémico.

También, extractos de goji se asociaron a los efectos neuroprotectores en las funciones estructurales y biológicas de los dolores lumbares. Los enlaces α-1,4-d-galactosidurónicos y α-1,5-arabinosídicos, afectan significativamente los efectos de inmunomodulación lo cual es beneficioso para la mejora del control de calidad basado en la actividad farmacológica del dolor lumbar y el desarrollo futuro de productos funcionales y de salud únicos relacionados.

Interacción con fármacos

Sustancias presentes en la baya de goji interactúan con el citocromo P450. El citocromo P450 es una superfamilia diversa de proteínas responsables de oxidar una gran cantidad de sustancias para hacerlas más polares y solubles en agua facilitando la excreción de sustancias no deseadas, pero también es responsable de activar o desactivar muchos fármacos y toxinas. Esto significa que muchos medicamentos pueden modificar su eficacia si el paciente consume esta fruta con regularidad. Si está tomando medicamentos, no comience a consumir la baya de goji sin antes consultar a su médico.

Los pacientes diabéticos o hipertensos que estén medicados para estas enfermedades también deben tomar precauciones, ya que la baya de goji aumenta el riesgo de episodios de hipoglucemia e hipotensión.

Efectos colaterales

Mucha gente imagina erróneamente que cuando un producto se comercializa con la etiqueta «producto natural» no presenta ningún riesgo de efectos adversos. Nada más falso, sobre todo porque diferentes organismos pueden reaccionar de diferentes formas a un mismo producto, como es el caso de individuos alérgicos al huevo o al marisco. Como cualquier alimento, la baya de goji puede desencadenar reacciones alérgicas graves. Las personas con antecedentes de alergia al tabaco, a los melocotones, a los tomates o a las nueces tienen un mayor riesgo de padecer también alergia a estas frutas.

Algunas personas experimentan náuseas y vómitos después de consumir la fruta, pero este efecto es poco común y generalmente ocurre solo si consumidas dosis altas.

La ingestión de baya de goji no se recomienda durante el embarazo y la lactancia, debido a la falta de estudios que demuestren su seguridad para el bebé.

Fuentes
https://pt.wikipedia.org/wiki/Lycium_barbarum Acceso el 08/11/2021
http://laboratorionutramedic.com.br/site/public_images/produto/d89bb7edcb2908863255a6e9fe0873ac.pdf Acceso el 08/11/2021
https://www.hindawi.com/journals/bmri/2019/4615745/ Acceso el 08/11/2021

Zhang ,Z.; Liu, X.; Zhang, X.; Liu, J.; Hao, Y.; Yang, X.; Wang, Y. (2011).
Comparative evaluation of the antioxidant effects of the natural vitamin C analog 2-O-β-D-glucopyranosyl-L-ascorbic acid isolated from Goji berry fruit.
Arch Pharm Res, 34(5):801-10.

Montesano , D.; Rocchetti , G.; Cossignani , L.; Senizza , B.; Pollini , L.; Lucini , L.; Blasi, F. (2019).
Untargeted Metabolomics to Evaluate the Stability of Extra-Virgin Olive Oil with Added Lycium barbarum Carotenoids during Storage.
Foods, 8(6):179.

Ilić , T.; Dodevska, M. ; Marčetić , M.; Božić , D.; Kodranov , I.; Vidović , B. (2020).
Chemical Characterization, Antioxidant and Antimicrobial Properties of Goji Berries Cultivated in Serbia.
Foods, 9(11):1614.

Tian , X.; Liang , T.; Liu , Y.; Ding , G.; Zhang ,F.; Ma, Z. (2019).
Extraction, Structural Characterization, and Biological Functions of Lycium Barbarum Polysaccharides: A Review.
Biomolecules, 9(9):389.

Xie , J.; Wu , D. T.; Li, W. Z.; Ning , c. G.; Tang , Y. P.; Zhao , J.; Li, S. P. ( 2017).
Effects of Polysaccharides in Lycium Barbarum Berries from Different Regions of China on Macrophages Function and their Correlation to the Glycosidic Linkages.
J Food Sci, 82(10):2411-2420.

Chen , Z.; Tan, B. K. H.; Chan, S. H. (2008).
Activation of T lymphocytes by polysaccharide-protein complex from Lycium barbarum L.
Int Immunopharmacol, 8(12):1663-71.

Hao , W.; Wang , S. F.; Zhao , J.; Li, S. P. (2020).
Effects of extraction methods on immunology activity and chemical profiles of Lycium barbarum polysaccharides.
J Pharm Biomed Anal, 185:113219.

Masci ,A.; Carradori ,S.; Casadei ,M. A.; Paolicelli ,P.; Petralito , S.; Ragno , R.; Cesa , S. (2018).
Lycium barbarum polysaccharides: Extraction, purification, structural characterisation and evidence about hypoglycaemic and hypolipidaemic effects. A review.
Food Chem, 254:377-389.

Luo ,Q.; Cai, Y.; Yan, J.; Sun, M.; Corke, H. (2004).
Hypoglycemic and hypolipidemic effects and antioxidant activity of fruit extracts from Lycium barbarum.
Life Sci, 76(2):137-49.

Imagen
https://pt.wikipedia.org/wiki/Lycium_barbarum Acceso el 08/11/2021