Caqui – Kaki

Caqui – Kaki

DOP Ribera del Xúquer

Ribera del Xúquer es el  mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

El caqui, otra fruta excepcional de otoño en Europa

 

Aunque su origen data del siglo VIII, la llegada a los países occidentales fue posterior, puesto que a España, y Francia lo cultivamos desde finales del siglo XIX.

El kaki o caqui es uno de los frutos más representativos del otoño en España, si bien su origen es subtropical. Podemos decir que, según su procedencia, se puede hablar del kaki de Asia conocido Diospyros Kaki, del originario de Japón, DiospyrosLolus y del americano, DiospyrosVirginianana.

El kaki más cultivado es el chino, caracterizado por un color anaranjado, su peso puede llegar al ¼ de kilo y como curiosidad, pese a su dulzura, hay que tener en cuenta un cierto regusto áspero que lo hace original.

Lo más frecuente es tomarlo como pieza de fruta después de las comidas, pero también es cierto que su dulzura permite presentarlo de otras maneras como es el caso de las mermeladas.

Una de las ventajas de muchos frutos es que favorecen que el organismo depure sustancias. De ahí que las variedades de kakis más consumidas sean las no astringentes, dado que el punto de maduración del kaki es un factor clave en este fruto para poder paladearlo bien. Pero si hay un tipo de kaki popular en las fruterías son los valencianos, la variedad Rojo Brillante, con la Denominación de Origen Protegida Ribera del Xúquer, y la primera marca es Persimon.

En Andalucía, en la región de Huelva, tienen caquis desde hace más de 30 años y entonces plantaron la variedad Triumph, conocido entre los fruteros como los Sharoni.

Imagen principal olger Langmaier en Pixabay

En un asado …

Tipos de Kaki …

Tras una primera introducción sobre la historia del kaki, hay que destacar al consumidor dos grandes clases de este fruto en la tienda: los astringentes y no astringentes. Los segundos, obviamente, facilitan que el organismo depure sustancias, por lo que es el tipo de kaki más codiciado. Los kai no astringentes de las fruterías se comen como una manzna.

En concreto, el kaki del tipo cultivado por los productores valencianos como el de la marca Kaki Persimón, o el de Huelva, Sharoni, se diferencia del kaki clásico por tener un color rojizo y una pulpa mucho más dura, hasta el punto de que puede pelarse fácilmente como cualquier fruta como una pera o melocotón.

Los caquis astringentes se consumen en un estadio de completa madurez y en la tienda tienen un color rojo intenso. Sin la piel, son frutas super dulces.

Propiedades saludables

Los nutrientes más característicos del kaki, como en otros frutos, es la cantidad de agua que contiene. El kaki es, además, una fruta más bien calórica dada su alta presencia de hidratos de carbono. En cuanto a las vitaminas, contiene provitamina A, potasio y vitamina C.

En menos cantidad, los kakis también albergan calcio, sodio, hierro, fósforo y vitaminas B1, B2 y B3.

Destacar que sus vitaminas de tipo A son perfectas para el sistema inmunológico, huesos y cabello. En las de tipo C destaca sus propiedades antioxidantes y la defensa frente a infecciones

Composición

Valor nutricional en una ración de 100 g

– Calorías 65,6
– Hidratos de carbono (g) 16
– Fibra (g) 1,6
– Potasio (mg) 190
– Magnesio (mg) 9,5
– Provitamina A (mcg) 158,3
– Vitamina C (mg) 16
– Ácido fólico (mcg) 7
mcg = microgramos

Nutrientes

Por el tipo de nutrientes y propiedades del kaki, es interesante durante el embarazo y durante el periodo de lactancia, personas mayores y deportistas, a causa de su riqueza en vitamina A. Esta vitamina nos interesa a todos, y, en el caso del periodo de embarazo, compensa la fácil carencia de esta vitamina.

La presencia de potasio ayuda a regular situaciones cardiovasculares anómalas y las vitaminas disminuyen el riesgo de cáncer o patologías degenerativas.

Gastronomía  …

Mermelada de Kaki

Ingredientes
– 1 kg de caqui, kaki o persimón completamente maduros.
– 500 gramos de azúcar. Se puede usar menos si se quiere menos dulce.
– Ramita de vainilla o palo de canela (de manera adicional).

Paso a paso para una fantástica mermelada de caqui
– 1.  Limpiar muy bien los caquis con paño húmedo, separarlo del capuchón y el tallo, retirar las semillas y cortar en pequeños trozos
– 2. Agregarlos en una olla junto con el resto de los ingredientes (azúcar, vainilla y canela) y dejarlo reposar por unas 5 horas, para que así, el caqui absorba el azúcar y desprenda el zumo.
– 3.  Se cocina a fuego lento durante 2 horas. No olvides remover de tanto en tanto.
4. Finalmente la dejamos enfriar, en caso de haber utilizado la canela o vainilla, retirar las ramitas, y está lista para ser almacenada en el refrigerador.

La receta es de Mermelada.org

Sobre el autor

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This