Rate this post

La importancia del consumo de frutos secos para la salud. Informe especial de Patricio Moreno – Revista Alimentos Argentinos

Tradicionalmente el consumo de frutos secos era propio de los festejos de fin de año, cuando almendras, nueces y avellanas aparecía en el infaltable pan dulce, o emitiendo tentaciones desde la mesa navideña. Esto sigue ocurriendo, pero hace largo tiempo que estos productos protagonizan una expansión que los pasea por todo el almanaque, y han ganado presencia no solo como componentes de confituras y golosinas, sino en los comercios dietéticos y, cada vez más, en las góndolas de los supermercados.

Almendras, avellanas, nueces, pecanes y otros frutos similares se han ligado con fuerza a la tendencia universal hacia la alimentación sana y el consumo de productos con propiedades beneficiosas para la salud. El comercio internacional refleja esa tendencia y ampliar o encarar su producción puede resultar muy interesante para nuestro país, que cuenta con regiones muy aptas para producir o adaptar diversas especies. Estos frutos poseen varias características que los diferencian netamente de los demás frutales.

-En su composición natural tiene menos de un 50% de agua
-Poseen pocos hidratos de carbono
-Son de los pocos alimentos que contienen fósforo
-Son alimentos muy energéticos ricos en grasas y proteínas
-Poseen una cáscara no comestible

La producción en Argentina
Dentro de los frutos secos que se producen en el país se destacan la nuez de nogal, la almendra, la avellana, el pistacho y la nuez pecán. En 2015 la producción alcanzó aproximadamente las 19.000 toneladas, obtenidas en una superficie implantada de 29.470 hectáreas. La nuez de nogal lidera la producción con 15.750 toneladas, seguida por la almendra (2,400 toneladas)y entre ambas representan el 95,5% del total. La nuez pecán aporta 600 toneladas, la avellana otras 250 y se carece de datos sobre la producción de pistacho.

La superficie implantada con nogal se destaca Catamarca (34%), Mendoza (23%) y La Rioja 21,6%. Mendoza se destaca en almendra con poco más del 60%. Las provincias de Entre Ríos y Buenos Aires, incluido el Delta del Paraná participan con el 85% de la nuez pecán, mientras que el pistacho se concentra en la provincia de San Juan (57,5%) y Mendoza el 23%. Río Negro posee casi el total de la superficie destinada a la avellana, el 90%.

Chile es un gran productor de nueces

La gran demanda de la India, país de 1.300 millones de habitantes y tradicional consumidor de nueces, incrementó la exportación chilena y crece la producción.

Se estima una exportación de 5.000 toneladas de nueces a India este año que pasaría del noveno lugar al 5º como país importador de nueces de Chile. Chile ex pota 574 toneladas al subcontinente asiático. El principal destino fue Turquia y le siguen Italia, Emiratos Arabes, España y Alemania. El presidente de la Comisión Chilena, Karl Samsing estimó que llegarían a expotar 15.000 toneladas el próximo año. Varios factores internos permiten ese pronóstico, principalmente el trabajo conjunto público y privado de Chile, entre otros factores.

En Agosto 2016 el comienzo de la fumigación con phosphine fue autorizado después de un largo proceso de negociación de la SAG con India. La autorización le dio a Chile una gran ventaja competitiva. El otro factor más importante es la calidad del producto chileno. Los consumidores lo reconocen (incluso en nuestro país que importa de Chile) como lo señaló Carolina Vasquez de ProChile en India. Estados Unidos es también gran exportador hacia países como Ucrania y Australia.

Las demanda actual y las perspectivas del consumo en la India, en países árabes y también China, crean las condiciones para impulsar en gran medida la producción argentina mejorando la calidad de nuestras nueces nogaleras y quizás también la pecán.

Información relacionada Informe FrutiHortícola Diciembre 2017 Por Carlos A. Ceballos Guzmán 

La ciencia confirma que las dietas ricas en frutos secos no aumentan el peso y que tienen efectos favorables en el bienestar