En la imagen principal un prototipo de “vertical farm” de Idromeccanica Lucchini de Italia

En el International Congress de la ISHS en Lisboa se comenzaron a conocer informaciones sobre diseños de arquitectos sobre Horticultura Vertical para centros urbanos, la “horticultura en la ciudad”, decían. Los editores de este weBlog al iniciar la Biblioteca de Horticultura publicamos artículos que se referían a las tecnologías de hidroponía necesarias para estas innovaciones y para la “propagación, injerto y producción de plantel en sistemas cerrados con iluminación artificial para comercialización en Japón“,  documento del profesor Toyoki Kozai,

Paris 2050

Smart City 2050. Paris según Adfer Dafne

Ahora en Internet la agricultura vertical está de moda. La mayoría de las informaciones disponibles toman referencias de talleres de arquitectura con iniciativas de proyectos enriquecedores sobre todo para diseñadores y empresas constructoras. Actualmente, parecen no existir fórmulas de éxito para un modelo de negocio que pudiera parecer excesivamente innovador, se puede extraer de la información holandesa publicada por MVO Nederland; al menos, según Lennart Visser, de Total Produce B. V. ¿cuál es la solución? “el énfasis tiene que estar más en el consumidor, y la tecnología debe usarse para cubrir las necesidades de los clientes”.

Nadie ha descubierto todavía el modelo de negocio de éxito para la agricultura vertical“, explica Lennart Visser, director de sostenibilidad y marketing de Total Produce B. V., en su sede en MVO Nederland, en Países Bajos. La agricultura vertical trata de producir frutas y hortalizas de forma eficiente: menos uso de agua y menos desperdicios en un entorno cerrado, 24 horas al día, 7 días a la semana y 365 días al año.

“Nadie tiene aún un modelo de negocio exitoso de agricultura vertical”, dice Lennart Visser, director de sostenibilidad y marketing de Total Produce, en MVO Nederland. Según Visser, el mundo de la agricultura vertical está cambiando tan rápidamente que hay que esperar a que haya una situación comercial que beneficie a todas las partes involucradas. “Avanza a la velocidad de la luz. Constantemente se están aplicando las nuevas tecnologías, se están desarrollando nuevas iluminaciones por led, se están cultivando otros cultivos y se están involucrando nuevos agentes. Estos desarrollos dificultan la creación de una situación comercial de éxito”.

Según la información de MVO Nederland la agricultura vertical suele estar financiada por una combinación de dinero privado y público. El Gobierno ejerce un papel importante y ve esta forma de producción como una solución posible para alimentar a la población. En 2050, habrá 9.500 millones de personas en el planeta; ¿cómo vamos a alimentarlas?”, se pregunta Visser.

Urban Farming Koppert Cress

Kopert Cress ve las Urban Farming “a la holandesa”

Los partidarios de estos desarrollos ponen el énfasis de que “los gobiernos y las universidades, otras entidades también han mostrado su interés en la agricultura vertical, como Goldman Sachs y la NASA. Actualmente, la NASA está investigando cómo cultivar lechugas en el espacio para añadirlas a la dieta de los astronautas”.

Harán falta compradores para estas verduras cultivadas en espacios cerrados. Los hábitos de consumo de Londres o Hamburgo, son muy distintos que en San Francisco, Barcelona o Lyon. Parece esencial tener un perfil de consumidores adecuados, ¿dónde están?, ¿qué productos y volúmenes desean?, ¿cuándo y en qué tipo de envases?. Son importantes los circuitos cortos, pero también el buen hacer de los actuales productores hortícolas. Para los redactores de HorticulturaBlog, la Horticultura local y el comercio en circuitos cortos, puede encontrar mejores valores en cultivar la diversidad y comodidad de gastrónomos y consumidores. En este site del Grupo THM han publicado un decálogo de “una visión sobre una nueva industria de la Horticultura local

Las verduras de la horticultura vertical deben ser carísimas. Los diseñadores de estas instalaciones y los supermercados que desean incorporarlas creen quelos  consumidores están dispuesto a pagar un precio elevado por la frescura, el carácter sostenible y, sobre todo, porque el producto se ha producido en un ambiente seguro y fiable.

“Gracias a la agricultura vertical, podremos prever mejor lo que necesita el cliente. Podremos garantizar mejor la oferta de algunas verduras y nos afectarán menos las oscilaciones climáticas que puedan obstaculizar la producción. También ofreceremos productos que se han cultivado sin pesticidas. En la agricultura vertical, podremos ser quienes dirijan la producción hacia lo que quiere el cliente”, dicen en Total Produce.

En la ciudad 2020 de Valencia pretenden la integración paisajística de los hueros urbanos tradicionales

En la ciudad 2020 de Valencia pretenden la integración paisajística de los huertos urbanos tradicionales

 Otras informaciones