Si los productores hortofrutícolas tienen las plantaciones ¿porqué no tienen que poder mandar sobre los frutos?  (1)

 

Imagen principal de Alexey Demidov en Unsplash

CRÓNICA
El próximo año Barcelona será capital mundial de la alimentación sostenible. Lo mejor para la comarca del “Barcelonès” y para Catalunya seria que los casi 6 millones de habitantes del área metropolitana comieran de lo que producen localmente. Esto sería lo mejor para los productores agroalimentarios catalanes y para el territorio, cree Gustavo Duch de la revista Sobirania Alimenaria.

“Alimentación sostenible significa un modelo alimentario que sea bueno para las personas, para el territorio y para el planeta”. Prosperamos garantizando la justicia social y la regeneración de los ecosistemas» dice la científica especialista en políticas alimentarias urbanas por la UB y Universidad de Cardiff, la agrónoma valenciana, Ana Moragues.

Según Moragues, la alimentación globalmente genera un tercio de la emisión de gases de efecto invernadero ,y además, con la malnutrición, enfermamos. Con respecto a la comida estamos fascinados por una sociedad de la abundancia. Mientras hay una parte del mundo con insuficiencias alimentarias, y en otra, las personas deben enfrentarse al sobrepeso y la obesidad. Mientras, esperamos que a la alimentación le llegue la revolución verde.

Actualmente académicos, políticos y organizaciones de productores parecen interesados en iniciativas de horticultura sostenible y en el concepto de soberanía alimentaria, y, medios de comunicación responsables, como VilaWeb, se preguntan ¿porqué son tan baratas la fruta y la verdura en los supermercados?. Los precios de las frutas y verduras son como una montaña rusa, y en algunas marcas de supermercados les crean una apariencia del mercado de la abundancia.

En los países mediterráneos las frutas y verduras tienen amplia disponibilidad para unos consumidores con hábitos alimentarios de amplia dieta vegetal. La distribución organizada, los supermercados mayoritariamente, crean en las tiendas para esta categoría de alimentos una gama básica, con escenarios de graneles y de «abundancia», con mensajes de  “precios siempre bajos”, como dicen en un supermercado de España.

La horticultura moderna

La horticultura moderna tiene muchas gamas de alimentos para ofrecerles a los consumidores del siglo XXI. Igual en fruta como verduras continuamente aparecen nuevas variedades y tipos, nuevos sabores. Los expertos de la poscosecha se acercan a la gastronomía para una industria hortícola evolucionando hacia especialidades, abundantes ofertas de mínimos procesados de vegetales triunfadores entre las tendencias alimentarias actuales.

Opciones para la industria hortícola en 2030

En el comercio de alimentos y de la gastronomía modernas además de los supermercados hay otros posibles formatos de tiendas para las frutas y verduras y la #AlimentaciónSaludable.

En VilaWeb, Esperança Camps, preguntaba a 3 agricultores sobre el concepto de soberanía alimentaria. La soberanía alimentaria es mucho más que mirar las etiquetas del BIO de las tiendas, cuenta Camps. Es comer “consciente”, conocer de dónde vienen los alimentos, quién los produce y en qué condiciones lo hace. Conocer la huella de carbono, saber si el concepto local a qué reglas se refiere, y si los productores están en organizaciones y/o países socialmente responsables.

Los consumidores en sus compras de alimentos comienzan a hacerse preguntas. Hay productores que quieren relacionarse directamente con los consumidores. En el comercio on-line, conceptos de economía del “procomún” y logísticas uberizadas, ¿permitirán a los productores hortícolas instalados cerca de las ciudades tener un comercio directo y estable con los consumidores?

Entre los productores “bio” son populares las suscripciones a “cestas semanales o quincenales” de alimentos hortofrutícolas. En el artículo de VilaWeb, citan 3 ejemplos reales sobre el manido mensaje del Farm to Fork. Uno de ellos es el caso de Susanna Ferrando con su proyecto CamiDelHorta.com, basado en la venta de “biocaixes” y tienda propia. CajaNature fué una iniciativa del grupo Kernel en San Javier, Campo de Cartagena, creada hace más de un decenio.

En València hay horticultores que poseen pequeños campos y se asocian a grupos de consumo creados en la ciudad. Es el caso de Xavier Baixauli, Xavo, y su relación con el GrupoConsumoPatraix.wordpress.com. Otros productores agrupados, los cita el artículo de VilaWeb, tienen un sistema participativo llamado SpEcollaures.org.

Imagen de la aplicación goteso.com de Canadá

La misma información periodística cita el proyecto Crowdfarming.com, un sistema para comprar alimentos directamente a los productores. Tratan de “crear un impacto social y ambiental positivo”, dicen estos “modernos farmers”. A esta organización pertenece Vicente Verdevio con 18 hectáreas de cítricos cerca de Bétera, a los pies de la Sierra Calderona, sus frutas las vende acabadas de recolectar del árbol.

En los huertos de Verdevio, l’Hort del Zèfir puedes “apadrinar un árbol”, pagas para que lo cultiven. “Creo que la sociedad no acaba de entender que si “los productores tienen las plantaciones, tienen que poder mandar sobre los frutos”.

Acercarse al consumidor no debe ser una moda pasajera, continuamente aparecen nuevas iniciativas. En ACTUALFruVeg explicamos el proyecto Kulto, para comprar a “tu agricultor local”, funcionando en Cantabria y Madrid.

En Galicia cerca de 40.000 agricultores se beneficiarán de un real decreto español que regula la seguridad e higiene en la comercialización agraria para impulsar la venta y consumo de proximidad. En todo el país puede que más de 250.000 pequeños agricultores, según la COAG, coordinadora de organizaciones de agricultores y ganaderos, se adaptarán a la nueva normativa para la venta directa del campo a la mesa. Los alimentos acogidos a la nueva legislación deberán indicar su número de registro sanitario de empresa agroalimentaria, la descripción, el peso neto y la fecha de recolección del vegetal o entrada en matadero de ganado. Habrá que indicar si el alimento es para consumo en fresco o cocinado. (Real Decreto 1086/2020, de 9 Diciembre, del gobierno español)

Según GlobaData, en España, la mitad de los consumidores cree que es importante consumir alimentos locales, y ahora, después de la pandemia Covid 19, el 76% consideran a los alimentos «tradicionales y artesanales» como de completa confianza. La nueva normativa española el comercio de los pequeños agricultores puede mejorar el “sostenimiento económico, social y medioambiental de la producción local y el medio rural”, y además “responde plenamente a los objetivos del Pacto Verde Europeo y la Farm to Fork Strategy y Biodiversidad”.

Agrupaciones y organización de productores

En opinión del economista José Maria Sumpsi, las pequeñas explotaciones hortofrutícolas -quizás también algunas granjas- deberían estar todas agrupadas en OP. A la vez, estas OP de pequeños productores podrían elegir gestores que supieran ocuparse de las rentas de sus asociados. Los gestores de las modernas OP deberán obligarse a crear valor en los procesos del alimento cultivado en el campo hasta la mesa de los clientes.

Cuando se trata de agrupaciones de productores con etiquetas de local podría ser conveniente que estuvieran relacionados con una mancomunidad de municipios o comarca, creemos en ACTUAL FruVeg. Por otra parte, los consumidores tienen confusiones con el etiquetado demasiado técnico de certificaciones como los  GlobalG.A.P, serían mejores etiquetas con significados comerciales. Hay que explicar el estandar IDH, el índice de desarrollo humano y los productores hortofrutícolas considerar los argumentos de la certificación SMETA o la «Rainforest Alliance Certified«.

Las modernas OP de pequeños productores comprometidos con el comercio local deberían estar dispuestos a crear valor en todas las gamas de sus productos, tener una web-catálogo con un ecommerce moderno y compromisos de distribución eco-sostenibles y uberizados con trabajadores de la comarca. En estas condiciones las administraciones locales de una comarca o mancomunidad podrían contribuir mediante discriminación positiva a favor de estos tipos de productores de alimentos del comercio local, local.

Comercio local no significa tan solo «en la calle y mercados municipales«. El concepto local, de proximidad o cercano, es amplio, y para las frutas y verduras, en los países del mediterráneo, un sinónimo del Farm to Fork.

Conceptos y proyectos de local, local

Algunos de los modernos conceptos de la producción y comercio de frutas y verduras en circuitos cortos podría ser la vanguardia de otra Horticultura para el siglo XXI. La horticultura de proximidad es una oportunidad. Hay un Decálogo con una visión sobre una nueva industria en la Horticultura local.

El proyecto europeo SmartChain-h2020.eu genera acciones de transferencia de conocimiento con 18 talleres de innovación y actividades de capacitación para agricultores y gestores de cadenas cortas de suministro de alimentos.

En SmartChain participa AZTI, un centro tecnológico de la Red Vasca de la Ciencia y Tecnología, socio del EIT Food, una asociación paneuropea centrada en los consumidores para capacitar a innovadores, emprendedores y estudiantes. El objetivo de estas organizaciones es alcanzar sistemas alimentarios altamente cualificados para una vida más saludable.

El 70% del consumo global de alimentos está en la ciudad. Los administradores, los legisladores de la gestión del territorio, de las áreas periurbanas son claves para transformar los modelos actuales de producción y distribución de alimentos.

En el área metropolitana de Barcelona la demanda de frutas y verduras supera ampliamente la oferta. En la región hay 36 municipios y más de 3 millones de habitantes. Este cuadro es de un estudios de la iniciativa Smart Farminglass para Barcelona. Hacer CLICK en la imagen para ampliarla

Barcelona, como València, que fué anteriormente también capital mundial de la alimentación, son áreas con “oportunidades” para transitar hacia la alimentación local, local.
En 2017, en Valencia se redactó una declaración sobre alimentación sostenible, las ciudades son claves para lograr el derecho internacional de la alimentación, decía un postulado.

En Barcelona, la organización MercaBarna, uno de los mercados europeos de comercio mayorista de alimentos mejor gestionado de Europa, junto con el valor del Parc Agrari del Baix Llobregat, entre ambos podrían convertirse en ejes de un modelo de una nueva hortofruticultura sostenible imitable en muchas regiones de grandes ciudades del Mediterráneo. Hay iniciativas que tienen por objetivo proyectarse como modelos en #AlimentaciónSaludable y sostenible. Una de ellas es el Smart Farming Labs Barcelona.
La seguridad alimentaria y la nutrición son objetivos de la FAO para vivir en ciudades mejores.
La FAO tiene catalogada l’Horta de València como Patrimonio Agrícola Mundial.

Hortalizas en las ciudades, opciones

Comprar local vs comprar global

SmartChain Project EU
¿La producción de alimentos necesita un mayor grado de autosuficiencia en la Unión Europea? ¿Podemos pensar globalmente mientras compramos localmente? ¿Las cadenas de suministro de alimentos cortas son más sostenibles en comparación con las largas?

Estas y otras cuestiones se debatieron durante la Conferencia Virtual EURACTIV. A continuación puede ver la grabación de este interesante debate sobre cómo podría ser la combinación óptima de políticas para el futuro del comercio de alimentos, tanto desde una perspectiva europea como global. Un video publicado por SmartChain Project EU

 

Continuará en: «El concepto de agricultura local», un documento -en draft- de los profesores Salvador López Galarza de la UPV y el Dr Alfonso Morales, de la Univ de Wisconsin – Madison en EEUU

Informaciones relacionadas

https://actualfruveg.com/2018/03/26/en-la-alimentacion-hay-una-revolucion-verde/

Sobrepeso, obesidad y enfermedades

 

https://actualfruveg.com/2020/02/18/el-dialogo-alimentacion-y-sociedad/

https://actualfruveg.com/2020/04/17/comercio-alimentos-fruteria-covid19/