El arándano americano es un suplemento nutricional seguro y bien tolerado

Existen varias evidencias que sugieren que las bayas o su jugo podrían ser útiles para tratar o prevenir ciertas enfermedades

Beatriz Riverón, Bioquímico farmacéutica

 

Vaccinium macrocarpon (familia Ericaceae) también llamado “arándano grande”, “arándano americano” y “gayuba”, es una especie norteamericana, originaria del centro y este de Canadá (de Ontario a Terranova) y del noreste y centro-norte de los Estados Unidos.

Es un arbusto de hoja perenne, a menudo ascendente (se arrastra a lo largo de la superficie del suelo curvándose hacia arriba). Produce flores blancas o rosadas seguidas de bayas comestibles 1 a 1,5 cm de ancho, de color rojo y de sabor amargo.

La especie se cultiva comercialmente por sus frutas que se consumen en la forma de salsa o para servir con pavo asado.

Existen varias evidencias que sugieren que las bayas o su jugo podrían ser útiles para tratar o prevenir ciertas infecciones del tracto urinario. Algunas investigaciones sugieren que los arándanos pueden suprimir la colonización asintomática por Helicobacter pylori, agente causal de las úlceras estomacales.

Características funcionales

El consumo de arándanos es un suplemento seguro y bien tolerado que no tiene interacciones medicamentosas significativas. Aunque las investigaciones se encuentran en las primeras etapas, los estudios experimentales y preclínicos sugieren que los componentes del arándano pueden tener otros beneficios potenciales, incluidos efectos antiinfecciosos, anticancerígenos y antioxidantes, que pueden considerarse positivos para diferentes afecciones y relacionadas con la edad. Además, los componentes del arándano pueden inducir efectos cardiovasculares y metabólicos positivos, y pueden mejorar la actividad neuropsicológica.

Esta especie de arándonos es una fuente particularmente rica de fitoquímicos fenólicos, incluidos los ácidos fenólicos (ácidos benzoico, hidroxicinámico y elágico) y flavonoides (antocianinas, flavonoles y flavan-3-oles). Una creciente investigación, sugiere que los polifenoles, pueden contribuir a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular al aumentar la resistencia a las LDL (low density lipoprotein), a la oxidación, reducir la presión arterial e inhibir la agregación plaquetaria evitando así la formación de trombos colaborando en los mecanismos antiinflamatorios.

Las bayas de arándano americano se emplean en suplementos dietéticos con el objetivo de mejorar el bienestar del tracto urinario. Esta propiedad está relacionada con la actividad antiadhesión de las proantocianidinas contra las bacterias uropatógenas, causadas básicamente por Escherichia coli; estos compuestos inhiben la síntesis de fimbrias (filamentos presentes en bacterias más pequeños, más cortos y más numerosos que los flagelos) e inducen una deformación bacteriana. Esta actividad se demostró tanto en bacterias sensibles como resistentes a los antibióticos. La miricetina y la quercitrina disminuyen significativamente la formación de biopelículas bacterianas.

Se demostró que los compuestos fenólicos, flavonoides, proantocianidinas y antocianinas presentes en las frutas, inhiben radicales hidroxilo (OH.). Los individuos obesos tienen una mayor producción de especies reactivas de oxígeno, lo que conduce a daño oxidativo. Se presume que el extracto de arándano puede mejorar esta disfunción en la obesidad ya que tiene una importante actividad antioxidante. El extracto de arándano mejora el perfil metabólico y reduce el daño oxidativo y la esteatosis (grasa hepática) lo que sugiere que puede ayudar a controlar los trastornos relacionados con la obesidad.

También se han investigado los efectos quimiopreventivos de extractos de frutas de arándano americano sobre la tumorgénesis del colon, lo que proporciona una base científica para utilizarlo como alimento funcional para promover la salud intestinal. Del orujo se obtuvieron polisacáridos pécticos que constituyen su riqueza en fibras.

Los fitoquímicos del arándano pueden inducir la apoptosis en las células del cáncer de próstata in vitro, y estos hallazgos establecen aún más el valor potencial de esta fruta como fuente de posibles agentes contra el cáncer de próstata.

 

Fuentes
https://en.wikipedia.org/wiki/Vaccinium_macrocarpon Acceso el 18/12/2021.

Pérez-López , F. R.; Haya, J.; Chedraui, P. (2009).
Vaccinium macrocarpon: an interesting option for women with recurrent urinary tract infections and other health benefits.
J Obstet Gynaecol Res, 35(4):630-9.

McKay , D. L.; Blumberg, J. B. (2007).
Cranberries (Vaccinium macrocarpon) and cardiovascular disease risk factors.
Nutr Ver, 65(11):490-502.

Wu , X.; Song , M.; Cai , X.; Neto , C.; Tata , A.; Han , Y.; Wang , Q.; Tang , Z.; Xiao, H. (2018).
Chemopreventive Effects of Whole Cranberry (Vaccinium macrocarpon) on Colitis-Associated Colon Tumorigenesis.
Mol Nutr Food Res, 62(24):e1800942.

Peixoto , T. C.; Moura , E. G.; de Oliveira , E.; Soares , P. N.; Guarda , D. S.; Bernardino , D. N.; Ai , X. X.; da S T Rodrigues , V.; Souza , G. R. de.; da Silva , A. J. R.; Figueiredo , M. S.; Manhães , A. C.; Lisboa, P. C. (2018).
Cranberry (Vaccinium macrocarpon) extract treatment improves triglyceridemia, liver cholesterol, liver steatosis, oxidative damage and corticosteronemia in rats rendered obese by high fat diet.
Eur J Nutr, 57(5):1829-1844.

Rodríguez-Pérez , C.; Quirantes-Piné , R.; Uberos , J.; Jiménez-Sánchez , C.; Peña , A.; Segura-Carretero, A. (2016).
Antibacterial activity of isolated phenolic compounds from cranberry (Vaccinium macrocarpon) against Escherichia coli.
Food Funct, 7(3):1564-73.

Andreani , E. S.; Karboune , S.; Liu, L. (2021).
Extraction and characterization of cell wall polysaccharides from cranberry (Vaccinium macrocarpon var. Stevens) pomace.
Carbohydr Polym, 267:118212.

MacLean , M. A.; Scott, B. E.; Deziel, B. A.; Nunnelley, M. C.; Liberty, A. M.; Gottschall-Pass, K. T.; Neto, C. N.; Hurta, R. A. R. (2011).
North American cranberry (Vaccinium macrocarpon) stimulates apoptotic pathways in DU145 human prostate cancer cells in vitro.
Nutr Cancer, 63(1):109-20.

Imagen
https://www.biodiversity4all.org/taxa/63749-Vaccinium-macrocarpon Acceso el 18/12/2021.