Vitaminas ¿qué son? ¿Por qué es importante ingerirlas en la dieta? ¿Qué función cumplen en el organismo? ¿De dónde provienen?

La carencia de vitaminas puede causar graves daños a la salud

Beatriz Riverón,
Bioquímico farmacéutica

INFORMACIÓN
Las vitaminas son compuestos orgánicos y nutrientes esenciales que el organismo necesita en pequeñas cantidades para el funcionamiento normal de su metabolismo. Cierto compuesto químico se llama vitamina cuando el cuerpo no puede sintetizarlo en cantidades suficientes, por lo que debe obtenerse a partir de la dieta. Por tanto, el término «vitamina» depende de las circunstancias de cada organismo específico. Por ejemplo, el ácido ascórbico o vitamina C es una vitamina para los humanos, pero no para muchos animales.

Por convención, el término «vitamina» no incluye otros nutrientes esenciales, como sales minerales, ácidos grasos esenciales o aminoácidos esenciales (que se necesitan en mayores cantidades que las vitaminas), ni la gran cantidad de otros nutrientes que promueven la salud, pero se necesitan con menos frecuencia para mantener la integridad del organismo.

Las vitaminas se clasifican según su actividad biológica, y no según su estructura química. Así, cada una de ellas se refiere a un rol metabólico asociado a una función en particular.

Cada conjunto de estos compuestos químicos se agrupa bajo un título descriptor genérico al que se le asigna una letra. Por ejemplo, la vitamina A incluye los compuestos: retinal, retinol y carotenoides. Estos “vitámeros” se convierten en la forma activa de la vitamina en el organismo y, a veces, se pueden convertir entre sí.

Las vitaminas tienen varias funciones bioquímicas. Algunos, como la vitamina D, tienen funciones similares a las de las hormonas como reguladores del metabolismo mineral, el crecimiento celular y la diferenciación de tejidos. Otros, como la vitamina E y C, actúan como antioxidantes. Las vitaminas B, el grupo más amplio de vitaminas, funcionan como precursores de cofactores enzimáticos, imprescindibles en la catálisis. En esta función, los cofactores o coenzimas, se unen estrechamente a las enzimas formando grupos protéticos (fracción no proteica de una enzima).

Hasta el siglo XX, las vitaminas se obtenían exclusivamente de los alimentos. Las condiciones de cultivos tuvieron un impacto profundo en la dieta y, en general, alteraron significativamente el tipo y la cantidad de vitaminas ingeridas. En la década de 1930, comenzaron a comercializarse los primeros suplementos de vitamina D y C. En la segunda mitad del siglo, los suplementos multivitamínicos sintéticos y asequibles se volvieron ampliamente disponibles.

Existen dos grupos de vitaminas. Las vitaminas liposolubles, que son solubles en la presencia de lípidos, por lo que necesitan de estos compuestos para ser mejor absorbidas por nuestro organismo. Ellas son: A, D, E y K. Y, las vitaminas hidrosolubles, solubles en agua, son: la vitamina C y las vitaminas del complejo B.

Trataremos en esta nota de las vitaminas hidrosolubles.

Vitamina C

Muchos alimentos son ricos en vitamina C: cítricos, fresas, acerola, tomates, pimientos, lechuga, alcachofa, piña, plátano, espinaca, aguacate, manzana, zanahoria, ciruela, calabaza, remolacha. Lo ideal para obtener un buen aprovechamiento de la vitamina, es consumirlos frescos o en jugos preparados en el momento.

Funciones biológicas

La vitamina C es de extremada importancia para nuestro organismo y está relacionada con la producción de colágeno, la absorción de hierro y la mejora del sistema inmunológico. La vitamina C, o ácido ascórbico, es una vitamina soluble en agua, con poder altamente anti oxidativo.

Vitaminas del complejo B

Las vitaminas B son una clase de vitaminas solubles en agua que juegan un papel importante en el metabolismo celular. Aunque estas vitaminas comparten nombres similares, son compuestos químicamente distintos que a menudo coexisten en los mismos alimentos.

Cada vitamina B es un cofactor (generalmente una coenzima) para los principales procesos metabólicos, o es un precursor necesario.

Al no ser sintetizadas por el organismo, estas vitaminas deben obtenerse a partir de los alimentos, como carne, huevos, leche y productos lácteos, cereales, granos y la mayoría de frutas y verduras.

Funciones biológicas

Las funciones que realizan las vitaminas del grupo B son múltiples y generalmente actúan como coenzimas en la activación de diferentes procesos metabólicos. Actúan, por ejemplo, como coenzima en la síntesis de grasas, de glucógeno y de aminoácidos; en la respiración celular y en las fermentaciones, como transportadores de electrones en los procesos de óxido reducción; en la hematopoyesis (formación y maduración de glóbulos rojos) entre otros, conduciendo a la producción de energía necesaria para el funcionamiento y la mantención de la integridad físico-química del organismo.

Básicamente, las vitaminas B son 8:
Vitamina B1: tiamina.
Vitamina B2: riboflavina.
Vitamina B3: niacina.
Vitamina B5: ácido pantoténico.
Vitamina B6: piridoxina.
Vitamina B7: biotina.
Vitamina B9: ácido fólico.
Vitamina B12: cobalamina.

Fuentes: Tuasaude.com; Deglab.com.br; Pharmaton.com.br; Manipulae.com,br y Wikipedia

Jean-Claude Guilland, What is a vitamin?
Rev Prat 63(8):1060-9, 2013.

Stephen P Fortmann, Brittany U Burda, Caitlyn A Senger, Jennifer S Lin, Evelyn P Whitlock
Vitamin and mineral supplements in the primary prevention of cardiovascular disease and cancer: An updated systematic evidence review for the U.S. Preventive Services Task Force
Ann Intern Med 159(12):824-34, 2013.

Imagen de Manipulae.com.br

Informaciones relacionadas

Vitaminas II – Las liposolubles