En la hortofruticultura actual hay muchos conceptos de modernización

En la poscosecha; a todas las profesiones de esta industria les interesan las oportunidades de aprender sobre sus cliente

 

Rate this post

INFORMACIÓN
En un reciente curso de la UPV, Universidad Politécnica de València destacaban informaciones disponibles sobre estudios para el porvenir global de la industria hortícola. Las tendencias conocidas sobre el comercio alimentario van apareciendo en relación directa a los grados de desarrollo de las economías y tradiciones alimentarias de cada país.

En alimentación lo más importante del decenio es el mensaje: la gente quiere más vegetal y menos carne. Los mercados cercanos son para una industria hortícola como la española que es líder en ventas a otros países una oportunidad para experimentar cómo innovar en tipos de comercio y formatos consumo de frutas y verduras para unos hábitos alimentarios con indicadores para todos los países de un valor creciente del concepto “local”.

A las frutas y verduras en el mercado mundial se les calcula un valor de 2,1 trillones de €; en 2030 el gasto en consumo de estos alimentos será el doble, 5 trillones de €uros, según un estudio publicado el año pasado por la Fruit Logística. (un trillón es un millón de billones, un 1 y 18 ceros)

En la hortofruticultura actual hay muchos conceptos de modernización para la producción de frutas y verduras y en la poscosecha; a todas las profesiones de esta industria les interesan las oportunidades de aprender sobre sus clientes, los consumidores. En la distribución de alimentos hay grandes consorcios, las GDO, gran distribución organizada; son modelos de actividad económica indicados como determinantes en cuanto a su influencia en las compras de alimentos de los ciudadanos. En la horticultura vamos hacia una CO, una industria controlada y organizada.

 

En España e Italia en la cuota de la distribución de frutas y hortalizas el comercio tradicional retiene una importante cuota del mercado. El objetivo para estos operadores es la higiene de sus tiendas y la modernización de los establecimientos

Producción hortícola
En la producción hortícola sabemos que ocurre. Los productores persiguen menores costes en fincas de extensiones cada vez mayores, las plantaciones utilizan variedades resistentes a cuántas más enfermedades mejor y a las plagas se las combate con depredadores beneficiosos, es la producción integrada o la biológica. La sostenibilidad en la producción de alimentos obliga a todos para lograr residuos químicos cero y a incrementar la mecanización o robotización de las labores en el campo

La poscosecha
En la poscosecha de frutas y verduras el objetivo es la preservación de la calidad del campo a la mesa. Para ello las buenas prácticas tienen en cuenta, la higiene en todos los procesos hasta la nevera de los hogares o de las cocinas de la hostelería; la frigoconservación; la robotización de procesos y una logística tan eficaz como sea posible; procesados lo más mínimos posibles; el packaging sin que el plástico inunde nuestra vida; la labelización (calidades, trazabilidad y seguridad alimentaria) y el compromiso con la lucha contra el desperdicio de alimentos.

En la cadena de suministro de alimentos hortofrutícolas conviene la cooperación y coopetencia entre los actores

En la industria hortícola, los productores también quieren beneficios. Lo que quieren los productores de frutas y verduras y las profesiones relacionadas con la poscosecha es saber ¿dónde están los valores de sus clientes, los consumidores?

El objetivo del diálogo productores y clientes en la hortofruticultura son los “justiprecios”. Los “precios siempre bajos” son la ruina para los productores

Informaciones relacionadas

Novedades que veremos en la Fruit Logística 2019

Innovaciones de los participantes en Fruit Attraction 2018

El congreso AECOC de 2018 sobre Frutas y Hortalizas, en Valencia