En casos extremos, hay gente que reduce el consumo o directamente no come ni frutas ni verduras por la supuesta presencia de pesticidas, con el consiguiente agravio para su propia salud

 

Por Estefanía García Asensi


 

INFORMACIÓN
Hay que asumirlo: el consumidor ha cambiado. El consumidor de hoy tiene más curiosidad y recibe cantidad de mensajes al día, unos más ciertos que otros. En casos extremos, hay gente que reduce el consumo o directamente no come ni frutas ni verduras por la supuesta presencia de pesticidas, con el consiguiente agravio para su propia salud.

ActualFruVeg quiere arrojar un poco de luz sobre este tema, ya que no todo lo que leemos y oímos es cierto, como ejemplo, las fake news.

Casi de fake new podríamos catalogar a las informaciones sobre peligros de ingerir restos de pesticidas al comer productos hortofrutícolas. Pero para que todo este asunto quede claro, hemos recurrido a una fuente de información más que autorizada como es la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, EFSA, encargada de analizar la existencia de restos de pesticidas.

Actualmente los alimentos en las tiendas europeas son seguros. Por otro lado, los procesados contienen cantidades suficientes de aditivos químicos conservantes y no por ello la opinión publicada les considera poco recomendables. Los alimentos vegetales naturales no contienen aditivos.

El mensaje dice «cultivados sin pesticidas después de la floración»

Hay frutas con manchitas, reblandecidas o con moho de inicios de pudrición. Habitualmente estos daños no producen ningún malestar. Son pardeamientos enzimáticos, explica Miguel Ángel Lurueña, doctor de Ciencia y Tecnología de los alimentos. Pero hay personas que tienen alergias a los hongos y, las micotoxinas de éstos, pueden causarles daños graves a la salud. En los vegetales con inicios de pudrición entran facilmente microbios y bacterias que pueden afectar a la salud de las personas. Las buenas prácticas de poscosecha de los productores hortícolas modernos evitan estos peligros. La mejor recomendación es una dieta abundante de frutas y verduras, de 5 a 10 raciones diarias y de alimentos vegetales bien acondicionados y tratados por los expertos productores de la horticultura actual.

Con las cifras que arroja su último informe, el consumidor puede estar tranquilo, dado que “de los alimentos analizados, más del 95% cumplen con los límites legislativos”. Pero además, “más de la mitad de esos alimentos ni siquiera contenían residuos reseñables de pesticidas”.

Por tanto, según la EFSA, los consumidores pueden consumir frutas y verduras tranquilamente sin temor alguno. Lo mejor en casos como este, en los cuales no sabemos cuánto habrá de certeza o falsedad, lo mejor es recurrir siempre a fuentes fiables y científicas como esta, cuya misión es velar por la alimentación saludable de los consumidores.
Esperamos haber esclarecido el tema de los residuos de pesticidas en frutas y verduras y que después de leer este artículo, las coman ¡bien a gusto!

Imagen superior de Steve Buissinne en Pixabay; y la de E-Coli, es de Jade X.

Informaciones relacionadas

Actualidad en la gestión integrada de plagas, GIP