Rate this post

La principal diferencia entre vegano y vegetariano es que una persona vegana no consume productos de origen animal, pero algunos vegetarianos sí. Veganos y vegetarianos no significan o mismo

Qué comer en una dieta vegana

 

El veganismo es una moda, un movimiento, una manera de vivir. una ética, son propuestas radicales de defensa del medio ambiente. Hay vegetarianos por motivos de salud y otros lo son por una manifestación ética. Los veganos no comen alimentos de origen animal, ni huevos, tampoco lácteos, o miel. Comen granos, frutos secos, semillas, legumbres, frutas y hortalizas

Hay vegetarianos que incluyen esporádicamente en sus comidas pescado, pollo; no son vegetarianos verdaderos. Se acercan a lo que actualmente se llaman flexitarianos. Los vegetarianos consumen alimentos de origen animal; los vegetarianos son algo indulgentes con sus menús. El concepto vegano es radical.

Los dietistas norteamericanos colocan a las dietas vegetarianas como una de las mejores costumbres alimentarias para el corazón, la diabetes. Estos dietistas aseguran a sus seguidores que “no hay una sola dieta vegetariana”. Las grandes diferencias son incluir o no los huevos, la miel y los lácteos, a éstos les llaman ovolactovegetarianos.

Ambos veganos y vegetarianos creen positivo comer alimentos crudos totalmente o que no superen los 40 grados centígrados en el proceso de elaboración, debido a que así se come el alimento sin alterar sus propiedades naturales.

“Las emisiones dietarias de gases de efecto invernadero en los consumidores de carne son aproximadamente dos veces más altas que las de los veganos”, dicen en la British Heart Foundation Center; y añaden que el 70 por ciento de la selva amazónica ha sido destruida en América Latina para hacer más espacio para criar ganado, este es uno de los motivos por los que se cita a veganos y vegetarianos como consumidores éticos. Las tendencias modernas en hábitos alimentarios tienen una tendencia principal clara, más vegetal y menos carne.

En la alimentación hay una revolución verde

Hacia un futuro vegano es el título de un ensayo del comunicador belga Tobias Leenaert que aborda el veganismo desde un enfoque pragmático. Sobran motivos a favor del veganismo: reduce drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero, evita el maltrato animal y favorece una dieta saludable, explica Lucía Villa en una información del periódico Público.

Este comunicador belga Tobias Leenaert en el libro hacia un futuro vegano (Plaza y Valdés, 2018), un ensayo para convencidos que desean convencer, propone un veganismo desde un enfoque pragmático y de la estrategia comunicativa, alejado de los discursos más convencionales de la ética animalista.

Tobias Leenaert es fundador y director durante diez años de Alternativa Ética Vegana —la primera organización vegetariana-vegana con financiación gubernamental que consiguió implantar en la ciudad de Gante un día vegetariano oficial a la semana y promotor de ProVeg.es

En la organización ProVeg creen que muchos de los problemas más acuciantes de nuestro planeta tienen una causa común: la forma en la que nos alimentamos. Elegir una alimentación más vegetal es la solución a estos múltiples problemas. ProVeg conciencia a las personas sobre los motivos para alternativas vegetales y cómo llevarlo a cabo.

En ProVeg huyen de los radicalismos, poner el acento en los grises, en aquellos que sin ser vegetarianos o veganos, sí se han sumado al amplio grupo de personas que han reducido su consumo de carne y pescado, los “reducetarianos”, en palabras de Leenaert, “que son los que están haciendo que la demanda mundial cambie”.

En una información sobre el libro “hacia el futuro vegano” del diario Público, Javier Morales indica un camino hacia “veganos impuros”, porque la coherencia está sobrevalorada. Dice Morales, “en vez de ser inflexible y estricto con los dogmas, o con las etiquetas, se puede flexibilizar el concepto de veganismo e incorporar así a la “causa” al mayor número posible de personas.

“Veganos impuros”, porque la coherencia está sobrevalorada

Tenemos que dar muchas alternativas, que sean baratas, que estén ricas y que sean de fácil acceso para hacer sencillo el cambio”. Nada de dogmatismos, a menudo implantados en el activismo.

Qué comer en una dieta vegana
Una dieta libre de alimentos animales es versátil, y una transición hacia una alimentación más vegetal tiene emocionantes posibilidades para los nuevos cocineros

Las propiedades nutritivas y proteínas de una dieta vegetal de sustitución pueden ser éstas

Verduras y frutas como tomates, repollo, remolacha, calabaza, ajo, aceitunas, brócoli, manzanas, nectarinas, bayas, plátanos, melones y naranjas.Las hortalizas y frutas son origen alimentario de vitaminas, minerales, fitonutrientes y fibra.
En legumbres, hay diversidad, lentejas, guisantes, alubias, soja y altramuces, que son una fuente clave de proteínas.
Granos enteros y cereales como avena, centeno, espelta, trigo, cebada, mijo y arroz, junto con pseudocereales como quinoa, amaranto o alforfón. Estos proporcionan carbohidratos complejos, fibra y fitoquímicos.
Los frutos secos, las avellanas, almendras, nueces y semillas como semillas de lino, semillas de girasol y semillas de cáñamo, que proporcionan grasas saludables y variedad de otros nutrientes.
Las alternativas a la carne para los veganos son el tofu, hamburguesas veganas, escalopes y salchichas están disponibles en muchas variantes, por ejemplo, a base de soya, seitán o lupino. También hay muchas alternativas veganas a la leche , el yogur o el queso. Estos a menudo se basan en soja, nueces o cereales.

Informaciones relacionadas

Ha llegado la tendencia de más vegetal y va a quedarse

Los flexitarianos y otras tendencias para 2017

Las principales tendencias de consumo de alimentos son de inspiración vegetariana