Rate this post

Cómo aprendemos a comer

¿Es posible que los niños coman sano?

Imagen del programa MyPlate
de la “Food and Nutrition Service” de USDA

El seminario: “educación en la alimentación y nutrición hoy“, cierra un ciclo de conferencias de la exposición “como aprendimos a comer”; informa José Ramón Bertomeu Sánchez, Instituto de Historia de la Medicina y de la Ciencia López Piñero, de la Universidad de Valencia

Este seminario ha sido un contrapunto actual del tema central de la exposición: la educación para la alimentación y, el seminario ha estado coordinado por Eva María Trescastro López, Universidad de Alicante, también organizadora de la exposición, y ha contado con la participación de Antonio Mateos, departamento de Pedagogía. Universidad de Castilla-La Mancha; Joan Quiles, jefe de Sección de Educación para la Salud. Dirección General de Salud Pública. Consellería de Sanidad Universal y Salud Pública de la Generalitat Valenciana; Alma Palau, presidenta del Col.legi Oficial de Dietistas-Nutricionistas de la Comunidad Valenciana; y Juan Carlos Pardo, del AMPA del CEIP Padre Catalán de Valencia.

Alma Palau presentó el distintivo “Comedor Saludable del CODINuCoVa

Programa Edalnu

Antonio Mateos explicó los retos educativos de los nuevos trastornos alimentarios, a partir de los datos conocidos, las dificultades de la intervención con todos los protagonistas -consumidores, profesorado, madres y padres, alumnado, etc.- y en el marco de las dificultades que supone la educación en alimentación y nutrición, como contenido transversal y, por tanto, de alcance limitado.

Imagen de “com aprenguerem a menjar” del programa Edalnu

Mateos señala la gran cantidad de proyectos: comedores sostenibles, huertos escolares, visitas a almazaras, presencia de profesionales de la cocina. Es necesaria, más investigación y compromiso social, todo esto unido con medidas de intervención y regulación, al tiempo que se revalorice el acerbo culinario popular “volver al pasado sin dejar de mirar al futuro”.

Juan Quilez, por su parte, se pregunta por qué 50 años después del programa EDALNU -el motivo de la exposición- aún siguen estando vigentes los problemas que trataba de resolver este programa. Ha desgranado algunas de estas dificultades y ha apostado por seguir trabajando en la educación para la salud, a pesar de las dificultades enormes que plantea.

Alma Palau ha presentado el proyecto del Colegio Oficial de dietistas de la Comunidad Valenciana para crear un distintivo particular de “Comedor saludable Codinucova“. Se introdujo en 2009, después de no encontrar respuestas por parte de las consejerías correspondientes. El distintivo se ofrece a los comedores que cumplen una serie de requisitos previos (deben cumplir la legislación sanitaria vigente) y las recomendaciones de los nutricionistas, por ejemplo, en cuestiones relacionadas con la existencia de menús especiales, el balance de nutrientes, la alimentación sostenible o el ambiente del comedor.

También existen una serie de causas excluyentes como la ausencia de supervisión del menú o el predominio de los alimentos precocinados. El proyecto Codinucova propone el desarrollo de una ley de seguridad alimentaria en los comedores que no se limite a meras recomendaciones, muchas veces incumplidas.

Juan Carlos Pardo describe su experiencia en el AMPA del IES Padre Catalán de Valencia. Pardo señala las deficiencias que existen en la selección de las empresas encargadas del menú. No tienen unos plazos ni procedimientos claros, ni tampoco unos requisitos previos sobre la información que debe aportarse. Tampoco hay guías de buenas prácticas para establecer prioridades en la selección de las diversas ofertas, por lo que las selecciones pueden ser resultados de arbitrariedades caprichosas, sin que deba justificarse el elección que realicen los Consejos Escolares. Pardo aboga por la creación de una normativa mínima en este sentido que obligue a justificar la elección de forma rigurosa y transparente, siempre en beneficio de la salud de los estudiantes.

En el debate posterior, se ha analizado la distribución de comedores escolares en la Comunidad Valenciana en los colegios públicos y concertados. La mayor parte están gestionados por empresas de catering de más o menos dimensión. También se ha señalado la necesidad de nuevas regulaciones y se ha apuntado los nuevos proyectos que surgirán en los próximos meses como el plan de alimentación saludable, el decreto que regulará las máquinas de venta de productos alimenticios en los centros de la administración y una guía destinada a fomentar las buenas prácticas en comedores escolares. Todos los participantes han señalado la importancia de la cuestión, las dificultades de los restos apuntadas, la gran cantidad de intereses en juego y la necesidad de una regulación pertinente que ponga en primer plano la salud infantil y el fomento de buenas prácticas alimentos desde de la escuela

En alimentación, hay un desfase en la abundancia, y los educadores aún se preguntan ¿qué podemos hacer? En los conocimientos de los escolares se podría trabajar “desde el campo hasta la mesa”, dicen los expertos. En los colegios si se preguntara de dónde vienen algunos alimentos, quizás la respuesta más numerosa fuera “de la nevera”.

En los colegios si se preguntara de dónde vienen los alimentos, quizás bastantes contestarían, de la nevera

¿Cómo está la educación de la alimentación? Hay muy buenas intenciones, como las que tienen en la economía del bien común y en sobiranía alimentaria. Aumenta el número de centros escolares, “con criterio”, sin embargo el legislador hace una letra difusa y poco regulatario en la elección de los proveedores de los comedores apoyados con dinero público.

En La Comunidad Valenciana, por ejemplo hay 1.462 comedores escolares, el 97% los proveedores son empresas de catering. En la mayoría de colegios al lado de los comerdores hay instalaciones de cocina y en la inmensa mayoría de ellas no se utilizan.

¿Es posible que los niños coman sano? Sí y hay colegios que demuestran cómo. Hay comedores escolares que incluyen productos frescos, de proximidad y de temporada y trabajan con las familias para favorecer dietas saludables. La Fundación Educativa FUHEM, por su parte, ha llevado a la alimentación de los niños su apuesta por la educación ecosocial y el desarrollo sostenible
“Un buen acompañamiento debe respetar que cada niño se autorregule en lo que va a comer”, señala Nani Moré, portavoz de la organización Menjadors Ecològics, de Cataluña.

En 2012 la docente escocesa Elaine Wyllie puso a sus alumnos a correr una milla en un parque. Sin ser consciente de la repercusión que iba a tener su decisión acababa de poner en marcha la iniciativa ‘La milla diaria’, que hoy siguen más de mil colegios en Escocia y otros cientos fuera de sus fronteras en un fenómeno que se ha viralizado gracias a Internet.

En España, en el colegio público Tirán, Pontevedra, los alumnos de primaria recorren cada día 1.640 metros por una senda en un monte aledaño para combatir el sedentarismo

Informaciones relacionadas:  Sobre la 1ª Convención NAOS  /  En la comida estamos fascinados por la abundancia

Acumula 30 minutos de actividad física al día

Comer saludable, moverse más y dormir bien