Fácil pelado y múltiples propiedades nutricionales cuentan entre los beneficios de las mandarinas que avalan ser una de las frutas preferidas 

Por Estefanía García Asensi


La foto superior es de Adam Śmigielski en Unsplash

INFORMACIÓN
Los cítricos son una de las frutas más populares de nuestro país, sobre todo, en los meses de otoño e invierno. La zona del Mediterráneo es la más proclive a cultivar cítricos, dado su buen clima. Es el caso de la Comunidad Valenciana, que goza de la Indicación Geográfica Protegida IGP “Cítricos Valencianos” y tiene la marca «Naranja de Valencia»

La IGP “Cítricos Valencianos” es la entidad que certifica que las naranjas, mandarinas y limones cosechados en esta comunidad autónoma cumplen todos los requisitos obligatorios sobre calidad y origen. Tanto la certificación como la promoción de los cítricos valencianos son los dos pilares sobre los que se asientan los objetivos de la Entidad.

Los controles a los que son sometidas estas y otras frutas y hortalizas españolas hacen que el comprador pueda consumirlas tranquilamente. De ahí que países no europeos apuesten por frutas y hortalizas españolas. De hecho, como recoge la FEPEX, “la exportación hortofrutícola a países no europeos subió un 38% hasta septiembre”.

La mandarina, además, cuenta con la ventaja de ser fácil de pelar y es una de las frutas con mayor consumo. Entre sus beneficios se encuentran:
-Reducción del colesterol
-Reforzamiento del sistema inmune
-Ayuda a quemar grasas
-Depura
-Mejora el tránsito intestinal por su contenido en fibra

En cuanto a sus propiedades saludables, la mandarina destaca por ser rica en potasio, vitamina C y B, betacaroteno, ácido fólico, bioflavonoides, entre muchas otras. Por último, está especialmente indicada para personas con hipertensión.

Informaciones relacionadas

Mandarina