Rate this post

Consumir vegetales de temporada no sólo favorece el medioambiente sino que beneficia la economía familiar y aporta más nutrientes a nuestro organismo. Y así los expone Gabriela Gottau en su arículo Cinco buenas razones para consumir alimentos de temporada.

Con las verduras denominadas de ‘Hoja verde‘ (escarola, espinaca o acelga), las coles (lombarda, repollo, coles de Bruselas, coliflor o brócoli) o la alcachofa, remolacha, berenjena, cardo, calabaza, guisantes y habas frescas, se pueden elaborar diferentes y sabrosos platos. Entre las frutas de invierno encontramos el aguacate, caqui, castaña, chirimoya, granada, kiwi, manzana, plátano y cítricos (limón, mandarina, naranja y pomelo) con las que también se elaboran excelentes postres y platos salados. Estas son algunas recetas con frutas, verduras y hortalizas de invierno que podemos incorporar a nuestra dieta diaria:

Ensaladas:
Endivias rellenas de manzana y aguacate: entrante o primer plato ligero, con mucha agua, fibra y micronutrientes que el cuerpo necesita
Ensalada de alcachofas y habitas: como primer plato o guarnición aunque si le agregamos huevo o queso podemos completar la preparación para una cena completa
Ensalada de brócoli y aguacate con huevo: para una cena fácil de elaborar y rica en proteínas vegetales
Ensalada de col lombarda y manzana: sabor muy agradable entre dulce y ácido que va muy bien para acompañar
Ensalada de langostinos, pomelo y aguacate: la combinación ideal de proteínas, vitamina C y grasas de calidad en una ensalada recomendable para una cena saciante
Ensalada de naranja con aceitunas y cebolla morada: ideal para acompañar un pescado o una pechuga de pollo. Posee un intenso aroma y sabor
Ensalada de naranjas picás: es un plato con buenas grasas y proteínas, ideal para una cena nutritiva
Ensalada de persimón y granada: ideal para una cena ligera, con frutas y verduras estacionales que suman buenos nutrientes a la dieta
Ensaladas templadas de endivias braseadas con ventresca: para una cena ligera pero saciante debido a sus proteínas completas
Habas frescas con rabanitos y ventresca: una ensalada saciante, fácil de realizar e ideal para llevar de tupper a donde quiera que vayamos

Platos con hortalizas:
Acelgas arcoiris salteadas con jamón: muy fácil y rápida para resolver una cena en cuestión de minutos
Cardo con pasas y piñones: un salteado diferente, con energía de calidad que va muy bien como primer plato saciante o guarnición
Cardos en salsa de almendras: los cardos con frutos secos son ingredientes muy nutritivos por su alto contenido en fibra. Sacian con facilidad
Coliflor con cúrcuma: un aperitivo ligero colmado de sabor, antioxidantes y saciante
Hamburguesa de coliflor y avena al curry: para añadir coliflor a nuestra dieta de una forma más atractiva e ideal para vegetarianos
Hamburguesas de brócoli y garbanzos: receta con proteínas derivadas de las legumbres y nutrientes de calidad
Milhojas de berenjenas: una cena tan ligera e ideal para vegetarianos y con ingredientes de calidad
Tortilla de escarola: para resolver una cena en poco tiempo y saciarnos con facilidad debido a la gran cantidad de proteínas que ofrecen los huevos de la receta

Platos salados con frutas:
Ceviche de merluza con langostinos y mandarina: entrante, primer plato o segundo de una cena ligera pero saciante debido a sus proteínas magras de calidad
Judías verdes con pomelo y frutos secos: ideal como guarnición aunque si le añadimos queso u otra fuente de proteínas podemos lograr un plato más completo
Lombarda braseada con manzana, castañas y naranja: como guarnición de proteínas o bien, como primer plato colmado de antioxidantes, fibra y vitaminas esta receta de lombarda resulta ideal
Salmón al horno con cítricos: pescado con aroma y sabor a cítricos. Esta receta acompaña bien con patatas al natural o ensalada de verdes

Pasteles, tartas y empanadas:
Empanada de acelgas: para una comida saciante pero ligera al mismo tiempo con ingredientes estacionales y una textura cremosa en el interior y crujiente por fuera
Espiral de verduras sobre hojaldre: una receta fácil y versátil. Se pueden cambiar las hortalizas de la receta por otras disponibles en casa
Pastel de patatas y espinacas: un plato vegetariano y sin gluten, ideal para una comida diferente muy sabrosa
Tarta de brócoli: brócoli  junto a otros vegetales u hortalizas salteadas, que además, se puede congelar

Postres:
Crujiente de pomelo y yogur en vasito: para un desayuno crujiente y rico en fibra así como en vitamina C esta receta fácil es la más recomendable
Lassi de pomelo, jengibre y cúrcuma: un batido original, ideal para calmar el gusanillo entre horas con una receta colmada de antioxidantes
Pastelitos de queso y mandarina: son un dulce saciante debido a la elevada proporción de proteínas que presenta pero además, aporta vitamina C y calcio que se complementan favoreciendo la absorción del mineral que tanto necesitan nuestros huesos y dientes
Postre cremoso de chocolate y aguacate: para los amantes del chocolate que buscan cuidar su línea, pues esta receta no tiene azúcares añadidos y contiene antioxidantes
Trufas de aguacate: el aguacate con su sabor suave casi neutro y su textura cremosa va muy bien en platos dulces como estas sabrosas trufas sin azúcares añadidos

Fuente: Estas son las frutas, verduras y hortalizas del invierno (y 31 recetas para incluirlas en tu dieta) del portal Vitónica

Frutos secos y verduras para quemar grasas

El ‘Ya Listo’ de Huercasa son ensaladas listas para comer