La «fruta de los filósofos», el higo, tiene una serie de características y beneficios por las que es cada vez más apreciada, con un consumo que crece por el mundo

Beatriz Riverón,
Bioquímica farmacéutica

 

INFORMACIÓN
El higo es un aliado de la salud digestiva y cardiovascular, ayuda a adelgazar, previene enfermedades y fortalece los músculos y la piel.

El higo, fruto de la higuera común (Ficus carica), de la familia Moraceae, es originario de la región mediterránea y es una de las primeras especies cultivadas por el hombre. Se cree que proviene de Oriente próximo y hay constancia de que el ser humano lo recolectaba en el 9.000 a.C.; no obstante, se extendió rápidamente por el Mediterráneo y cobró una fuerte popularidad en Grecia, donde recibió el sobrenombre de “la fruta de los filósofos”.

En España también se cultiva, mayoritariamente en Extremadura, donde se encuentra una colección de variedades que es de referencia, Valencia, Alicante, Murcia, Huesca, Ávila, Cáceres y Lleida.

Los higos provienen de una inflorescencia, por lo tanto, son una infrutescencia constituida de pequeños aquenios, frutos, que contienen la semilla; pueden tener color blanco amarillento a morado. Son frutas suculentas y ricas en azúcar.

Beneficios del higo

– Los beneficios del higo aún se extienden a aquellos que quieren mantener una buena forma: 100 gramos de fruta fresca proporcionan solo 74 calorías; tiene un bajo contenido de sodio, lo que evita la retención de líquidos, una característica común de las personas que enfrentan dificultades para adelgazar.

– El higo es una fruta tan sabrosa como saludable, con muchísimos componentes ventajosos para nuestra salud cardiovascular y digestiva, además de varias otras propiedades.
Es un alimento dulce y muy nutritivo del que podríamos pensar que tiene muchas calorías, pero su aporte calórico no es elevado ni tampoco su porcentaje de grasas y proteínas. Esto, sumado a que es una de las frutas con más fibras y, por lo tanto, genera sensación de saciedad, hace que sea un aliado perfecto de las dietas de adelgazamiento.

– Su contenido de fibra también consigue que sea útil para resolver problemas digestivos como el estreñimiento y colaborar como probiótico. Además, esta fruta reduce los síntomas del síndrome del intestino irritable. Sus fibras solubles contribuyen a regular los niveles de colesterol y glucosa en la sangre, propiciando una mejora a la salud cardiovascular.

– Destaca en el higo un alto contenido de potasio y vitamina B6.
El primero, es un mineral que ayuda a la función del tejido nervioso, a la contracción de los músculos y a mantener un ritmo cardíaco constante.

La vitamina B6, el piridoxal en la forma de fosfato, la forma metabólicamente activa de la vitamina B6, actúa como coenzima para múltiples enzimas. Interviene en el metabolismo de neurotransmisores que regulan el estado de ánimo, como la serotonina, pudiendo ayudar, en algunas personas, en casos de depresión, estrés y alteraciones del sueño.

Además participa en la síntesis de dopamina, adrenalina, norepinefrina y GABA (ácido gamaaminobutírico, el cual desempeña un papel importante en la regulación de la excitabilidad neuronal en todo el sistema nervioso; en los seres humanos, GABA también es directamente responsable de regular el tono muscular).

Esta vitamina es necesaria para que el organismo sintetice adecuadamente anticuerpos y forme eritrocitos (glóbulos rojos). Es muy importante para una eficiente absorción de la vitamina B12 y del magnesio. Favorece también la absorción de hierro e interviene en la síntesis de ADN y ARN.

– El higo es una fuente de otras vitaminas del complejo B, como niacina, folato y ácido pantoténico.

– Introducir higos en la dieta también ayudará a mantener una piel equilibrada y joven por su efecto antioxidante. Los higos frescos son fuentes de flavonoides polifenólicos y otros antioxidantes, como caroteno, luteína, taninos, ácido clorogénico y muchos otros.

– Los higos contienen un alto nivel de luteolina, flavonoide, que ofrece además de colores llamativos, acciones antiinflamatorias específicas para todo el organismo. Este compuesto tiene una fuerte capacidad antioxidante que puede neutralizar los radicales libres por lo cual es muy eficaz al bloquear el desarrollo de tumores, además de ayudar en la prevención y el tratamiento del cáncer de piel.

– Favorecen los huesos, ya que la fruta es rica también en calcio, un nutriente clave para la prevención de la osteoporosis, e incluso para aumentar la densidad ósea.

Fuentes: ElEspañol.com/ciencia/nutricion/ ; Frutiferas.com.br; y Wikipedia

Hala Soltana , Aline Pinon , Youness Limami , Younes Zaid , Loubna Khalki , Nabil Zaid , Driss Salah , Uteuliyev Yerzhan Sabitaliyevich , Alain Simon , Bertrand Liagre , Mohamed Hammami
Antitumoral activity of Ficus carica L. on colorectal cancer cell lines
Cell Mol Biol (Noisy-le-grand) 65(6):6-11, 2019.

Shamkant B Badgujar , Vainav V Patel, Atmaram Bandivdekar, Raghunath T Mahajan
Traditional uses, phytochemistry and pharmacology of Ficus carica: a review
Pharm Biol 52(11):1487-503, 2014.

Melisa I Barolo , Nathalie Ruiz Mostacero , Silvia N López
Ficus carica L. (Moraceae): an ancient source of food and health
Food Chem 164:119-27, 2014.

Shukranul Mawa , Khairana Husain, Ibrahim Jantan
Ficus carica L. (Moraceae): Phytochemistry, Traditional Uses and Biological Activities
Evid Based Complement Alternat Med 974256, 2013.

Yong Lin , Ranxin Shi, Xia Wang, Han-Ming Shen
Luteolin, a flavonoid with potential for cancer prevention and therapy
Curr Cancer Drug Targets 8(7):634-46, 2008.

Imagen: ElEspañol.com

Informaciones relacionadas

El higo un fruto en auge

Extremadura afronta la modernización del cultivo

Por Alicia Namesny
2015, 13 ppp

Los investigadores del Instituto de Investigaciones Agrarias Finca La Orden-Valdesequera, perteneciente al Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), están sin duda entre los que tienen mayor experiencia en esta especie en toda España