Imagen de Robert-Owen-Wahl en Pixabay
5 (100%) 2 vote[s]
DIVULGACIÓN
Crecen las ventas de alimentos ultraprocesados y hay una epidemia de obesidad por todos los países europeos. Esta situación tiene un enorme coste en los sistemas públicos de salud. En la UE un tercio de los niños tiene malnutrición, y muestra síntomas de obesidad, según United European Gastroenterology, UEG
La dieta mediterránea de los niños en los países del sur de Europa está siendo sustituída por grandes cantidades de alimentos ultraprocesados. La obesidad puede aumentar el riesgo de cáncer de colon y uno de cada 3 obesos tiene el hígado graso. Hay un círculo vicioso de obesidad y pobreza, según el informe de la UEG.

«Para disfrutar de una alimentación saludable, en la UE habría que doblar los consumos de frutas y hortalizas, los legumbres y los frutos secos de la población y reducir a la mitad las proteínas cárnicas»

Los alimentos ultraprocesados tienen altos contenidos de sal, azúcares añadidos y grasas saturadas y para mucha gente son la mitad de sus alimentos energéticos de cada día. Entre las propuestas del Klinikum Klagenfurt creen que habría que pedir la legislador de la UE y de los gobiernos nacionales la limitación de la publicidad y disponibilidad de la llamada “comida chatarra”, impuestos especiales a los refrescos con azúcares añadidos y a las grasas trans, por otro lado, es urgente la exigencia de etiquetados claros en la composición de los alimentos.
Actualmente la Comisión Europea tiene una regulación con límites legales para los ácidos grasos trans de la industria alimentaria. Estos ácidos están en los preparados de los fast food, salsas y sopas  elaboradas industrialmente, las pizzas congeladas, frituras, bollería y, como no, en la mayoría de  galletas.

Imagen de Steve Buissinne en Pixabay

Si el tabaco mataba hace 2 años a ocho millones de personas, son once los fallecidos con  enfermedades relacionadas con la dieta. Israel parece ser es el país con mayor salud del mediterráneo. A continuación vendrían españoles y franceses, aunque aquí en nuestro país las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de mortalidad.
En opinión de los expertos en alimentación saludable, en la UE habría que doblar los consumos de frutas y hortalizas, los legumbres y los frutos secos de la población y reducir a la mitad las proteínas cárnicas. El azúcar no debería llegar al 10% de la ingesta total de energía de cada día.
https://actualfruveg.com/2017/03/31/la-comida-estamos-fascinados-la-abundancia/
Hay informes diciendo que los españoles comemos hasta diez veces más carne roja de la recomendable. Justicia Alimentaria tiene una campaña, “carne de cañón” la llaman, para explicar el mal hábito de comer carne en exceso en la que participan  l’Institut Català d’Oncologia y la agencia pública de Salut de la Generalitat de Catalunya.
Según Justicia Alimentaria, J.A.  es el lobby cárnico” quién presiona a los gobiernos para no apoyar otras políticas públicas de salud para disminuir los consumos de carne. La OMS, dice Javier Guzmán, directivo de J.A., en 2015 realizó recomendaciones sobre el consumo de carne roja y procesada. Otras políticas alimentarias, “no llegarán esporádicamente”, dicen desde Justicia Alimentaria.
Los hombres consumen más alimentos cárnicos que las mujeres. Recientemente en las tiendas hay un merchandising con etiquetados feminizadas con carnes procesadas que se muestran con apariencias de “saludable”. En alimentación hay muchas “estrategias de confusión”. Por ello son tan relevantes los etiquetados, como el etiquetado del semáforo, incluso asegurar la ausencia de nitritos y antibióticos.
Informaciones relacionadas
https://actualfruveg.com/2017/03/10/las-principales-tendencias-consumo-alimentos-inspiracion-vegetariana/
https://actualfruveg.com/2017/05/17/pequeno-aumento-consumo-frutas-hortalizas-europa/