CERAI presenta un nuevo estudio sobre las posibilidades de futuro de los empleos agroalimentarios, realizado en colaboración con la Fundación Daniel y Nina Carasso y presentado en el evento online #ReGeneraciónRural

 

INFORMACIÓN
El evento virtual #ReGeneraciónRural. Vías de futuro para la juventud en el mundo rural, fué un webinar de CERAI para presentar su último informe, realizado en colaboración con la Fundación Daniel y Nina Carasso. Se trata de «El camino hacia el empleo agrario en los Sistemas Agroalimentarios Territorializados«, un documento que explora la reputación actual de las profesiones agrarias, la falta de relevo generacional en el mundo rural, los obstáculos que encuentran las personas que desean incorporarse profesionalmente a este área y algunas vías para fomentar nuevos emprendimientos agrarios en la España vaciada.

#ReGeneraciónRural. Vías de futuro para la juventud en el mundo rural

En la presentación participaron: Juan Laborda, técnico en agroecología de CERAI y autor del informe; Neus Monllor, de la Red de Espacios Test Agrarios; Eva Torremocha, responsable de Alimentación Sostenible de la Fundación Daniel y Nina Carasso; y dos representantes de casos de éxito en nuevo emprendimiento rural: Alberto Ruiz, de la cooperativa La Sazón y Juan Martorell, de la ganadería Hnos. Martorell y Sabor Trashumante.

Eva Torremocha ha introducido la sesión avanzando uno de los primeros obstáculos que aparecen en el camino de quien se plantea la actividad agraria como futuro profesional: un imaginario colectivo en el que este tipo de profesiones están menospreciadas, asumiendo la idea de que es en las ciudades donde, especialmente las personas jóvenes, pueden encontrar un futuro mejor y más prestigioso.

Para llevar a cabo la investigación que plasma este informe, la incorporación a la actividad agraria ha sido entendida como un diagrama de flujo, buscando acciones y medidas de sensibilización para influir en él. Gráficos, mapas y testimonios ilustran un trabajo que se ha llevado a cabo a partir de la revisión de fuentes oficiales, información bibliográfica, visitas de campo y entrevistas con los actores implicados. Juan Laborda ha sido el encargado, como autor del informe, de explicar estos aspectos metodológicos y también su alcance y expectativas. “Algunos de los deseos o expectativas que surgen de este estudio son: que cada vez haya una mayor tendencia a valorar este tipo de alimentos; que la agricultura familiar se acerque a nuevos modelos, dado que le favorece a muchos niveles; y que el sector agroecológico y el convencional dialoguen y aprendan mutuamente”, ha expresado Laborda durante la presentación.

A continuación, los ponentes han dialogado en la mesa redonda «Inspirar para revitalizar el mundo rural«, donde se han comentado asuntos tales como la relevancia de un documento como este en el contexto actual y los obstáculos a los que se enfrentan las personas que deciden llevar a cabo emprendimientos rurales. La intervención de personas que han llevado a cabo emprendimientos rurales —cooperativa La Sazón y Sabor Trashumante— ha sido clave para conocer casos de éxito de primera mano, sobre todo teniendo en cuenta la importancia que da el informe a que se conozcan otras experiencias como parte de la estrategia de acercamiento al mundo rural.

«El documento de Cerai.org sobre el camino hacia el empleo agrario en los Sistemas Agroalimentarios Territorializados, explora la realidad de las profesiones agrarias en la actualidad y propone ideas para fomentar el relevo generacional»

Alberto Ruiz, que se incorporó a la horticultura después de sus estudios universitarios sin proceder de una familia agricultora, ha explicado que haber trabajado durante años para alguien que ya tenía experiencia fue clave en su aprendizaje, y unir fuerzas con otras personas formando cooperativa ha resultado muy positivo. Por su parte, Juan Martorell, que pertenece a la sexta generación de una familia dedicada a la ganadería, ha expresado con su vocación con rotundidad: “Sabor Trashumante no sólo es la venta de nuestro producto: es poder mantener los paisajes en los que pastan nuestros animales, poder mantener los ecosistemas, que podamos seguir viviendo en Teruel. No es un mundo idílico, pero es una forma de vida”.

El evento está disponible para volver a ver a posteriori en el canal Youtube de CERAI, desde donde se ha retransmitido públicamente en directo. (a continuación)

El camino hacia el empleo agrario en los Sistemas Agroalimentarios Territorializados

El informe demuestra que las profesiones agrarias en España, especialmente después del confinamiento de 2020, gozan de una buena reputación entre la población, debido a que son percibidas como labores que cumplen con una función social de primer orden, como es la producción y el abastecimiento de alimentos. Sin embargo, un tercio de ella admite no saber nada sobre política agraria, y se sigue observando que la imagen de la persona que se dedica a las tareas del campo se encuentra contaminada por una serie de prejuicios negativos, relacionados sobre todo con su nivel cultural y su éxito en el plano económico-laboral. La imagen negativa de las profesiones agrarias alimenta desde hace décadas un éxodo rural que sitúa a las personas cada vez más lejos -física y contextualmente- del lugar donde se producen sus alimentos, favoreciendo el bucle del desconocimiento y el prejuicio.

La falta de relevo generacional en la actividad agraria es una realidad debida a que muchas personas jóvenes migran del campo a las ciudades, y la población urbana que tiene interés en este sector profesional se enfrenta a una serie de obstáculos para hacerlo. La desaprobación social de un plan de vida que implique dedicarse al campo, así como la falta de información sobre cómo emprender este proyecto son los primeros retos a los que estas personas se enfrentan.

Tal y como el informe analiza en detalle en uno de sus capítulos, incluso una vez superadas las barreras del prestigio y la información, las personas que desean dedicarse profesionalmente a la agricultura encuentran nuevos obstáculos para llevarlo a cabo. Aunque éstos varían en las diferentes áreas del sector primario y del perfil de cada persona, el acceso a la tierra, a financiación, a los insumos, a los canales de comercialización y a asesoramiento empresarial y fiscal continúan dificultando, de manera generalizada, el camino del emprendimiento rural. También cabe destacar que la incorporación de las mujeres a las labores del campo es especialmente complicada, así como el acceso a servicios en zonas rurales (viviendas, escuelas, centros sanitarios, internet) y la integración social en el territorio.

El informe aboga por un sistema de aproximación progresiva, formativa y asesorada para las personas que quieran tomar esta vía profesional, con el objetivo de mitigar algunos de estos obstáculos. En este sentido, la Red de Espacios Test Agrarios, RETA ha aparecido recientemente como una herramienta clave para el futuro del sector. A través de este programa, las personas interesadas en la actividad agrícola pueden acceder a tierras donde probar su proyecto mientras reciben acompañamiento y orientación profesional. “Que todas las personas que quieran dedicarse al agro encuentren en el camino una alfombra roja, desde las políticas públicas, desde la ciudadanía y desde el propio sector”, es el deseo que ha expresado Neus Monllor, coordinadora de la RETA, durante la presentación.

Mirando un paso más allá en el proceso de emprendimiento, el informe repasa a continuación las diferentes fases para el arranque de proyectos, ofreciendo herramientas, fuentes de financiación y otros aspectos a los que prestar atención en esos primeros años cruciales para el éxito de la iniciativa. También se identifican las preocupaciones más habituales en esta fase y se sugieren posibles medidas para que, desde el ámbito público, se pudiese simplificar el procedimiento de arranque de un proyecto agroalimentario por cuenta propia.

El camino hacia el empleo agrario en los Sistemas Agroalimentarios Territorializados aspira a funcionar como una guía que pueda aportar respuestas concretas acerca de las múltiples oportunidades de empleo digno y con propósito que presenta hoy el mundo rural. Basándose en una metodología rigurosa y en el seguimiento de múltiples casos reales, el informe ofrece también una valiosa orientación sobre cómo debería cuidarse esa incorporación a las profesiones agrarias, para salvar o mitigar los obstáculos que se presentan con carácter general y, de esta manera, asegurar un relevo generacional efectivo en el sector primario en España.

Descarga AQUÍ el informe El camino hacia el empleo agrario en los Sistemas Agroalimentarios Territorializados

SOBRE CERAI
El Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional, CERAI, defiende un mundo rural vivo, recampesinizado y una alimentación sostenible. Es una entidad social que plantea su trabajo desde la acción local-internacionalista, ejercida como una responsabilidad colectiva para garantizar el cumplimiento de los derechos universales, especialmente de las comunidades rurales.

Desde su origen, en 1994 en Valencia, su proyecto político se ha construido desde el paradigma de desarrollo rural sostenible, que persigue un desarrollo ecológicamente sano, económicamente viable, socialmente justo y culturalmente adaptado. En coherencia con este paradigma, CERAI apuesta por impulsar el enfoque territorial de soberanía alimentaria y la agroecología. Defiende la necesidad de vertebrar un espacio rural vivo y habitable, un modelo productivo vivo y extensivo, respetuoso con la capacidad de auto renovación biológica de los agroecosistemas forestales y ganaderos.

Para CERAI, es necesario incidir en los elementos socio-económicos, organizativos y políticos que afectan gravemente la supervivencia de las pequeñas producciones agroecológicas de base campesina. Por ello, promueve el fortalecimiento de la economía social y solidaria. Además, posiciona su trabajo en una perspectiva ecofeminista, que cuestiona el paradigma capitalista y sitúa en el centro la vida. Como elementos transversales a este planteamiento de trabajo hacia el cambio rural, defiende la necesidad de trabajar por la justicia social y la participación ciudadana.

SOBRE LA FUNDACIÓN DANIEL Y NINA CARASSO
La Fundación Daniel y Nina Carasso trabaja para transformar el modelo de la sociedad actual en uno más ecológico, inclusivo y que permita el desarrollo en plenitud.
Se compromete en dos grandes ámbitos que son la Alimentación Sostenible, por un acceso universal a una alimentación sana, respetuosa con las personas y los ecosistemas, y el Arte Ciudadano, para el desarrollo del espíritu crítico y el refuerzo de la cohesión social.
Acompaña proyectos en Francia y en España, movilizando recursos económicos y humanos, así como desarrollando acciones propias con este fin.
La Fundación impulsada por el objetivo del impacto social, fundamenta su acción en la investigación, los saberes empíricos, la experimentación, la evaluación y los aprendizajes compartidos.
Creada en 2010, es una fundación Grant Maker (exclusivamente financiadora de iniciativas de interés general), de patrimonio familiar, afiliada a la Fondation de France. Es independiente de cualquier sociedad mercantil.

SOBRE LAS PERSONAS Y PROYECTOS PARTICIPANTES EN LA PRESENTACIÓN

JUAN LABORDA
Zaragoza, 1987. Ingeniero agrícola y de montes especializado en agroecología. Durante su estancia en la Universidad de Zaragoza (2005), su pasión por el campo y su visión solidaria y ecológica lo vinculan con CERAI. Allí descubre la agroecología, que acompañará su desarrollo personal y profesional desde entonces. Completa su formación estudiando Ingeniería de Montes en la Universidad de Córdoba.

Aunque vive en Mozota, la Huerta Zaragozana y el Pirineo Aragonés son sus territorios de trabajo. También ha apoyado al Ayuntamiento de Zaragoza en el desarrollo de sus políticas de alimentación sostenible desde 2016 hasta la actualidad.

NEUS MONLLOR
Consultora agrosocial especializada en desarrollo rural, nuevo campesinado y cocina comprometida. Doctora en Geografía y Medio Ambiente por la Universidad de Girona y Master en International Comparative Rural Policy Studies por la Universidad Autónoma de Barcelona. Realizó su tesis doctoral sobre la incorporación de personas jóvenes al sector agrario.

Su proceso de aprendizaje en relación a los nuevos modelos de relevo generacional y el vínculo con un nuevo paradigma agrosocial, es lo que la ha llevado a trabajar como consultora. Desde 2013 ofrece sus servicios de investigación, asesoramiento y formación en temas de desarrollo rural, políticas de relevo generacional y sistemas agroalimentarios locales.

Desde 2020 está instalada en Bizkaia desde donde colabora con diferentes entidades y personas que trabajan por una nueva generación agraria vinculada a modelos de proximidad, compromiso y respeto. Actualmente coordina, conjuntamente con la Asociación de Iniciativas Rurales de Catalunya, la Red de Espacios Test Agrarios de España. Se define como entusiasta en la búsqueda de soluciones creativas para los retos del mundo rural.

EVA TORREMOCHA
Ingeniera agrónoma, master en agroecología. Su trayectoria profesional se caracteriza por la diversidad de ámbitos en los que se desarrolla: producción agraria, asesoramiento en producción agroecológica, gestión de proyectos europeos, investigación, consultoría e incidencia.

En la actualidad, desde la Fundación Daniel y Nina Carasso, se centra en proyectos que fomentan, desde distintos ámbitos convergentes, un sistema alimentario sostenible que acompaña según estrategias basadas en el impulso de una transformación sistémica, estrategias de investigación-acción y difusión de aprendizajes. Su objetivo es acelerar la transición del sistema alimentario, fomentando el escalado de prácticas con un impacto positivo demostrado en la salud de las personas y del planeta de modo a proponer soluciones socialmente innovadoras frente a la emergencia climática.

COOPERATIVA LA SAZÓN
La Sazón es una cooperativa que se nutre de cuatro fincas hortícolas repartidas por la provincia de Huesca.
La Sazón produce fruta y verdura de temporada que distribuye por Zaragoza, Huesca y Sariñena. Tiene un formato de caja que contiene unos siete kilos aproximadamente de fruta y verdura, que reparte directamente a sus clientes semanalmente. La composición de la cesta varía en función de la producción y la estación del año.

SABOR TRASHUMANTE
Núcleo familiar ganadero trashumante extensivo de la zona del Maestrazgo, que trashuma a las zonas del delta del Ebro, puertos Tortosa-Beceite y zona de els Port.

Informaciones relacionadas

Fundación franco-española busca proyectos de alimentación sostenible

Opciones para la industria hortícola en 2030