Rate this post

Una entrada de Gabriela Gottau, @gabygottau, en Vitónica, explica porqué la mejor manera de empezar la “operación bikini”, es reducir el consumo de azúcar añadido.

Si has comenzado tu operación bikini y deseas que este proceso sea todo un éxito, debes saber que un cambio que te ayudará notablemente a ver resultados es reducir el consumo de azúcar añadido y te damos las pautas para lograrlo.

El azúcar añadido o azúcar libre es aquel que se asimila rápidamente, y que a diferencia del azúcar naturalmente presente en los alimentos, no se acompaña de buenos nutrientes para el organismo, no sacia y en exceso puede provocar diferentes efectos negativos en nuestro organismo.

Así puedes reducir el azúcar añadido en tu dieta
Lo principal es saber que la gran mayoría del azúcar libre que consumimos deriva de productos procesados, es decir, de alimentos y preparaciones de origen industrial que se vuelven más palatables por el añadido de jarabes, fructosa, siropes, azúcar, glucosa y otros ingredientes que bajo diferentes nombres constituyen igualmente azúcares libres o añadidos.

La OMS recomienda reducir a menos de 10% de las calorías diarias su ingesta e idealmente a menos de 5%, por lo que podemos empezar optando por alimentos frescos y comida casera en lugar de acudir a procesados y ultraprocesados.

Igualmente, en casa no recomendamos añadir miel, jarabes vegetales u otros porque son de todas formas azúcares libres. En su reemplazo, podemos usar edulcorantes artificiales o naturales como la stevia o alimentos dulces pero enteros (con toda su fibra) como plátano, dátiles, calabaza, zanahorias u otras frutas y hortalizas.

En el artículo original -ver “Fuente”- se dan también otros consejos, como cocinar más en casa, para controlar los ingredientes que utilizamos, y leer las etiquetas.

Cuantos menos azúcares añadidos consumimos, más disfrutaremos los que contienen las frutas y hortalizas.

Fuente: Reducir el consumo de azúcar añadido: la mejor manera de empezar tu operación bikini