El árbol del pan, una planta tropical, es muy productiva y puede ser un próximo superalimento

La harina producida a partir de la fruta del pan es una opción proteica sin gluten, de bajo índice glucémico, rica en nutrientes y completa para los alimentos modernos

 

INFORMACIÖN
La fruta del pan, que crece en abundancia en los países tropicales y del Pacífico Sur, ha sido durante mucho tiempo un alimento básico en la dieta de muchas personas. La fruta se puede comer cuando está madura, o se puede secar y moler en harina y reutilizar en muchos tipos de comidas. Su nombre se debe a que la pulpa tiene un aspecto similar al del pan.

Se trata de un árbol muy productivo; un solo ejemplar puede producir hasta 700 frutos del pan en un año, según la variedad, la edad, y el hábitat. Lo normal es entre 150 y 200 frutos, con lo que es un alimento fácilmente a la mano, como los cocos, en zonas tropicales.

Por su riqueza en azúcares es un alimento energético; de sus zonas de crecimiento originales, en el Pacífico, llego a las Antillas introducido como un alimento para los esclavos.
Esta fruta se puede utilizar en todas las etapas de desarrollo y se puede preparar de muchas formas. En general se consume en la etapa madura, cuando ha acumulado almidón. Se emplea como sustituto de la patata en muchos platos, preparado al horno, cocinado al vapor, hervido, frito, cocinado en microondas, asado a la parrilla, …

«La fruta del pan es comparable a muchos alimentos básicos comunes como el trigo, la yuca, el ñame y las patatas»

El árbol tiene diferentes usos; su madera ha sido una materia prima tradicional para la construcción de viviendas en la Polinesia y de sus fibras se confeccionaban vestimentas. El uso más importante posiblemente haya sido el de la construcción de canoas, principal medio de transporte en el Pacífico.

Un árbol de la misma familia botánica es la jaca, Artocarpus heterophyllus, que tiene como gran diferencia su tamaño alargado. Es frecuente que se confundan en la literatura de países no tropicales; son los que están en primer lugar en la imagen del mercado de Uganda (esta imagen y la principal son de Hogarmanía.com .


¿El próximo superalimento?

En la Universidad de Columbia Británica se realizó recientemente un estudio sobre esta fruta que ha sido consumida desde tiempos remotos.

«La fruta del pan es un cultivo básico tradicional de las islas del Pacífico con el potencial de mejorar la seguridad alimentaria mundial y mitigar la diabetes«, dice Murch, profesor de química en la recientemente creada Facultad de Ciencias Irving K. Barber. «Si bien la gente ha sobrevivido con ella durante miles de años, había una falta de conocimiento científico básico sobre los impactos en la salud de una dieta basada en la fruta del pan tanto en humanos como en animales».

Los pocos estudios realizados sobre el producto han sido para examinar el índice glucémico de la fruta del pan; con un índice glucémico bajo, es comparable a muchos alimentos básicos comunes como el trigo, la yuca, el ñame y las patatas.

«Como el primer estudio completo y completamente diseñado de la dieta del fruto del pan, nuestros datos mostraron que una dieta del fruto del pan no impone ningún impacto tóxico», dice Ying Liu, la estudiante de doctorado que dirigió el estudio. «La comprensión fundamental del impacto en la salud de la digestión y las dietas del fruto del pan es necesaria e imperativa para el establecimiento del fruto del pan como alimento básico o funcional en el futuro».

El uso de la fruta del pan es nutritivo y sostenible y podría hacer avances en la sostenibilidad alimentaria de muchas poblaciones a nivel mundial, añade. Por ejemplo, el consumo diario promedio de granos en los Estados Unidos es de 189 gramos (6.67 onzas) por día. Liu sugiere que si una persona ingiere la misma cantidad de fruta del pan cocida, puede satisfacer hasta casi el 57% de su requerimiento diario de fibra, más del 34% de su requerimiento de proteínas y al mismo tiempo consumir vitamina C, potasio, hierro, calcio y fósforo.

«En general, estos estudios respaldan el uso de la fruta del pan como parte de una dieta sana y nutricionalmente equilibrada», dice Liu. «La harina producida a partir de la fruta del pan es una opción proteica sin gluten, de bajo índice glucémico, rica en nutrientes y completa para los alimentos modernos».

Breadfruit, the next superfood?

Informaciones relacionadas

Las patatas, un tesoro de nuestra cocina