Rate this post

En el color de las frutas está la vida saludable

Angels Gallardó ha publicado en El Periódico de Barcelona una columna con el título, la dieta contra el càncer y explica que entre el 20% i el 25% de los tumores malignos podrían evitarse con una dieta adecuada. La comunidad científica repite una y otra vez que las frutas y verduras frescas, pescados y cereales integrales son básicos para protegerse de procesos cancerosos, dice la información periodística

saludablesResulta evidente la coincidencia entre los alimentos citados en los estudios científicos por su potencial protección contra ciertas enfermedades cardiovasculares, el infarto es solo una de ellas, otras son las que ayudan a conservar las funciones cognitivas y las de la memoria, hay que hacer frente a la demencia senil del Alzheimer, y aquellas otras enfermedades que las principales organizaciones vinculadas a la lucha contra el cáncer sugieren como medios de reducir riesgos para que aparezcan tumores.

Los frutos secos y el aceite de oliva virgen se citan en las publicaciones científicas en la categoría de alimentos protectores del cáncer, el infarto y el Alzheimer, algo que tan solo hace 15 años era cuestionado o incluso negado en el ámbito científico, explica Angels Gallardó. Ahora en el marketing alimentario los alimentos citados como capaces de evitar cánceres, son los que generan interés entre los consumidores, brócoli, arándanos, tomates, … en general, todas las frutas y hortalizas, más los frutos secos y el aceite virgen de oliva.

Actualmente, no se sabe si es posible aniquilar la aparición de un cáncer por medio del estilo de vida y los hábitos alimentarios, dice Judith Balmaña, del “consell genètic del càncer” a l’Hospital de la Vall d’Hebron. Sin embargo hay coincidencias en considerar como máximos protectores contra el cáncer a las frutas y verduras encabezadas por el brócoli, zanahoria, las coles, tomates, el nabo, la uva, piñas, pomelo, limones, papaya, alcachofa, escarola y cebolla, figuran entre las principales hortalizas. En un término medio, en cuánto a poder protector están las legumbres y crecen el predominio en las demandas de cereales integrales.

plato

Según indican estudios muy consensuados, entre un 20 y 25%, uno de cada cuatro cánceres, se atribuyen a los hábitos alimentarios; o, a la inversa, una dieta saludable podría prevenir en esta misma proporción las opciones de padecer un cáncer.

En el artículo “la dieta contra el cáncer” se explica también cuáles son las moléculas beneficiosa que se conocen por las investigaciones más recientes y citan por ejemplo el elevado poder antioxidante que tienen las verduras de color verde en sus hojas, vinculado al potencial de alejar la aparición de tumores.

En la misma cabecera del El Periódico” en otra información relacionada con la salud, Miquel Porta dice que “no recomendaría a nadie en bocadillo de chorizo cada mañana”. Este investigador, sobre la incidencia del cáncer sigiere seguir dietas bajas en calorías, dormir bien y comer raciones abundantes de frutas y verduras.

Informaciones citadasMuchas enfermedades cancerígenas podrían evitarse con una alimentación adecuada Una información de El Periódico, Barcelona, España.

Informaciones relacionadas:   El estudio prospectivo europeo sobre cáncer y nutrición. El proyecto EPIC  /  El documento “salud y consumo de frutas y hortalizas” está disponible a la demanda en la Biblioteca de Horticultura

Las frutas y hortalizas beneficiosas para la salud: ¿cuáles son las evidencias?, por Jenny Matthew. PDF, 10 páginas, 1999