El caqui es una fruta que destaca por su atractivo aspecto y sabor

El perfil fitoquímico, tanto de los frutos como de las hojas, incluye una variada gama de compuestos fenólicos y vitaminas que lo transforma en un antioxidante beneficioso para la salud

Beatriz Riverón,
Bioquímico farmacéutica

 

INFORMACIÓN
El caqui pertenece al género Diospyros y a la familia Ebenaceae; existen distintas especies de consumo, de tamaño y sabor diferenciados, entre las que destacan el caqui de China (D. kaki), el de Japón (D. lotus) y el americano (D. virginiana).​  Los frutos tienen un color anaranjado rojizo que recuerda al tomate y tiene una pulpa suculenta, dulce y en algunos casos, gelatinosa. La especie de la que recibe su nombre el fruto es D. kaki, mientras que D. lotus y D. virginiana se utilizan como portainjertos de la primera.

En Valencia, España, una de las principales zonas de cultivo, se aplica una técnica para quitar la astringencia que permite consumir estos frutos cuando aún tienen la pulpa firme y esto ha permitido el comercio a zonas distantes.

Son árboles caducifolios y que pueden ser de floración monoica, dioica o hermafrodita. En el cultivo suelen utilizarse los tipos monoicos y solo pies femeninos para, mediante partenocarpia, evitar la formación de semillas. El fruto es una baya, con el cáliz persistente, y puede ser astringente (por la presencia de taninos, compuestos polifenólicos) y no astringentes, y de maduración completa después de la cosecha.

Su textura puede variar de suave a firme. La cáscara suele ser muy delicada. La presencia de taninos puede dar una sensación de «estrechez en la boca» porque inhiben la secreción de saliva. Por lo tanto, deben consumirse más maduros si no se les ha quitado la astringencia.

El caqui es rico en nutrientes importantes para el organismo. Se recomienda consumir caqui in natura. Su consumo como fruta fresca, que es deliciosa, también puede ser en forma de mermelada, crema helada, flan, pastel, pudín o bebida refrescante. Es posible comer la fruta con piel.

El cultivo del caqui se remonta al siglo VIII en China y Japón y llegó a principios del siglo XIX a Estados Unidos y aproximadamente en 1870 a España. Actualmente los principales productores mundiales son China, España, Corea del Sur, Japón y Brasil. También se cultiva en Israel , Italia y Eslovenia. Como se mencionó antes, hoy es muy cultivado en la Comunidad Valenciana, habiendo alcanzado en la actualidad una producción cercana a las 25.000 toneladas.

Las variedades de kaki fueron separadas, principalmente, de acuerdo a las propiedades organolépticas, y así agrupadas en tres grandes categorías que son los Sibugaki (con taninos), Amagaki (sin taninos) y variables, con el fin de facilitar los estudios, debido a la alta número de variedades e híbridos.

Propiedades nutracéuticas

El perfil fitoquímico de la fruta del caqui incluye carotenoides, proantocianidinas y ácido gálico, entre otros compuestos fenólicos, y vitaminas. Existe un enorme potencial antioxidante dada la riqueza en estas sustancias bioactivas que impactan en los beneficios para la salud.

– El consumo de caquis es recomendable ya que contienen caroteno y criptoxantina (un pigmento carotenoide natural de la clase de las xantofilas con función antioxidante y similar al betacaroteno que le confieren al fruto su color característico),  pro-vitamina A y un alto contenido en vitamina C.

Son ricos en potasio y azúcares (glucosa y fructosa).

Con su relevante actividad antioxidante poseen efectos muy beneficiosos para la salud, como disminuir el riesgo de determinadas enfermedades degenerativas (cáncer, cataratas, problemas cardiovasculares etc). También se recomienda su consumo para combatir la diarrea y la colitis debido a la presencia de taninos.

Su composición es distinta en función de la variedad que se trate, pero todos ellos tienen en común su elevado contenido de agua.

Aporta escasamente grasas y proteínas, por lo que su valor calórico es bastante elevado respecto a otras frutas. En cuanto a su contenido de fibra de tipo soluble, contiene pectina en cantidad moderada.

También contiene licopeno, un carotenoide con excelentes propiedades antioxidantes. En menor proporción se encuentran ciertas vitaminas del grupo B (B1, B2, y B3) y los minerales, potasio, calcio, magnesio, zinc, hierro, sodio y fósforo.

– Es bueno para el corazón y fortalece la musculatura esquelética. El consumo regular de caqui puede ayudar a mantener la salud del corazón. La fruta contiene antioxidantes como vitamina C, beta carotenos además de potasio, que previenen el desarrollo de aterosclerosis coronaria (acumulación de placas grasas en las arterias). Además, estas sustancias modulan la presión arterial y reducen los niveles de LDL (low density lipoprotein, o lipoproteína de baja densidad), que son importantes factores de riesgo para la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Las especies reactivas de oxígeno (ROS) alteran la transducción de señales e inducen daño macromolecular en las células. Tal daño oxidativo puede conducir a la sarcopenia, un síndrome relacionado con la edad que se caracteriza por una pérdida progresiva de masa y fuerza de los músculos esqueléticos. Debido a que los componentes de los alimentos no entran en contacto directo con las células musculares, deben enfocarse los efectos de las secreciones producidas por las células epiteliales intestinales estimuladas sobre el estrés oxidativo en las células mioblásticas.

Se estudió el extracto de caqui, y la actividad biológica se evaluó en cultivo de células Caco-2 (una línea de células inmortalizadas de adenocarcinoma colorrectal humano; se utiliza principalmente como modelo de la barrera epitelial intestinal). Las secreciones de las células Caco-2 expuestas al extracto incrementaron la viabilidad de las células C2C12 inducida por el estrés oxidativo (una línea inmortalizada o subclon de mioblastos, células precursoras de las fibras musculares, presente en todos los músculos esqueléticos), lo que sugiere que el extracto de caqui puede estimular las células epiteliales intestinales para producir secreciones que reducen el estrés oxidativo en los mioblastos in vitro.

Reduce el tenor de lípidos y glucosa sanguíneos. Hay hechos probados que la ingestión de caqui con sus ingredientes funcionales como la proantocianidina pueden ayudar contra la hiperlipidemia y la hiperglucemia.

– Mejora la función intestinal. Esto se debe a que las fibras son las encargadas de darle más consistencia a la masa fecal, lo que facilita la eliminación de las heces.

– Favorece el desarrollo de los microorganismos benéficos de la microbiota intestinal. Se investigaron los efectos de los extractos de polisacáridos de caqui sobre la proliferación de Lactobacillus y de la microbiota intestinal.

Los resultados mostraron que Lactobacillus acidophilus NCFM y Lactobacillus acidophilus CICC 6075 proliferan significativamente en medio conteniendo este extracto, reduciéndose la población de bacterias patógenas.

– Colabora con la salud de la vista. Debido a que contiene luteína y zeaxantina (compuestos carotenoides), el caqui puede reducir el riesgo de algunas enfermedades oculares, incluida la degeneración macular relacionada con la edad, un problema de salud que afecta la retina y puede causar pérdida de la visión.

Además, la presencia de pro-vitamina A en el fruto contribuye a la integridad de la córnea.

– Aumenta la inmunidad. Debido a la riqueza de vitamina C y licopeno, consumir caqui estimula la producción de glóbulos blancos, células que forman parte del sistema inmunitario y cuya función es combatir microorganismos y estructuras consideradas ajenas al organismo.

– Es un aliado de quienes practican actividad física. El caqui contiene un alto tenor de azúcar, lo que lo convierte en una fruta energética. Además, el potasio del caqui ayuda a reponer este mineral que se pierde con la transpiración durante los esfuerzos; y su cantidad de fibra da la sensación de saciedad, lo que contribuye a la pérdida de peso.

– Posee actividades antiinflamatorias y analgésicas. Los medicamentos antiinflamatorios, analgésicos y sedantes que se usan habitualmente tienen numerosos efectos secundarios, que incluyen úlcera péptica, dolor de cabeza, adicción y otras complicaciones.

En este sentido, la investigación para encontrar fármacos eficaces, seguros, económicos y sin efectos secundarios está en proceso. El extracto de caqui mostró un efecto antiinflamatorio dada la reducción significativa de volumen de edemas, muy probablemente debido a las potentes características antioxidantes.

– El uso de desechos de caqui poseen actividad antimicrobiana contra Staphylococcus aureus resistente a la meticilina y Helicobacter pylori , bacterias transmitidas por los alimentos y agentes causales de dolencias muy molestas.

Protege de la radiación ultravioleta. Los frutos de caqui son una fuente notable de carotenoides, que han demostrado efectos protectores contra la radiación UV en bacterias, hongos, algas y plantas.

Se analizó la fotoprotección que proporciona un extracto de acetona, rico en carotenoides y obtenido a partir de subproductos derivados de la industria del jugo de caqui, frente a la muerte celular inducida por UV en la línea celular de queratinocitos HaCaT (*).

Para este propósito, se evaluó la citotoxicidad y fototoxicidad del extracto de carotenoide, así como sus actividades en especies reactivas de oxígeno (ROS) intracelulares hacia las células HaCaT. La prueba de permeabilidad in vitro proporcionó información sobre la incorporación del extracto carotenoide. Los extractos de caqui, fueron absorbidos por las células de queratinocitos HaCaT, lo que redujo la producción intracelular de ROS inducida por UV en las células tratadas.

Por lo tanto, se obtuvo un efecto fotoprotector y regenerador sobre estas células irradiadas con UV.

El tratamiento con el extracto también estimuló la capacidad de adhesión del microbioma de la piel a las células HaCaT, al tiempo que mostró una actividad antiadherente significativa contra todos los patógenos probados. Este hallado mostró el potencial para su uso como ingrediente funcional en productos para el cuidado de la piel.

– Las hojas también son abundantes en fitoquímicos con importantes propiedades medicinales.

El extracto de hojas de caqui puede ser un agente anticancerígeno prometedor.

Las hojas de caqui se han utilizado durante mucho tiempo como medicina tradicional para el tratamiento del accidente cerebrovascular isquémico, la angina y la hipertensión y como una bebida saludable y cosmético para combatir el envejecimiento.

La cromatografía líquida de alta resolución permitió identificar nuevos compuestos flavonoides y terpenos con actividad extremadamente antioxidativa.

El factor de crecimiento de hepatocitos (HGF) y su receptor Met conducen a un mal pronóstico a través de la promoción de metástasis y quimiorresistencia en el carcinoma hepatocelular (CHC). Por lo tanto, los inhibidores dirigidos a la vía HGF/Met se consideran fármacos prometedores contra el CHC.

Se investigaron los efectos de las hojas en la transición epitelial a mesenquimatosa y se observó que se suprimió notablemente la migración e invasión celular, induciendo la muerte de células cancerosas e inhibiendo su proliferación. Además, fue evaluada la capacidad inhibidora de la angiogénesis de los polisacáridos pécticos presentes en las hojas, a través de la regulación de las vías de señalización y factores de transcripción.

(*) HaCaT es una línea celular de queratinocitos inmortales aneuploides -anomalía cromosómica en que o material genético está alterado y el número de cromosomas es diferente al normal de la especie- transformados espontáneamente de la piel humana adulta ampliamente utilizada en la investigación científica. Las células HaCaT se utilizan por su alta capacidad para diferenciarse y proliferar in vitro. Estas células han permitido la caracterización de varios procesos, como su utilización como sistema modelo para el metabolismo de la vitamina D3 en la piel.

Fuentes
ES.Wikipedia.org/wiki/Caqui Acceso el 15/08/2022.
Uol.com.br/vivabem
Es.Wikipedia.org/wiki/Caqui Acceso el 15/08/2022.

Direito , R.; Rocha , J.;  Sepodes , B.;   Eduardo-Figueira, M. (202).
From Diospyros kaki L. (Persimmon) Phytochemical Profile and Health Impact to New Product Perspectives and Waste Valorization.
Nutrients, 13(9):3283.

Alfarafisa , N. M.;   Kitaguchi , K.;  Yabe, T. (2021).
Diospyros kaki extract protects myoblasts from oxidative stress-induced cytotoxicity via secretions derived from intestinal epithelium.
Biosci Biotechnol Biochem, 85(2):430-439.

Ko , H.;  Huh , G.;  Jung , S. H.;  Kwon , H.;  Jeon , Y.;  Park , Y. N.;  Kim, Y. J. (2020).
Diospyros kaki leaves inhibit HGF/Met signaling-mediated EMT and stemness features in hepatocellular carcinoma.
Food Chem Toxicol, 142:111475.

Chen , L. I.;  Guo , Y.;   Alsaif , G.;  Gao, Y. (2020).
Total Flavonoids Isolated from Diospyros kaki L. f. Leaves Induced Apoptosis and Oxidative Stress in Human Cancer Cells.
Anticancer Res, 40(9):5201-5210.

Gea-Botella, S.;  Moreno-Chamba , B.;  Casa , L. de la.;  Salazar-Bermeo , J.;  Martí , N.;  Martínez-Madrid , M. C.;  Valero , M.;  Saura, D. (2021).
Carotenoids from Persimmon ( Diospyros kaki Thunb.) Byproducts Exert Photoprotective, Antioxidative and Microbial Anti-Adhesive Effects on HaCaT.
Pharmaceutics,13(11):1898.

Kwon , J.;  Park , J. E.;  Lee , J. S.;  Lee , J. H.;  Hwang , H.;  Jung , S. H.;   Kwon , H. C.;  Jang, D. S. (2021).
Chemical Constituents of the Leaves of Diospyros kaki (Persimmon).
Plants (Basel), 10(10):2032.

Lim , W. C.;  Choi , J. W.;  Song , N. E.;  Cho , C. W.;  Rhee , Y. K.;  Hong, H. D. (2020).
Polysaccharide isolated from persimmon leaves (Diospyros kaki Thunb.) suppresses TGF-β1-induced epithelial-to-mesenchymal transition in A549 cells.
Int J Biol Macromol, 164:3835-3845.

Yang , Z.;  Xu , M.;  Li , Q.;  Wang , T.;  Zhang , B.;  Zhao , H.;  Fu, J. (2021).
The beneficial effects of polysaccharide obtained from persimmon (Diospyros kaki L.) on the proliferation of Lactobacillus and gut microbiota.
Int J Biol Macromol, 182:1874-1882.

Bawazeer , S.;  Rauf, A. (2021).
In Vivo Anti-inflammatory, Analgesic, and Sedative Studies of the Extract and Naphthoquinone Isolated from Diospyros kaki (Persimmon).
ACS Omega, 6(14):9852-9856.

Park , J. Y.;  Shin, M. S. (2020).
Inhibitory Effects of Pectic Polysaccharide Isolated from Diospyros kaki Leaves on Tumor Cell Angiogenesis via VEGF and MMP-9 Regulation.
Polymers (Basel), 13(1):64.

Imagen: Paodeacucar.com/saudabilidade y Es.Wikipedia.org/wiki/Caqui
Acceso el 15/08/2022.

¿Cuál es la diferencia entre el caqui y el ‘Persimon’?

Informaciones relacionadas