Cuando Canadá y Estados Unidos empezaron sus programas 5 a Day, recomendando consumir al menos 5 raciones de frutas y hortalizas cada día, entre otros muchos conceptos, extendieron el de ayudar a cuidarnos. En el lugar de trabajo, de parte de la empresa, es amistoso (y rentable) ayudar a sus empleados a tener mejores hábitos alimenticios. También es un gesto amable cuando el hotel al que vamos pone un cuenco con manzanas para sus clientes. Internet hace fácil que también sus empresas den consejos útiles para la salud de los usuarios. En el caso de Microsoft, las noticias MSN, contemplan, entre otros muchos temas, la salud.
Una de las más recientes destaca las propiedades de zanahorias y manzanas para desintoxicar, quizás un término muy fuerte, limpiar el organismo parece más ajustado. “La zanahoria es rica en vitamina A, antioxidantes y potasio, por lo que ayuda a mejorar la vista y retrasar el envejecimiento celular. La manzana incluye vitamina B12, fósforo y magnesio, sus propiedades regulan el funcionamiento del intestino y reducen el colesterol en la sangre.”

La receta que dan, para licuar, incluye la fibra, que contribuye a los dos últimos efectos. Los ingredientes son una manzana, una zanahoria, una pizca de jengibre y agua.
Los efectos sobre el organismo, continúa MSN, incluyen ayudar a una buena digestión, desinflamar el vientre, purificación de la sangre y mejorar la apariencia de la piel.

Zumos o no
Recientemente se han leído cuestionamientos a los zumos por su alto aporte en azúcares. En los ejemplos utilizados por la crítica, su razón llevan. Si tomo un zumo de naranja hecho con 2 o 3 naranjas, seguramente son una o dos más de las que consumiría si fuera naranjas enteras… y no tengo el beneficio de su fibra. En zumos como el que propone MSN, no hay diferencia con consumir una zanahoria y una manzana… Pero, volviendo a la naranja, aún siendo cierto que puede haber algo más de azúcar, si pensamos en las alternativas… es difícil encontrarlas mejores en muchas situaciones. Vas a un bar y tienes que pedir una bebida. Agua e infusiones, con o sin leche, néctares, zumo natural (como el de naranja), batidos (muchas veces con azúcar agregado), y si tienes la suerte de estar en Valencia, horchata que puede ser sin azúcar según el sitio. En resumen, aún con el pequeño inconveniente de recibir el azúcar de quizás una pieza más, el zumo natural es una buena opción, al menos en comparación con las restantes.

¿Cuántas raciones?
En estos días está en candelero una pseudopolémica sobre un supuesto consejo dado por una colaboradora de un mediático cocinero, que al parecer dijo que no es bueno consumir más de tres piezas de fruta al día, lo que justificaba por los azúcares que aportan. Desde los inicios de las campañas de promoción del consumo de vegetales, las ya mencionadas pioneras de Canadá y USA, pasando por una pléyade en otros sitios, más otra buena cantidad de campañas que quieren sacar partido de las propiedades de frutas y hortalizas para su producto –los lácteos lo hacen muy bien…-, las evidencias científicas de los beneficios para la salud del consumo de frutas y hortalizas no dejan de sumarse. De memoria, he visto hasta artículos que hablan de 7 o 10 raciones. En todo caso, y volviendo a si 3 frutas si o no, siempre está la opción -ideal para adultos sanos- de reducir las calorías que aportan harinas y sus variantes (los diferentes tipos de panes, con o sin fibra; pastas, arroces, … incluyendo alcoholes) a favor de poder disfrutar más frutas, con lo ricas que son cuando están en su punto de maduración.

Beneficios del jugo de zanahoria con manzana