El más vegetal y menos carne, ¿es una moda, una tendencia, un acierto de los productores de hortalizas con su modernización de la horticultura? En HorticulturaBlog del Grupo THM se preguntan si ¿el comercio de frutas y verduras será más protagonista en la nueva alimentación?

Los veganos andan preocupados, cuenta la revista Código 84 de AECOC, les falta variedad, creen que los alimentos que compran en las tiendas son poco honestos, creen que la sociedad tiene prejuicios con las costumbres de los veganos y ven que los precios de sus alimentos habituales son demasiado caros, dice el artículo “the green revolution”.

El plato vegano

En el Internationat Horticulture Congress, IHC Lisboa, 2010,la comunidad científica de estas profesiones propuso un lema a los congresistas de una Ciencia y Horticultura para las Personas, para acentuar el componente científico de la horticultura y la interacción de los investigadores con los productores, los consumidores y toda la sociedad en general.

Unos pocos años más tarde del congreso de la IHC en Lisboa aparece el libro “harvesting the sun” -Cosechado al Sol- para mostrar desde la ISHS, International Society for Horticultural Science un panorama de la actual industria hortícola, un post de HorticulturaBlog explicaba la nueva imagen de la comunidad hortofrutiícola. La publicación “Harvesting the Sun”, está disponible en formato PDF haciendo clik AQUÍ.

En 2020 el mercado global de alimentos sustitutos de la carne alcanzará los 5.000 millones de dólares, cuentan en “green revolution”. El 7,8% de la población mayor de 18 años residente en España es veggie. El 25% de los españoles ha probado alguna alternativa de carne vegetal en los últimos 12 meses y las dietas veggies tienen penetración en cualquier edad. No es un fenómeno exclusivo de los millennials, si bien veganos y vegetarianos tienden a ser más jóvenes que los flexitarianos.

Entre los que muestran preferencias por la alimentación saludable se adoptan dietas vegetales por motivos éticos y de respeto animal (57%), por conciencia social y medioambiental (21%) y por motivos de salud (17%). En España los establecimientos veggies se han duplicado en los últimos 5 años.

El 43% de los españoles asegura tratar de reducir el consumo de carne roja o directamente la evita (según datos del Observatorio Nestlé de hábitos nutricionales y estilo de vida saludable de 2016). En Alemania, el 12% de la población se declara veggie (el 20% entre los jóvenes de 16 y 24 años) y el 31% dice haber aumentado la ingesta de productos vegetales en el último año. Entre 2011 y 2015 el consumo de productos veganos creció un 1.800% entre los alemanes.

En Reino Unido, el 12% de la población es vegetariana o vegana; el 10% en Italia y el 1,9% en Portugal. El pasado año, un 9% de todos los lanzamientos de productos en Europa fueron vegetarianos y un 5% fueron veganos.

Las innovaciones mediante nuevas variedades de frutas y verduras animan el comercio en las modernas fruterías

Con frutas y verduras somos más felices. También en la ISHS tienen un estudio en el que indican que “los días que la gente comía más frutas y verduras, dijeron sentirse más tranquilos, más felices y con más energía de lo normal” dicen en el Departamento de Psicología de la investigación, el doctor Tamlin Conner, y la Dra. Caroline y Bonnie Horwath Blanca, del Departamento de Otago de Nutrición Humana, que investigan la relación entre las emociones del día a día y el consumo de alimentos.

“Después de un análisis más detallado, estos autores demuestran que los jóvenes tendrían que consumir aproximadamente siete a ocho porciones totales de frutas y verduras al día para notar un cambio positivo significativo”. Una porción de frutas o verduras es aproximadamente del tamaño que podría caber en la palma de su mano, o media taza, dicen. Mi coautor Bonnie White sugiere que esto “se puede hacer haciendo que la mitad del plato de cada comida sea de verduras y comiendo fruta entera como manzanas” dice el Dr. Conner.

La revista C84 de AECOC se pregunta en el artículo “the green revolution” si vegetarianos, veganos, crudiveganos, frugívoros, flexitarianos; están poniendo al reino animal fuera de su dieta. ¿Cuál es el perfil de los consumidores veggies? ¿Qué productos comen? ¿Es esta una moda o una tendencia que tendrá gran recorrido los próximos años? ¿Qué papel juegan los millennials?¿Están las empresas preparadas para aprovechar esta oportunidad? , ¿quiénes son y qué comen los veggies? “

Un estudio de la consultora Lantern trata de poner luz en la que llaman “the green revolution”. Según Jaime Martín, socio fundador y director general de Lantern, hay mucho desconocimiento y prejuicios en torno al mundo veggie. El estudio The green revolution trata de clarificar lo que significan estas identidades de consumidores.

¿Cómo quieres el Flan? de patata y puerro, calabaza y curcuma o de calabacín con albahaca

Las principales barreras que encuentran los colectivos de la alimentación vegetal, según Lantern, son éstos
– La falta de una restauración preparada para dar respuesta a este colectivo. Muchos de los turistas que llegan a nuestro país son vegetarianos y no les resulta fácil encontrar una oferta adecuada a sus necesidades.
– Hay un exceso de mitos, chistes e ignorancia sobre el mundo vegetariano.
– Falta oferta de productos vegetarianos y veganos en los supermercados, y, parece complicado realizar la compra en un solo modelo de tienda..
– El alto precio de los alimentos específicos para los consumidores que prefieren una alimentación mayoritariamente, según colectivos de consumidores, actúa también como un freno.
– Los conservantes y los añadidos artificiales, así como ciertos ingredientes (alérgenos, gluten, azúcar, trazas, etc.) frenan a los veggies a la hora de elegir ciertos preparados alimenticios a su dieta.

Los alimentos de la hortofruticultura, un negocio creciente
Según nos cuenta el director general de Lantern, en EE.UU. ya se han dado cuenta de la importancia del colectivo veggie. En EEUU y Holanda se están creando empresas con mucha ingeniería y ciencia para sustituir en gran parte a la proteína animal por vegetal.

Un ejemplo es Impossible Foods, vendiendo hamburguesas sin proteína animal pero con el sabor y la textura de la carne a restaurantes de tres estrellas Michelín en Nueva York. Por otra parte, Tyson Foods, la mayor empresa avícola de EE.UU. se ha dado cuenta de su potencial y ha comprado una participación en esta empresa. El interés sobre las hambuerguesas vegetales es un ejemplo de que en la comida estamos fascinados por la abundancia

En la comida estamos fascinados por la abundancia

En España también hay iniciativas modernizadoras que surgen como consecuencia de la “green revolution” lanzando sus propios productos, como Mercadona, que tiene junto con Noel una línea veggie, o Nestlé con Garden Gourmet; la nueva categoría del CarrefourBIO, o las ilusionantes estrategias de algunos productores de frutas y hortalizas que pueden valorarse un año tras otro en ferias y conngresos profesionales como la Fruit Logística en Berlín, Fruit Attraction en Madrid, el Macfrut en Rimini, y la PMA en Estados Unidos; también en el weblog Poscosecha.com y en esta misma publicación de ACTUAL FruVeg. (Ver las ferias en AGENDA, AQUÍ)

Informaciones relacionadas  Agricultura local para retos globales, la visión de la profesora Louise O. Fresco. En artículo completo AQUÍ, está disponible a la demanda en la Biblioteca de Horticultura

“Los desafíos de la alimentación del futuro” fué el título de una conferencia de la profesora. Louise O. Fresco, presidenta de la Universidad de Wageningen, Países Bajos en la celebración + de 30 anys del IRTA, marzo 2017. IRTA + de 30 años: el IRTA se marca como objetivo hacer más fuerte y sostenible la agroalimentación de Cataluña

Comemos mal, vamos a una sociedad de obesos y compramos vitaminas

 

Aumentar las raciones vegetales en los restaurantes es una tendencia

Promoción de las frutas y verduras con el argumento de la salud