Consumir frutos secos no es comer cacahuetes, decía una información periodística. “Los frutos secos son como cápsulas con muchos nutrientes concentrados”, explica el profesor Jordi Salas-Salvadó, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad Rovira i Virgili, Reus y Tarragona e investigador del CIBER de Obesidad y Nutrición del Instituto Carlos III.

Los frutos secos pueden ser un postre tradicional, ideal para compartir. En la imagen una composición como las denominadas como “postre del músic”, almendras, avellanas, pasas de uva y nueces … faltarían los piñones y un sorbito de vino moscatel.

La porción diaria recomendable de frutos secos es pequeña, y, según la doctora Alessandra Bordoni, profesora de Ciencia de los Alimentos en la Universidad de Bolonia y especialista en frutos secos, se trata alrededor de 23 almendras, 26 avellanas, 20 anacardos, 5 nueces, 25 pistachos o, en el caso de los cacahuetes, “máximo unos 30 gramos (20 unidades) por jornada, y no todos los días”, decían estos científicos en el periódico El País

Los cacahutes, mucha gente los toma fritos y saldos, con más sal de la recomendable. Comidos de esta forma, aumentan la sensación de querer comer más. Las consecuencias son: aumento de peso, trastorno digestivo y problemas hepáticos, y otros.

En un artículo de Jordi Salas, “propiedades saludables y nutritivas de los frutos secos” en una publicación referida al proyecto Frut&Veg, se explicaba  el efecto beneficioso del consumo de estos alimentos sobre la prevención de las enfermedades cardiovasculares, como el infarto de miocardio y la angina de pecho. Los grupos con dietas donde los frutos secos juegan un papel im­portante son las poblaciones del Mediterráneo , los vegetarianos o los miem­bros de la comunidad adventista de California, explica Salas.

En el cuadro los resultados se expresan por 100 gramos de porción comestible

Los españoles estamos creciendo en el consumo diario de frutos secos, el año 2010 nos comíamos unos 10 gramos por persona y día, mientras los grupos de personas veganas varían con un consumo entre 33 y 100 gramos al día. Cada gramo de de frutos secos aporta 6 kcal.

Los adventistas de California, en los individuos que consumen 5 veces o más frutos secos por semana, se observa una reducción de un 51% del riesgo de infarto de miocardio, en relación con el grupo que consume menos de 1 por semana. El consumo de frutos secos, setgún las investigaciones científicas más recientes, actualmente también se asocia con una baja mortalidad total.

Hoy día se considera que una dieta con frutos secos consumidos de forma habitual es aconsejable en sustititución de otros alimentos, fuente de lípidos, con la finalidad de mantener estable el aporte de energía.

Consumo de frutos secos por persona en España en kilos/año/. Datos de 2015 La información es del portal statista

PROXIMAMENTE en ACTUAL FruVeg. En otra información de ACTUAL FruVeg, recogeremos los efectos de los componentes de los frutos secos